viernes, 11 de abril de 2014

Una historia, una frase (III): El matrimonio

- Qué va, qué va. Hace muchos años de eso, éramos jóvenes, antes si no te casabas no podías fornicar con libertad ni... Va, va, va, vaaaaa, gooooooooooooooooooooooooooooool!!! ¡Chúpate esa Isidro!

* Ay Servando, ahora remontamos ya verás. Volviendo al tema... ¿No ves que lo hace por tu bien? Tu mujer lo único que quiere es cumplir con lo que te ha dicho el médico, además la comida con mucha sal no le va bien a casi nadie.

- Yo no sabía que esto iba a ser así cuando me casé, llevamos 53 años juntos y siempre me ha mandado. Pero claro, en aquellos tiempos era una locura que un hombre soltero se hiciera una casa solo, menudo mote me quedaría. Cuando la idea me rondaba por la cabeza ya pensaba en el poema que me cantarían a mis espaldas: "Solterón, cuarentón, qué suerte tienes cabrón".

* Pero si tenéis una casa preciosa Servando, incluso ahora puedes poner a remojo los pies en la piscina que le habéis metido.

- Calla Isidro, calla, cosas de la niña que ve muchos programas de casas.

* ¿Pero qué niña, si tiene 45 años y ya te ha dado nietos?

- Niña al fin y al cabo, que aún anda saltando de un lado para otro mientras me hace ese pastel de chocolate con nueces que tanto me gusta, igual que cuando tenía 15. El caso es que yo no tenía fincas grandes, la de donde tenemos la casa era del padre de Amadora, que se la dio cuando nos casamos. Ay si fueran otros tiempos no sé yo si me casaría. Mira que no cambiaría a mi niña por nada del mundo, pero es que Amadora se alía con el médico y me hace la vida imposible.

* Eres un quejica Servando, un verdadero quejica. Yo llevo 51 años casado y no tengo nada malo que decir, salvo las cosas cotidianas, que  realmente no tienen importancia.

- Es que te faltan los dos años que llevo yo más que tú. Y además tú no comes sin sal, ¡así cualquiera!

* Ya me tocará ya, que la edad no perdona y... ¡¡¡Ole, ole y olé!!! Ahí va el empate Servando, esto lo remontamos, que los vuestros tienen las piernas muy flacas, si es que así no se puede...

Cuando aún el encuentro entre visitante y visitado no había terminado, Fernando se abstrajo en sus propios pensamientos imaginándose cómo habría sido la vida de esos dos ancianos que veían el partido tan emocionados como cualquier chico de 20. No podía ver cuál sería el resultado final para los dos equipos o llegaría tarde a la prueba del traje de su boda. ¿Acabaría él quejándose tanto como esos septuagenarios? Con el ritmo de vida que llevaba suerte tendría si llegaba a su edad. Por lo menos él no se veía en la situación de Servando, si algo había aprendido de su padre era aquella frase que nunca se le olvidaba:

"No te cases por el dinero; puedes conseguir un préstamo más barato".

17 comentarios:

  1. La frase de hoy es un proverbio escocés que he visto en el blog de Chema (http://bitacorademacondo.blogspot.com.es/). Tiene una sección de citas, en la que ya recopila 550, y de las que me da voy a sacar muchas que me van a servir de inspiración. Os animo a que os paséis por su blog si todavía no lo conocéis. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el macondico mola!!!!!! me alegra de que te de tanta buena inspiración, porque vaya historias más espléndidas que hay por este nuevo rincón.

      es una pasada. me gusta. porque los he visto en el sofá. tranquilamente, y eso de ver lo que leo.. significa que la historia me engancha.

      me ha gustado mucho. como todo hasta ahora. a mí esta sección me encanta.
      un besico

      Eliminar
  2. Por esa misma, tampoco hay que echarse novia. Si lo que quieres es sexo, irse a ver a las "señoritas de pestaña suelta" sale mucho mejor, y te ahorras muchos quebraderos de cabeza (de muchos tipos).
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que lo dices tú :)

      Eso dice un amigo mío, que la diferencia entre irte de señoritas de costumbres relajadas y emparejarte es que las primeras salen más baratas.

      Eliminar
    2. El fondo de la historia queridos, es que a pesar de quejarse, este hombre no querría vivir sin su mujer, así que tan mala no puede ser, si hace las cosas por su bien!!! :) Biquiños a los dos!

      Eliminar
  3. Casa
    Casarse
    Casamentera
    Casimiro
    Para pegarse un tiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, rimar rima Toro, pero no sé eh? Como que no acabo de verlo jajaja. Biquiños!

      Eliminar
  4. Muy chulo el relato. Lo leí esta mañana y me dejaste asombrado de los matices que él dejas reflejados con un par de frases y certeras palabras.

    Hay que ver cuanto puede dar una frase de casamenteras XD

    biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo esa conversación seguro que la hemos escuchado todos de boca de alguien. Biquiños!

      Eliminar
  5. Jajaja, pero cómo mola la frase!!

    En una conversación parecida creo que nos vemos todos un poco si nos imaginamos con esa edad.

    Aunque confieso que yo de momento con lo del préstamo me conformo, no nos vamos a engañar.

    Biquiños! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo individualistas que nos estamos volviendo los de nuestras generaciones no sé yo si llegaremos a esa edad casados. Biquiños!

      Eliminar
  6. Mucha queja, mucha queja y luego no saben vivir sin ellas. Estos hombres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, eso es justo lo que le pasa :) Biquiños Inma!

      Eliminar
  7. Mandarica, es imperdonable que yo no haya comentado jamás tus post. Te juro que creí que te tenía en mi lista de blogs... ufff que verguenza verdad, pero aquí rectifico mi error y mi falta de gratitud, para quien siempre comenta mis escritos.

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Carlos, pero si no me parece mal!!! Somos tantos en la bloggesfera que a veces se nos pasan cosas, o no tenemos tiempo, o hay días que no tenemos ganas. Esto es un pasatiempo, no una obligación. Aún hoy leí un comentario tuyo en tu blog cuando Ana C. te decía que la entrada no le había gustado, que preferías que entrara a comentarte eso a la gente que entra para el "te sigo, me sigues". Yo si voy a tu blog es porque me gusta lo que escribes, sin compromiso :)

      También te diré que estuve haciendo cambios en los blogs y que por fin he terminado (eso espero), y me quedo con este (que lo he abierto hace poco) y que es para reseñas y textos que voy haciendo; y este otro: http://mejorseraquecorras.blogspot.com.es Que es para cuando se me va la pinza. Te invito a que te pases a ver la entrada de "The walking rotonda", dentro de la sección "mi obra de arte preferida", donde analizo obras de arte que no me parecen tal, seguro que después de leerlo se te ocurre alguna que hayas visto.

      Gracias por el comentario. Biquiños!

      Eliminar
    2. lo peor es que yo creía que te tenía... confusion entre Mandarica, Dolega, la boticaria, yeste en fin ya está soucionado y gracias por la comprensión.
      besos
      carlos

      Eliminar
    3. Es que estamos en las Tontás y claro, nos mezclamos y así no se puede ;) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.