jueves, 10 de diciembre de 2015

El manuscrito hecho en un mes que acabó siendo una gran novela de terror

Si hay alguien que ha conseguido reconciliarme con la literatura de terror hasta el punto de que, en la actulidad, me apasiona y se ha vuelto un género tan imprescindible en mi vida lectora como la novela negra, ese es Jaume Vicent. Este redactor y copywriter es, sobre todo, un escritor de este género que apunta maneras. Ya hablé de de él cuando reseñé Viejas huellas, un Penny Dreadful que nos permite darle un mordisco a su primera novela: "Blackwood: piel y huesos".

La novela todavía no la tengo entre mis manos, pero me llegará pronto. Le tengo ganas desde que leí aquella historia corta que me enganchó de principio a fin, por eso estoy muy contenta de que la historia entera haya salido ya a la venta en forma de novela. Así que, mientras no tengo el placer de poder hablar de ella más en profundidad, he invitado a Jaume a que viniese al blog y me contase alguna primicia de este libro, y me ha dicho cosas muy interesantes. Os dejo con él:

-------------------------

Llevo mucho tiempo hablando con Cris, los dos nos mandamos mensajes privados a través de Twitter y no paramos de preguntarnos: ¿Ya sabes algo de tu libro? La tónica general era no saber nada o saber poco, respuestas generales en la línea de: “Bueno está en marcha”, “Está en proceso de edición” o la típica “Ya falta poco”.

Uno de esos días resulta que mi respuesta fue: Creo que la semana que viene ya estará, lo que supuso un cambio en la dinámica de nuestras conversaciones. Uno agradable, supongo, al menos lo fue para mí.

Cris me pidió entonces que escribiese un artículo para Detrás de la pistola… a lo que yo accedí encantado. Luego me metí de nuevo en mis cosas, vino el puente y el día en que se lo tenía que entregar ni me acordaba. Así que aquí estoy, haciendo las cosas a última hora, como casi todo lo que hago en mi vida.

El lunes contaba en mi blog como Blackwood: Piel y Huesos, mi novela era una promesa que le hice a un niño hace mucho tiempo. Yo soy ese niño y, por suerte, he podido verla cumplida. Pero, ¿cómo llegué a hacerlo? Pues del mismo modo que con este artículo, lo hice llegando tarde…



Blackwood nació como un proyecto para un concurso literario. Llevaba bastante tiempo escribiendo, sobre todo en cuadernos, había escrito algunos relatos (la mayoría flojos) y tenía terminada una novela, que a día de hoy sigue esperando a que la revise. Pero la literatura y la escritura todavía no eran una preferencia en mi vida, simplemente me gustaba escribir y leer, disfrutaba haciéndolo.

En aquel momento me planteé participar en ese concurso, debía presentar una novela con un mínimo de 50.000 palabras, ya lo había hecho antes así que pensé que sería capaz de hacerlo de nuevo. El único problema es que llegaba tarde, descubrí ese concurso a falta de un mes para que terminase el plazo.

Por aquel entonces (estoy hablando de hace unos cuatro años) estaba en paro y comenzaba a pensar que “valía para poco” así que escribir Hambriento (así es como se llamaba Blackwood) fue para mí un reto personal, una forma de demostrarme que no todo termina con la crisis, que hay vida después del trabajo y que perderlo no te convierte en un paria.

Por entonces todavía no estaba acostumbrado a escribir (al menos no tanto como ahora) y tampoco sabía lo que sé ahora, pero recuerdo aquella extraña experiencia con mucho cariño, era la segunda vez en mi vida que me sentaba y dejaba que otras personas (mis personajes) tomasen las riendas y contaran ellos su historia.

Al final fue mucho más sencillo de lo que pensaba, incluso terminé dentro del plazo de tiempo, como era novato y no tenía mucha idea de cómo funcionaba el mundo editorial envié el manuscrito sin revisar ni corregir al concurso. Supongo que no me importaba ganar, lo importante había sido demostrarme que podía hacerlo, que podía terminar algo.

