viernes, 14 de marzo de 2014

Lo que encontré bajo el sofá, de Eloy Moreno

¿Qué ocurre al mover un sofá? ¿Y al mover una vida? Quizás en ambos casos encuentres algo parecido: objetos -o personas- que ya habías olvidado, un calcetín que se quedó sin pareja o una pareja que se quedó a la espera, esquirlas de otra vida... O uno de esos secretos que creías enterrado para siempre y que te obliga a pronunciar la frase que lo cambia todo: "Tenemos que hablar".

¿Y si movemos una sociedad? Entonces uno se da cuenta de que vive en un lugar con demasiados gusanos para tan poca mazana. pero también un lugar donde, al observarnos, descubrimos que somos los primeros en hacer aquello que tanto criticamos.

Y hasta aquí puedo leer. Porque esta es una novela de secretos, y no voy a desvelarlos yo ahora.

Quizás esperabas que contara algo más, pero hagamos una cosa. Piensa en uno de esos momentos en los que alguien te dio una sorpresa que consiguió emocionarte. ¿Verdad que está bien que nos sorprendan de vez en cuando?

No tengas miedo a comenzar una novela sin resumen, sin saber qué puede ocurrir, desconociendo hasta qué punto te vas a encontrar en ella.


Parece ser que es norma de Eloy Moreno no contar en la contraportada de sus libros de qué tratan exactamente, así que siento que no tengo yo el derecho a hacerlo. De todas formas no hace falta, leer "Lo que encontré bajo el sofá" es suficiente para ponerme con "El bolígrafo del gel verde" sin preguntar.

Dicen que los buenos libros te llegan en el momento adecuado y este ha venido a mí para recordarme que lo que vivió la niña que se encuentra la protagonista a mí también me pasó, aunque por suerte en menor medida. Es curioso como la mente bloquea ciertos recuerdos para dejarlos salir a la luz el día que parece que tienen menos importancia.

Esta novela me ha gustado mucho, los temas que trata son de rabiosa actualidad, y creo incluso que podría leerse dentro de unos años para comprender cómo nos sentimos todos ahora mismo.

Me gusta que muestre el espectro de caras y sentimientos de un mismo personaje, pues soy de la opinión de que, en general, nada es blanco o negro, no somos buenos o malos, sino que nos movemos en una escala de grises que tiene interés explorar.

Me ha llamado mucho la atención el estilo de redacción: Me recuerda a "La verdad sobre el caso Savolta", de Eduardo Mendoza, porque cuenta varias historias que están conectadas, pero las va contando por separado, lo que te deja apreciar la trama global, solo que en este caso es muy sencillo de leer, el hilo conductor no se pierde en ningún momento.

También me recuerda a "Crónica de una muerte anunciada", de Gabriel García Márquez, en el sentido de que anuncia cosas antes de que pasen, dejándote en vilo y haciendo que quieras leer más para saber cómo los personajes han llegado a ese momento.

Y se agradece que sea como "La cúpula", de Stephen King, en el sentido de que describe las cosas de manera tal que parece que estás viendo una película. Sin duda ponerte tan bien en situación es lo que hace que podamos apreciar el libro en toda su magnitud.

Me ha parecido increíble que vayas pensando todo el libro que sabes lo que pasa, y aunque efectivamente así es, llegas al último párrafo de la última página y te das cuenta de que eso era lo que te faltaba para completar el puzzle.

Sin duda os recomiendo su lectura. Y, como ya sabéis, para mí todo buen libro debe tener buenas frases que se me queden grabadas; y "Lo que encontré bajo el sofá" no ha sido la excepción. Ahí van:

- Aún así, cierra los ojos: hay demasiada distancia entre la ley y la justicia.

- Quizás eran aquellas tonterías las que echaba de menos, porque con el tiempo me he dado cuenta de que, más que el amor, es la risa lo que une a dos personas.

- Y es que, a veces, con los ojos abiertos, nos perdemos demasiadas cosas.

