martes, 25 de marzo de 2014

El halcón maltés, de Dashiell Hammet

La audaz mezcla de realismo descarnado y sentimientos románticos, habitual en la narrativa de Dashiell Hammett (1894-1961), alcanza en El halcón maltés (1930) su mejor plasmación. Una estatuilla con figura de halcón que los caballeros de la Orden de Malta regalaron al emperador Carlos V en 1530 ha sido objeto, durante más de cuatro siglos, de robos y extravíos. Cuando, tras mil peripecias, llega a la ciudad de San Francisco, un grupo de delincuentes trata de apoderarse de ella, lo que da lugar a conflictos, asesinatos y pasiones esacerbadas. A ello contribuye el detective Sam Spade mediante el empleo de la violencia más cruda y la creación de situaciones arriesgadas e imprevisibles, aunque siempre esclarecedoras. Basada en esta obra John Huston realizó en 1941 una magistral película protagonizada por Humphrey Bogart, Mary Astor y Peter Lorre.

Esta es una reseña que rescato de uno de esos blogs que ya están cerrados y que en abril de 2012 decía así...

Hacía muchísimo tiempo que un libro no conseguía tenerme con el culo pegado a la cama durante cinco horas seguidas para saber su final. Cinco horas de apasionante historia, de intrigas, de querer saber más y de disfrutar de la mejor historia de amor jamás contada. Estos son los libros que me gustan, definitivamente este es mi género, libro negro mezclado con amor, con unos giros fascinantes y finales de los que me encantan.

Tengo que decir que estoy enamorada de Sam Spade, su personaje tiene un desarrollo coherente desde el principio hasta el final, tiene tantos matices y tantos registros que empecé odiándolo nada más leer las primeras frases del libro y terminé la última página en un estado de encandilamiento total.

No voy a hablar de nada más, de ningún suceso, de ningún personaje, porque creo que hacerlo sería privar a los que os animéis a leer este libro de disfrutarlo en todo su esplendor. Sólo os dejo tres comentarios que me parecieron totalmente certeros sobre la personalidad de los seres humanos:

- Comenzamos bien, señor mío -ronroneó el hombre gordo, volviéndose para ofrecer un vaso-. Yo desconfío de un hombre que dice "basta" cuando le están sirviendo de beber, pues si ha de tener cuidado de no beber demasiado, esto indica que no es de fiar cuando lo hace.

- ¡Mejor que mejor! -exclamó el hombre gordo-. Pues no me fío de los hombres callados. Suelen elegir el momento menos indicado para hablar, y dicen cosas poco juiciosas. El hablar es algo que no se puede hacer juiciosamente sin el debido entrenamiento.

- Eso es magnífico, caballero -ronroneó-. Eso es magnífico. Me gusta un hombre que dice francamente que toma en cuenta sus propios intereses. ¿Acaso no lo hacemos todos? No me fío de un hombre que dice que no los tiene en cuenta. Y el que dice la verdad cuando asegura que desprecia sus propios intereses, ése es el que menos confianza me merece, porque es un asno, y un asno que contradice las leyes de la naturaleza.

Lo recomiendo encarecidamente, ¡¡¡animaos a leedlo!!!

martes, 18 de marzo de 2014

Detrás del cristal, de Mayte Esteban

Andrés Gálvez, un joven ejecutivo, lleva meses preparando unas vacaciones en el Caribe con su novia para escapar de los compromisos de las fiestas navideñas, sin sospechar que su vida está a punto de trastocarse por completo.

La situación económica de Ana Iriarte es desesperada. Ha buscado con quién dejar a su bebé esa noche para acudir a un trabajo eventual, pero ni su única amiga, Raquel, puede ofrecerle ayuda, pues también tiene un grave problema: pasa por un mal momento con su marido como consecuencia de los e-mails que está recibiendo de un desconocido.

La desesperación empuja a Ana a cometer una locura que puede costarle muy cara.

Ana ha aprendido a sobrevivir sola, pero esta vez, cuando su existencia se tuerza y su camino se cruce con el de Andrés, ¿se atreverá a vivir?

El libro empieza con un punto de partida nada convencional, así que hasta aproximadamente la mitad me quedé enganchada porque quería saber cómo se iba a solucionar lo que la autora nos plantea al comienzo. A partir de ahí pensé que la historia sería una de las típicas color de rosa y perfectamente previsible, así que me alegré de comprobar de que esto no era exactamente así.

Me gusta que haya reflejado realidad, que trate un tema que nos afecta a todos y que está de actualidad, y que es el que realmente le da título a la novela. Me gusta que el libro sea fiel a cómo suceden las cosas y no nos venda la típica historia edulcorada que suele verse en algunas películas en televisión.

Además es una historia sencilla de leer que me duró exactamente cuatro horas y media porque desde la primera frase tenía ganas de terminarlo, y de terminarlo ya, porque me quedé totalmente enganchada.

Hace como un año más o menos (no lo recuerdo bien) Mayte Esteban me envió al e-mail "Su chico de alquiler" para que lo reseñara y así darse a conocer. Sin duda una buena estrategia, pues ese regalo sirvió para que desde aquel momento tuviese ganas de leer sus libros. Y después de leer este puedo deciros que no me ha defraudado, al contrario, me quedo con ganas de más.

Os recomiendo "Detrás del cristal" si queréis pasar una tarde entretenida, porque con lo interesante que se pone desde el principio, si disponéis de tiempo no os va a durar mucho más. Y para ir abriendo boca aquí os dejo las frases que más me gustaron:

- Era algo extraño, una sensación difícil de explicar, pero hacía tiempo que notaba que en su vida había algo que no iba del todo bien. No sabía de qué se trataba porque solo era una sensación. Como cuando vas a decir algo y de repente te das cuenta de que lo has olvidado.

- Los sueños son el mejor refugio del alma cuando no queda otro escondite.

- No se puede empezar un puzle si tienes encima de la mesa piezas sueltas de otro que te ha sido imposible completar.

- La conexión entre dos personas no es cuestión de tiempo si no de piel.

- Las oportunidades, lo bueno de la vida, hay que perseguirlo cuando llega. Si dejamos que escape, tal vez nunca más se presenten frente a nuestros ojos.

- Qué absurdos somo a veces... el amor nos pone una venda y somos capaces de confundir el cielo con el infierno...

- Está permitido equivocarse. Lo cobarde es no intentarlo.

martes, 11 de marzo de 2014

Comenzar de nuevo

Hola a todos. Como veréis el blog está vacío, ¡vacío!!! Oh my god, vacíoooo. Dramas a parte, lo he vaciado yo...

La historia se remonta allá por 1987 cuando una pequeña niña... No, esperad, no tan atrás.

Hace ya casi tres años decidí cerrar el blog por motivos que no vienen a cuento y tomarme un respiro. Pero aquí estoy de nuevo, para encontrar qué es lo que quiero escribir, tanto en el blog, como en otros campos (ya os iré informando...).

Empezaré con las reseñas de los mejores libros que he leído en esta temporada de ausencia, y de ahí, parafraseando al juguete astronauta: "Hasta el infinito y más allá".

Espero que me acompañéis en el camino hasta que encuentre la dirección correcta. Por aquí nos vemos!