Durante mucho tiempo no volví a abrir aquel archivo, hasta que un día mi pareja, me preguntó por él. Le dije que estaba por ahí, olvidado, a lo que ella me dijo: “tienes que retomarlo, me encantaba”. A mi pareja le encanta esa historia, incluso tuvo una pesadilla con el protagonista.

Le hice caso; la exhumé, me pusé la bata de forense y me puse a diseccionar, abrir, quitar y rebuscar. Una vez localizados los síntomas de su posible defunción comencé la parte más complicada, la que más trabajo me dio: corregir y reescribir.

Del manuscrito original, aquel pequeño bastardo de 200 páginas, queda muy poco: la ambientación, el pueblo y el monstruo. El resto es todo nuevo, conforme avanzaba en la corrección se me fueron ocurriendo nuevas ideas, nuevos personajes, incluso una historia paralela que acaba confluyendo y mezclándose con la principal. Fue un trabajo duro ese de tachar, cortar y seccionar algunas partes pero disfruté creando nuevos personajes y fue genial tener la oportunidad de cambiar por completo la historia desde el principio.

Sin embargo, llegó un momento en el que, cada vez que releía la obra, me encontraba con la necesidad de cambiar algo, de introducir un nuevo personaje, una nueva escena… En ese momento tuve muy claro que tenía que parar, necesitaba dejarlo; yo ya no era objetivo, necesitaba una segunda opinión.

Les mandé el manuscrito a los chicos de Pulpture y lo que recibí fue mucho más de lo que esperaba: estaban ilusionados, les encantaba y les parecía genial poder estrenar su línea “Fóbia” con una novela grande como esta.

El resto fue coser y cantar, ellos los revisaron (oooootra vez), yo trabajé con sus correcciones y revisiones (again and again) y, por fin, quedó lo que tenéis entre manos: una novela de terror de 300 páginas. Una obra de terror atmosférico con ritmo y unos personajes sencillos y creíbles, tipos que tienen los mismos problemas que tú y que yo, pero que se han visto de cara con el horror de algo que no entienden.

En ella reconocerás mis influencias más cercanas como Stephen King o Lovecraft, pero también te encontrarás con el ritmo de películas como La Cosa de Carpenter. Blackwood: Piel y Huesos es una novela de terror para los amantes de terror. Ni más ni menos.

-------------------------

Como veis, la relación escritor - novela siempre es larga y, en este caso, ha sido también fructífera. En la imagen que os he dejado más arriba se puede apreciar Viejas huellas (aquella historia corta que podéis leer por tan sólo 50 céntimos), la propia novela (que podéis comprar aquí) y un par de regalitos que obtendréis si compráis la novela (un marcapáginas de edición limitada y otro relato corto totalmente gratuito que nos cuenta más cosas sobre la historia en la que está basada el libro).

Si vivís en Madrid, este sábado día 12 de diciembre el autor hará la presentación de "Blackwood: piel y huesos" en la Librería Tuu (situada en la C/ Padilla, número 78). Pero si no podéis ir y queréis el libro firmado, si lo compráis antes del sábado la Editorial Pulpture os lo enviará dedicado por el autor sin coste adicional.

Y, si después de todo lo que habéis leído hoy en mi blog aún estáis indecisos, podéis pasaros por el blog de Jaume Vicent, Excentrya, y leer cualquiera de los numerosos relatos que pone a nuestra disposición de manera gratuita; así podréis comprobar de primera mano por qué tengo razón cuando digo que es un pedazo escritor de terror de los pies a la cabeza.


jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Por qué en mi novela hay una palabra que no existe?