- Era, desde luego, una lucha desigual, pues nadie mejor que uno mismo para clavar la punta de la culpa en la parte más delicada del alma.

- Intenté mejorar un matrimonio a base de hijos y eso es como mejorar la felicidad a base de dinero, nunca funciona.

- La felicidad a destiempo no lo es tanto, porque la felicidad, hija mía, también tiene su momento.

- Siempre, nunca, qué palabras tan inútiles.

- A un político jamás hay que llamarle de usted, pues en el mejor de los casos es un trabajador a tus órdenes, y en el peor, un delincuente.

- Tuvieron que trascurrir unos días más para conseguir entenderlo, y es que toda realidad tiene dos caras. El problema es que nos suele bastar con conocer una.

- En realidad -continuó-, muchas veces nos pasa eso, lo que nos paraliza no es que ocurra algo, sino el miedo a que pueda ocurrir.

- Al igual que tener un piano no te convierte en pianista, tener un hijo no te convierte en padre.

- Me di cuenta de lo bonito que es el silencio cuando tienes con quien compartirlo.

- Mi padre la quería con locura, lo era todo para él, la adoraba... pero cada vez le dedicaba menos tiempo.

- ¿Quién decide lo que dura un recuerdo?

28 comentarios:

  1. Pues yo lo leí hace cosa de un mes. Es un libro..... no sé.
    Es predecible. O al menos me lo pareció.
    Pero tiene algo que te engancha desde la página 1. Fue un fin de semana de tirón, con el móvil, en casa, en la calle...hasta terminarlo.
    Y es bonito. Y triste. Y más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó igual, pasé de la siesta varios días solo para leerlo. Biquiños!

      Eliminar
    2. madre mía!!! dejaste la siesta por este libro?? jajjaja.. no necesito saber más! a por él que voy, ya te contaré!

      Eliminar
    3. Síii, es que estaba enganchadísima y esa semana no tenía tiempo de leer, así que lo saqué de debajo de las piedras xd! Biquiños!

      Eliminar
  2. Mira que yo me resisto a este autor y no sé por qué. Seguiré teniéndolo ahí en mi limbo lector particular, hasta que le meta mano de una vez y pueda opinar con conocimiento de causa.

    Besos!

    PD: encantada con tu nuevos posts. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo por las frases ya merece la pena, anímate a leerlo. Biquiños!

      Eliminar
  3. Me encantan las reseñas de libros, es un aliciente añadido a la hora de comprarlo, lo malo es que no se puede comprar todo lo que se recomienda, ni hay dinero ni espacio. Estoy harta de decir que quiero un e-book, oye, pero nadie me escucha, el mes próximo es mi cumple, me voy a dedicar a poner carteles por toda la casa......"ES MI CUMPLE, QUIERO UN E-BOOK" "ES MI CUMPLE...QUIERO UN E-BOOK"....¿Tu crees que se darán por aludidas?, jajajaja.

    Mandi, sigo sin poder hacerme seguidora del blog, el pobre debe tener algún problema porque me dice que no puede atenderme en ese momento, que lo intente más tarde. jajaja.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que no puede comprarse todo lo que se quiere, pero los ebooks lo ponen fácil. Grítalo si hace falta, yo espero comprarme uno pronto. Lo de hacerse seguidor, como te decía, es problema de google, pasa en todos los blogs, a ver si lo arreglan. Biquiños!

      Eliminar
    2. He descubierto cómo hacerte seguidor sin que de el error. En tu propia página de blogger (la de cada uno), Bajo Lista de Lectura, hay un botón que pone Añadir. Ahí pegas la dire del blog, y ya. ;D
      Ya estoy dentro, que diría Neo.
      Besos

      Eliminar
    3. Gracias!!! De todas formas si no se arregla quito el cuadro y ale, total... Yo sé que me queréis igual :P Biquiños!

