lunes, 22 de mayo de 2017

Sólo tienes una oportunidad para atrapar a tu lector

Una de mis frases preferidas, cuya autoría no recuerdo, dice algo así: "No tendrás una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión" (corrijo, ahora sí sé de quién es la frase, me ha chivado Ana González Duque que es de Oscar Wilde). He leído con acierto en más de una ocasión que las partes de la novela más importantes para atrapar al lector son la primera frase, el primer párrafo, la primera página y el primer capítulo. Si consigues que se interese de verdad por todo eso, tienes casi asegurado que continúe leyendo hasta el final.

lunes, 15 de mayo de 2017

Terror en 113 palabras (5/17)

Empezamos esto del terror en 113 palabras por primera vez. Por si no os acordáis, como os comentaba aquí, este reto consiste en construir un texto en el que tenéis que cumplir unos requisitos muy sencillos:

- El texto deberá contener entre 100 y 113 palabras (aunque lo ideal sería 113).

- Debe ser sobre terror.

- Y debe incluir tres palabras sacadas mediante sorteo aleatorio de entre uno de mis posts y de otros dos posts amigos.




Las palabras para este mes son "trama, tiene y bajo", y se han elegido así:

lunes, 8 de mayo de 2017

Todo lo que Passengers me enseñó sobre escribir novela negra

Como lectora y escritora de novela negra sé que la intriga es un elemento clave, pero, ciertamente, también lo es en cualquier otro tipo de historia. Lo que nos engancha como lectores, lo que provoca la necesidad de seguir leyendo es querer saber qué va a pasar a continuación y cómo va a resolverse el conflicto principal.

Así que ahora os pregunto: ¿cuántos hilos son necesarios para tejer una buena tela de intriga? Podéis pensar en los casos de asesinatos, donde están la víctima, el asesino, la policía, y algunos personajes secundarios. Pero después de ver la película Passengers he podido comprobar que con tan sólo dos personajes y un conflicto es suficiente. Os explico cómo.

martes, 2 de mayo de 2017

Detrás de la identidad: Laberinto

Aquí estamos por cuarto mes con este reto que me está dando muchas alegrías gracias a vuestra participación. Sé que en abril no ha habido entrada, a veces cuando no se puede, no se puede, la vida manda. Dije que intentaría que fuese mensual, pero si no pudiese ser, que sepáis que no me olvido del reto, y que el ganador del mismo será el que más puntos tenga de todos los retos que consiga publicar a lo largo de este año.

En primer lugar, gracias a todos, una vez más, por seguir ahí. El ránking de momento sigue así (si alguien nota algún error, que me avise):

- Los que han puntuado en la última entrega:

lunes, 24 de abril de 2017

Terror en 113 palabras

Una idea de bombero es aquella que te asalta sin más y no sabes muy bien cómo va a salir, pero tú te lanzas a la piscina y, ea, a ponerla en marcha. Así lo hice con Detrás de la identidad y El abecedario del terror, y tampoco ha salido tan mal, ¿o qué? Al menos nadie ha huido de mi blog sin mirar atrás, creo :p

Si para el primero me inspiré en el Adivinamos? de mi querida Suguspiña, con el segundo me ha asaltado la idea gracias a dos personas. En primer lugar, R.R. López, en su post ¿Qué libros de terror asustaron a estos 7 escritores?, me recalcó, una vez más, lo mucho que le gustaba mi Abecedario del terror. Y me dije: si es que al final, a parte de escribir novela negra (que me encanta), lo del terror no se me va a dar tan mal (de hecho, quedé segunda en Algeciras Fantástika 2016 con el relato Las últimas notas, y no fue nada fácil dado el nivel que había).

Entonces pensé que yo quería ir un paso más allá y hacer un reto centrado en el terror, para darle visibilidad a un género que no siempre es tan querido como otros. De hecho, hasta que conocí a Excentrya tampoco lo era por mí, y tras descubrir sus artículos, sus libros y sus recomendaciones he tenido que comerme la opinión que tenía antes sobre el género (con patatas, por favor).