Como bien sabéis los mecenas de mi primera novela (gracias al último correo electrónico que os ha enviado la editorial), tras haber completado con éxito el proceso de corrección, "Detrás de la pistola" se encuentra actualmente en cola de maquetación. ¿Esto qué quiere decir? Pues entre otras cosas y para que nos entendamos, que tienen que ajustar el archivo de la novela para que cuando la impriman quede un libro chulo, y no se caigan las páginas, ni falten letras, ni queden párrafos descolocados. Así que sí, puedo confirmaros que nadie se ha olvidado de este libro y que estamos trabajando a toda máquina para que podáis tenerlo en vuestras manos cuanto antes.

Y aprovechando que vengo aquí a hablaros de las novedades del proceso de creación de esta novela que sale a la luz gracias a muchos de vosotros, voy a contaros una curiosidad que se encuentra entre sus páginas y que os animo a que descubráis: en la novela hay, hacia el final, una palabra que no existe; es decir, que no se encuentra en la RAE ni en el diccionario de ninguna otra lengua; que no corresponde a un posible nombre propio real ni a nada parecido; vamos, que es pura invención.



Hay una razón fundamental que justifica la presencia de esa palabra, y no es otra que la de intentar controlar el pirateo de mi novela (si es que esto es posible en realidad). Leí hace mucho tiempo en algún sitio (no recuerdo en dónde), que algunos autores incluían en sus manuscritos una palabra inexistente, para luego programar búsquedas automáticas con Google Alerts, y que así, cuando apareciese esa palabra en algún rincón de internet, recibiesen en sus correos un mensaje informando de que habían encontrado una página que coincidía con sus criterios de búsqueda.

¿Es realmente posible controlar la piratería de nuestra novela? Yo creo que no, pero eso no quiere decir que no vayamos a intentarlo; y me parece que este método puede ser algo interesante a probar y, desde luego, mucho mejor que poner DRMs exhaustivos que dificulten la lectura del libro en cualquier dispositivo.

Pero es que, además, esta palabra inventada no está ahí para cumplir sólo esa función, sino que al final se ha convertido en una parte fundamental de la novela; una idea que surgió para poner en prueba esta técnica anti-piratería se ha convertido en algo que ha superado mis expectativas y que le da un toque tan personal al libro, que sólo lo entenderéis cuando lleguéis al final.

Prestad atención cuando leáis "Detrás de la pistola" y, si llegáis a encontrar la palabra que no es tal me gustaría que me lo dijeseis y me comentaseis qué os ha parecido. Pero mientras la novela está en el horno, contadme, ¿qué técnicas anti-piratería conocéis y qué opináis de ellas? Os espero en los comentarios.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Conocer a tu pareja por internet es el mal

¿Alguno de vosotros ha conocido a su pareja por internet? De todos los que contestéis que sí, seguro que saldrán opiniones muy dispares sobre el resultado obtenido. Internet es grande y las posibilidades que nos ofrecen se vuelven infinitas, por lo que encontrar la aguja en el pajar debe ser una tarea difícil, sobre todo si nos encontramos con:

- Gente que se saca la foto de perfil en plena calle con los pantalones bajados y enseña unos calzoncillos del estilo de los que se ponía mi abuelo en sus tiempos mozos, o que pone una foto bañándose con su perro donde se intuye que el susodicho también está en bolas (¡qué horror!).

- Gente que se define a sí mismo con algo como: "Sobre mí, no sé qué decir, mejor descúbrelo por ti misma. Eso sí, soy alegre, divertido, me gusta la playa..." (¡que vivan las incoherencias!).

- Gente que busca (y cito literalmente): "Alguien que sepa escribir, i haber q ba pasando" o "Busco, busco, ¿qué buscas? ¿Tan desesperada anda la gente?".

- Gente demasiado directa, tal que así: "Lo siento chicas, estoy vestido y sé escribir"; "¿Alguien para follar?" o "25 cm, mira mis fotos".

Si os encontráis con todo eso y os desesperáis, deberíais saber que la cosa siempre puede ir a peor, y si no que se lo digan al protagonista de "Cicatriz", la última novela de Juan Gómez Jurado, porque esa a la que considera su novia y que ha conocido a través de internet ha puesto su vida patas arriba de una manera que nunca se hubiera podido imaginar, desencadenando una serie de sucesos que le harán emplear todos los recursos a su alcance para poder salir indemne de una situación que le supera y que se llevará por delante a más gente de la que espera.