      Eliminar
  4. Desde que me dijiste lo que me djiste ayer, aunándo que ya llevo tiempo con ganas de devorar sus letras, Eloy Moreno ya se ha metido debajo de mi sofá esperando a que me lo lea pronto.

    Por si no lo has pillado ahí te he dejado tres indirectas.

    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus indirectas son muy directas jajaja. Gracias por tus palabras David. Biquiños!

      Eliminar
  5. Vaya! pinta bien desde luego. Buenas frases, muy interesantes. Me quedo con ésta: "En realidad -continuó-, muchas veces nos pasa eso, lo que nos paraliza no es que ocurra algo, sino el miedo a que pueda ocurrir." que cierta es.

    Me ha gustado mucho también la de la risa y el amor, también encierra mucha verdad.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy especialmente de acuerdo con esas dos que has escogido, al final lo que hace que los días valgan la pena son esas cosas sencillas. Biquiños!

      Eliminar
  6. Con la fusión de autores geniales a los que dices que se parece, voy a tener que leérmelo sí o sí y eso que Eloy no es santo de mi devoción, pero, ea, me lo bajo al e-book y lo leo, ya te cuento.
    Sigo sin poder seguirte, ya cambiará esto cuando al sr.blogger le de la gana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sr. blogger es tonto pero eso ya lo sabíamos. Pues si te animas cuéntame qué tal vale? Biquiños!

      Eliminar
  7. Oye pues yo aún no me he estrenado con este hombre. Confieso que "El bolígrafo del gel verde" no me terminaba de llamar en cuanto a temática, aunque este sí que tiene más papeletas. Además haces un par de referencias que me llaman la atención.

    Bajo el sofá es donde voy a tener que poner yo el libro para meterlo en casa, porque cualquier día me comen :P

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El bolígrafo aún no lo he empezado, pero lo tengo en casa. Está claro que yo también tengo que comprarme un ebook, porque como siga así mi madre me echa xd! Biquiños!

      Eliminar
  8. La verdad es que temía que fuera un poco novela de autoayuda por la selección de citas que veía por las redes, pero ya estoy viendo que no, la leeré, le daré una oportunidad. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de autoayuda no tiene nada, yo tampoco las soporto, pero con esta no tengas miedo, dale una oportunidad. Biquiños!

      Eliminar
  9. Me acaba de llegar hoy a casita y me parece que no voy a tardar mucho en ponerme con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuéntame, cuéntame, a ver qué te parece. Siempre me gusta saber otras opiniones de los libros que leo y comparar. Biquiños!

      Eliminar
  10. Tengo que leerlo sí o sí. Y más desde que Eloy me sigue en Twitter. Qué chico más majo... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy majo y sencillo, que a mí no me gusta nada la gente que va de diva. Biquiños!

      Eliminar
  11. Tengo el del gel verde mirandome
    a los ojos desde el estante...
    pero me estoy haciendo el duro
    y el interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo también, pero no me lo hago, es que no tengo tiempo. Espero que caiga pronto. Biquiños!

      Eliminar
  12. Sabía que te gustaría! :-) Tienes razón en que se parece en su forma, en cierto modo, a "Crónica de una muerte anunciada", no lo había pensado.
    ¿No te encanta el protagonista? A mí sí. Sobre todo me gusta que casi todos los personajes tienen sus imperfecciones, sus lados oscuros... :-)
    Ahora me pongo seria ¿te pasó algo parecido a la historia de la niña? Ufff
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sí, porque empieza pintándolo fatal y resulta que ni tanto ni tan calvo, de hecho al final es el mejor, el que más coherente es con sus principios y el que le echa más huevos. Lo de la niña, no hasta ese punto, pero encerrarme en el baño y cosas así, sí que lo viví una temporada, hasta que mi madre y el cole le pusieron remedio. Fíjate tú que nunca había pensado en eso, supongo que hay cosas que es mejor no recordar; o sí, para no permitir que vuelvan a pasar. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.