martes, 9 de diciembre de 2014

Asquerosamente sano, de Jorge Romera

Jorjune es un tipo de mediana edad solitario y taciturno, atiborrado de fobias y neurosis. Antaño un joven dinámico, musculoso y mujeriego, un buen día decide hacerse vegetariano, filósofo y corredor de fondo.

Tras dos décadas de una dieta a base de copos de avena crudos, zanahorias y yogures desnatados, lecturas desordenadas, abstinencia sexual y conductas compulsivas que harían salivar de placer y envidia al mismísimo Woody Allen, Jorjune sufre un accidente en mitad de uno de sus entrenamientos. En ese momento su vida dará un giro copernicano y la pregunta “¿puede alguien como yo, con cuarenta y dos años, volver a ser el que era?”, comenzará a martillear las caóticas neuronas de su cerebro con la insistencia del polluelo rompiendo el cascarón que le protege pero le separa de la vida real. Y es posible que Pascal tuviese razón cuando dijo aquello de que todas las desgracias humanas provenían de nuestra incapacidad para permanecer solos en nuestra habitación, pero…, qué aburrimiento, ¿no? Escuálido, tímido como un ratón, en el paro y desahuciado por los pocos que lo conocen (“¿Ligar, tú? Pero si te has pasado veinte años fuera de circulación. Estás en el límite de la edad. Has perdido el último tren”. “Incluso un muerto puede levantarse y andar con la debida motivación –recuerden a Lázaro- pero a mis cuarenta y dos años yo ya estaba acabado”), Jorjune se propone curarse a sí mismo y conocer mujeres, en el sentido bíblico de la expresión, preferiblemente. Internet será la vía por la que se introducirá en el universo femenino, un camino empedrado de citas a ciegas, perfiles falseados, reveses variopintos, tropezones legendarios y aventuras tan surrealistas como la vida misma. Y, lo crean o no, esto que están a punto de leer está basado en una historia real.


Hoy os traigo al blog una novedad; un libro que, si las cuentas no me fallan, no hace ni un mes que se ha publicado y ya ha agotado los ejemplares que la editorial Queimada Ediciones se reservaba para la venta directa (aunque aún podéis comprarlo en los distribuidores autorizados).

Asquerosamente sano nos trae la historia de un tío con muchas manías cuya vida da un giro en dos ocasiones: la primera para llevar una existencia tranquila y apacible, y la segunda para recuperar el tiempo perdido. Es en este segundo tramo donde se centra el libro contándonos el desarrollo de un personaje que se sale de lo común.

La novela está llena de sarcasmo, de comparaciones que te sacan una sonrisa en cada página, está impregnada por el personal estilo del autor que te coge de la mano para no soltarte a lo largo de la historia. Lees las primeras líneas y la forma de narrar de Jorge Romera te llama la atención y no te da un respiro hasta que acabas. Hay que estar atento porque sus líneas están plagadas de muchísimas cosas buenas que no querrás dejar escapar. Además, y como complemento perfecto, ilustran esta historia un sinfín de comparaciones literarias que harán las delicias de cualquier ávido lector.

Por la sinopsis puede parecer surrealista, pero yo veo una historia plausible y llena de humor con un final que descoloca, igual que todo lo que va apareciendo a medida que la trama avanza. Os animo a leer el libro y a pasaros por el blog del autor, pues solo con su post de promoción de la novela crea otra historia con vida propia que es el vivo ejemplo de su savoir faire a la hora de escribir.

Y para terminar, algunas frases con las que me quedo:

- Y descubrí que la soledad es menos solitaria con un libro entre las manos.

- ¿Nosotros seríamos nosotros sin el recuerdo?

- Un viaje de mil kilómetros comienza por el primer paso.

- A veces la historias más complejas comienzan de la manera más simple.

- Nunca subestimen el peso de la química: ¿sabían que un simple déficit de B-12 puede producir sentimiento de culpa?

- ¿Hemos prendido realmente la lección cuando nos jactamos de que realmente hemos aprendido la lección? A mí me da que no.

- Cuando uno se pregunta por su felicidad es que ya no es feliz, o eso dicen.

- Lo que dice un loco no tiene por qué ser necesariamente una locura.

- En cualquier caso aprendí una lección valiosa: piensa siempre antes de tomar una decisión. Sí, pero tampoco te pases. No vale la pena.

14 comentarios:

  1. ¿A que no me equivocaba recomendando ciegamente su lectura?

    Y tú, como siempre, pones el broche de oro a todo libro que pasa por tus manos.

    Chapeau, Mandi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que tú te equivoques recomendando una lectura se acaba el mundo. Me ha gustado mucho, de verdad. Biquiños!

      Eliminar
  2. Qué ganitas me están dando de leerlo... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ea, ponte las pilas que se te están acumulando muchos. Biquiños!

      Eliminar
  3. Después de leer la reseña tres veces no he visto por ningún lado la expresión "joya de la literatura", y esto me ha dolido. Uno tiene su sensibilidad.
    Una aclaración (copio y pego):"...está impregnada por el personal estilo del autor que te coge de la mano para no soltarte a lo largo de la historia". A ver, solo cojo de la mano a las lectoras, no a los lectores masculinos, que la novela está cuajada de escenas de sexo explícito. No vayamos a confundirnos.
    Me ha encantado esa selección de frases extraídas del texto. Quizá yo habría colocado algunas más, pero tampoco era cuestión de copiar y pegar aquí la novela entera...Que el lector se rasque el bolsillo, ¿o no?
    Por lo demás una reseña preciosa, como su autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco tan explícito, se lleva bien. Las frases son brutales, genialísimas, como el autor ;) Biquiños!

      Eliminar
  4. Si en otra vida me dedico a escribir, te buscaré para que seas mi publicista. ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que a mí no me hace caso nadie, ya os lo tengo dicho. Biquiños!

      Eliminar
  5. Al final seré la última en leerla, ya verás. Hace una semana que la pedí y aquí estoy esperando que el cartero llame dos veces o las que haga falta, y nada...y mira que le tengo ganas.
    Me he quedado a cuadros con lo de la vitamina B-12, debo andar bajo mínimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que te ha llegado hoy, así que ya me contarás... Biquiños!

      Eliminar
  6. Con tan poco tiempo que tengo, no doy abasto para la lectura de libros de blogueros... pero se leerá, sin duda se leerá.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo mejor, leer libros bloggeros, hace especial ilusión, ¿a que sí? Biquiños!

      Eliminar
  7. ¡Qué bueno!
    ¡GANAZAS de leerlo!

    ¡biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intento, haceros las ganas (si es que sois unos locos y aún no las tenéis). Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.