¿Cómo una persona puede cambiar tanto nuestra vida? ¿Somos más ingenuos de los que nos pensamos? ¿Qué hacer cuando te metes en un callejón sin salida que puede acabar con tu vida? Si os gusta el suspense y esas historias creíbles que están salpicadas por sucesos reales que se mezclan con la ficción; si queréis una historia que os enganche desde el principio y os evada de la realidad y, sobre todo, si estáis en busca de una buena novela como próxima lectura, este es vuestro libro, está disponible en Amazon, y podéis comprarlo aquí: Cicatriz.

Y, para terminar, una de las mejores frases que he leído jamás:

- Se aproxima a los sesenta, y ni siquiera los miles de millones que posee podrán hacerle cambiar eso.

jueves, 12 de noviembre de 2015

10 razones por las que ya no verás igual a tu librería más cercana

El otro día estaba en busca de mi próxima lectura cuando entré en la librería que tengo más cerca de casa, que, curiosamente, se llama igual que la más cerca que tenéis vosotros. La sala de compra puede parecer infinita pero en ella no hay personal que te recomiende un libro y yo necesitaba consejo, así que me paré unos minutos en el recibidor. Esa primera estancia con la que se encuentra el visitante es amplia pero acogedora, cálida a pesar de estar pintada de azul y blanco. La alfombra que había justo antes del mostrador tenía un dibujo con forma de pajarito al que sólo ves de perfil.

Cuando entré, rauda y veloz apareció una chica de esas que llevan la sonrisa puesta ya sean las cinco de la tarde o las cinco de la mañana; de esas que ya está sonriendo incluso antes de que el señor que pone las calles salga en la madrugada:

- Perdone la tardanza señorita, no oí la puerta, estaba en la parte de atrás con las piernas estiradas, esperando al sol.

- No se preocupe, si no ha tardado nada-dije, mientras mis ojos se fueron hacia sus elegantes zapatos negros de tacón dorado, acabados en punta y que ataban con un lazo casi a la altura del tobillo.

- La verdad es que podrían llamarme "Esperando al sol", pero como hay otra cosa que me gusta incluso más que eso, mis amigos me llaman MientrasLeo.

- Curioso apodo, sí señor. A mí también me encanta leer, por eso he venido.

- ¡Oh! Pero usted no ha venido porque le guste leer, si se ha parado aquí es porque está indecisa. Permítame preguntarle cuál es su nombre.

- CrisMandarica, aunque los más cercanos me llaman simplemente Cris, o Mandi. Pero tutéame, por favor, que me haces sentir mayor-dije, para terminar de romper el hielo.

- Mandi me gusta mucho. Pues tú dirás Mandi, ¿qué puedo hacer por ti?-me preguntó, curiosa.

- La verdad es que ando en busca y captura de mi próxima lectura, pero últimamente no tengo tiempo ni de respirar, así que busco algo corto, algo que pueda leer a ratos, pero que me llene como si de una novela larga se tratase. Algo diferente, fresco, divertido, intrigante, peligroso... Ya ve, no sé si todo eso se puede encontrar en un libro.

- Sí, quizá sea difícil encontrar todo eso junto en la misma historia, pero es posible encontrarlo en el mismo libro. ¿Qué tal se lleva con los libros de relatos?

- Muy bien-contesté yo, sonriendo porque había sacado un tema del que me gustaba hablar.- El libro de relatos y yo nos hemos hecho muy amigos desde que conocí a Cuentos para gente impaciente, La pregunta que importa, Lectores Aéreos, y Ya lo dijo Thomas.

- ¡Genial!-me respondió entusiasmada-. Entonces tengo el ejemplar perfecto para ti. Se trata de un libro que esconde una única receta.

