martes, 3 de junio de 2014

La confesión de Constanza, de Cristophe Paul

Constanza es una mujer devota y sumisa, atrapada en un entorno burgués. Su vida le parece perfecta hasta que una primavera más excitante y perturbadora de lo habitual hace que sucumba a una metamorfosis que la arrastra a una rebelión incontrolable.

Rodada en Nápoles y Roma bajo la sombra maléfica de la Camorra, el autor ahonda en la opresión de una sociedad machista en la que todo parece superficialmente correcto, en el dinero fácil de los traficantes de droga, los negocios sucios, la corrupción y los lazos internacionales de las diversas organizaciones.

Al empezar a leer el libro puede darnos la impresión de que nos encontramos con una novela solo sobre la mafia italiana, con una novela romántica, o con una mezcla de ambas. Pero para mí ha sido mucho más que eso.


La protagonista de esta historia es una mujer que me ha caído mal desde el principio, Constanza es una pusilánime controlada primero por su padre y después por su marido, a la que hasta su mejor amiga engaña y oculta secretos importantes. En más de una ocasión dan ganas de abofetearla para que espabile.

Sin embargo, a lo largo de la historia vamos viendo su evolución y asistimos a una serie de acontecimientos que consiguen que a esta mujer se le vaya cayendo la venda de los ojos, y no solo eso, sino que además vemos como por fin coge las riendas de su situación y toma parte activa en los acontecimientos, dejando por fin de ver su propia vida desde la platea.

Si bien es cierto que la trama principal gira en torno a la mafia napolitana y a una investigación policial que intenta derrocarla, para mí lo más interesante ha sido ver la evolución del personaje principal, no solo en relación a estos hechos sino incluso a detalles que a pesar de parecer triviales se vuelven importantes de la forma más inesperada.

Y el final para mí ha sido el culmen perfecto a esta historia, se ha ceñido a una realidad posible, huyendo de los finales edulcorados y dejando a cada personaje en una situación acorde con su evolución durante la historia.

Una historia que me ha tenido enganchada hasta las cinco de la madrugada de un sábado en mi opinión merece ser recomendada, así que, que menos que agradecer al autor por haberme dedicado este ejemplar, y a Lennon (como encargado de dar a conocer la obra de Crhistophe Paul) por ofrecerme el libro de manera gratuita para reseñar.



Y para terminar aquí os traslado unas frases que seguro que os gustarán:

- No creía en la suerte ni en el destino, sino en el trabajo y el esfuerzo.

- Cuántas mujeres sueñan con una vida de lujo al lado de un príncipe azul rico y poderoso. Pero todo tiene un precio...

- Era guapa, tenía rasgos perfectos, suaves a la vez que duros, pero lo que la hacía especial era lo que emanaba de su interior.

- Recuerda que vivimos en un mundo de hombres hecho para los hombres.

7 comentarios:

  1. Solo puedo decir WOW por esa dedicatoria.
    Me alegro mucho por ti, Queridiña! :D
    Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Qué pedazo dedicatoria :)

    Las frases, que no, que la primera es mentira, la vida depende de la actitud si, pero también de la aptitud y de la suerte, reducir el éxito en la vida a una sola circunstancia es una simpleza.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Pinta muy bien el libro!!! Me lo apunto aunque a mí no me lo dedicarán. Snif... Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Anda, pues esta creo que no la conocía.

    De Christophe tengo "El ladrón de céntimos" en el Kindle, que creo que me llama un poco más.

    Cómo molan esas dedicatorias personalizadas, ¿verdad? :)

    Besines!

    ResponderEliminar
  5. Meg de Cazando Estrellas dijo: "Todavía no he leído nada de él, aunque tengo el ladrón de céntimos. Qué gustazo cuando se disfruta un libro así y qué detalle el del autor. Un beso!! PD:". Querida Meg, este comentario lo publico así porque no quiero que tu post-data se vea en los comentarios, no vaya a ser que la lea quien no debe, tú ya me entiendes. ¿Tienes que terminar tú para que empiece la otra parte? ¿O cómo va esto? Muchas gracias guapa!

    ResponderEliminar
  6. Es ideal para leer comiendo spaguettis.

    Ciao Cara.

    ResponderEliminar
  7. Ganas de leerlo me has dado. Cuando leí tu tuit sobre que te habías quedado hasta tan tarde leyéndolo, incluso lo busqué para tener una idea de qué iba. Qué chula la dedicatoria.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.