- Pero yo no busco un libro de recetas, ¡si ni siquiera me gusta cocinar!-repliqué, indignada, pensando que esa chica tan amable me iba a hacer perder el tiempo.

- Tranquila, querida Mandi, tranquila. Ya he visto por las redes, sobre todo cuando te indignas porque alguien te pregunta absurdeces en el trabajo, que la paciencia es una virtud que te cuesta trabajo cultivar; y ahora lo estoy comprobando yo. Pero si hay más de once mil personas que vienen a esta sala adornada con la alfombra del pajarito para escuchar lo que yo tengo que recomendar, será por algo, ¿no crees?

- Está bien, te escucho-le dije, contrariada porque, de verdad, pero de verdad de la buena, que no me gustaba nada cocinar.

- El libro contiene una única receta, pero no sabrás de qué hasta que la cocines. Hay diez personas expertas en esto de entretener literariamente que te darán los ingredientes:

  • Belén Barroso te hablará de cómo vivir en otros mundos sin derecho a réplica y siempre con sentido del humor.
  • Ana Bólox te guiñará un ojo a una de sus novelas a través de un cadáver mientras te desvela un misterio.
  • Javi de Ríos te indicará cómo encontrar uno de los tesoros más buscados.
  • Alejandro Gamero te llevará donde los grandes, dejarán que te hablen, y te contará qué peculiar material contenía una maleta que uno de ellos perdió en uno de sus viajes.
  • Rebeca C. Garín te empujará por unas escaleras y te encenderá una luz que te mostrará algo en lo que no creerás ni aunque lo veas con tus propios ojos.
  • Ana González Duque te llevará a la luna a través de un puente hecho con maderas de fantasía e ilusión.
  • Mónica Gutiérrez te invitará a tomar el té y a ver el cielo, nuboso o estrellado, en uno de esos relatos que calientan el alma y con la mejor de las compañías.
  • Aránzazu Mantilla te llevará al infierno sin que te des cuenta, y se burlará del mismísimo demonio.
  • Desirée Ruiz te devolverá al cielo y te hablará de las historias que se esconden detrás de los nombres.
  • Y, como broche de oro, JAP Vidal te mostrará una llave y una puerta que sólo tú podrás atravesar.

Me quedé anonada, pues estaba ante ingredientes muy poco convencionales. ¿Qué iba a cocinar con todo aquello? Quise convencerla de que me lo contase pero, cuando me di cuenta, aquella preciosa chica de alegres mañanas ya no estaba.

Esa receta estaba llena de misterio, pero decidí seguir el consejo de MientrasLeo y me puse a cocinar. Después de una semana (que se me hizo muy corta por andar sumergida entre los fogones de las letras), supe que el resultado era exactamente aquello que estaba buscando.



¿Qué buscas tú cuando lees un libro? Anímate a leer La librería a la vuelta de la esquina, seguro que entre estos maravillosos relatos lo encontrarás.

-------------------------

P.D.: Esta reseña está inspirada en el propio libro de relatos que hoy os recomiendo, donde los ingredientes son los relatos; quienes los recomiendan, sus autores; y la librera es la autora del precioso prólogo que precede a los mismos. No sé si el homenaje a estos diez escritores que me han hecho pasar tan buenos momentos esta semana estará a la altura, pero me he divertido mucho escribiendo este post, al igual que leyendo cada una de las historias que nos regalan en este libro.

Todos los relatos tienen como escenario principal la librería y, aún así, ninguna historia es parecida a otra; se nota en cada una el sello personal de su autor, que ha sabido dar a los libros un papel protagonista de una manera única e inconfundible. Es por eso por lo que os animo a que le echéis un ojo tanto al libro como al perfil de Twitter de los autores, y lo digo porque yo los conozco y sé de buena tinta que son garantía de risas y sonrisas, curiosidades, misterio, aprendizaje, y muchas cosas más, todas ellas buenas y algunas en forma de libro, como este que encontraréis en Amazon por menos de 2€. ¡No os lo perdáis!



jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Cómo interpretar las reseñas literarias?

El post de hoy lo voy a dejar en manos de Guillermo Jiménez, del blog Lecturonauta, ya que tiene unas pautas para saber interpretar reseñas literarias que me han parecido muy buenas y que creo que hay que seguir (al menos, así lo haré yo a partir de ahora). No os perdáis palabra, no tiene desperdicio:

-------------------------

El otro día, hablando con Cris por Twitter acabamos hablando sobre hacer una colaboración. Ella ya me ha enviado su artículo con las cinco cosas que no tienes que hacer si quieres que un bloggero reseñe tu novela, y yo aquí en medio de clase intentando seguirle el ritmo. Me pidió que hablase un poco sobre goodreads, a pesar de que no sé mucho sobre esa red social. Yo tuve la idea de hablar sobre las reseñas, que es su tema… ¿Así que por qué no ambos temas?


La reseña, como todos los datos, es una información que por encima de todo nosotros tenemos que interpretar. Hoy quiero enseñaros cómo aprovechar toda esta información que nos llega a través de las reseñas, cómo elegir reseñadores y así descubrir libros buenos y libros malos.


¿Cómo consigo un reseñador propio?

Un reseñador propio sería, por ejemplo para los asiduos de este blog, la propia Cris. Un reseñador de confianza en cuya opinión se confía y que ha demostrado ser afín a nuestros gustos y expectativas.

Las ventajas de tener un reseñador favorito y que tenga gustos parecidos a ti es obvio: Su opinión será muy parecida a la tuya, y que este reseñador favorito diga que un libro es bueno suele significar que te gustará.

Encontrar un reseñador o reseñadora favorito no es difícil: Busca reseñas sobre un par de libros que ya hayas leído y mira a ver qué dicen distintos reseñadores sobre ellos. Si los argumentos y la forma de ser de algún reseñador te parecen similares a ti, si te gusta, no necesitas buscar más.

Si ya tienes elegido a uno, puedes ponerlo a prueba. Mira qué más libros ha reseñado que tú no hayas leído, y sin leer la reseña, lee el libro. Después, compara la reseña con tus propias opiniones.

Una vez tengas un reseñador de confianza, puedes, por redundante que suene, confiar en él o ella sobre los libros. Ve a mirar su lista de reseñas y echa un vistazo por encima (cuidado con los spoilers) a la de algún libro que te llame la atención. Cuando el reseñador da el visto bueno a esos libros, puede ser una gran forma de descubrir nuevos títulos con cierta seguridad de que te van a gustar.


¿Cómo utilizar las reseñas para saber si un libro que me interesa es bueno o malo?

En el caso de tener un reseñador de confianza, su opinión debe ayudarte a decidir si merece la pena o no. Pero si no lo tienes no pasa nada. Goodreads es un gran sitio, lleno de usuarios que opinan sobre los libros que han leído. Y goodreads es genial para tener una valoración objetiva de los libros. Objetiva a base de muchas valoraciones subjetivas.

Antes de explicar cómo, me gustaría aclarar que una valoración objetiva muchas veces no es mejor que una valoración subjetiva de alguien afín a nosotros. Hay tantas formas de pensar como libros, y lo que le guste a una persona puede no gustarle a otra. Si quieres encontrar libros que te vayan a gustar de forma más pasional, o si quieres libros que sean objetivamente buenos, hay que utilizar acercamientos diferentes.

Bien, goodreads tiene un sistema de valoración que va de 1 estrella a 5 estrellas, pero la puntuación que tiene un libro poco importa a simple vista. Es una información que hay que interpretar, y toda la estadística que hay que hacer para sacar una conclusión clara es demasiado pesada como para que nos sea rentable. Hay además muchos factores que hacen que esa puntuación de uno a cinco no signifique mucho a nivel general. 

No, lo que importa de goodreads son las reviews de los usuarios sobre los libros.

Para ello, lo importante es ir abajo, donde están las reseñas. A la izquierda hay una pequeña pestaña que pone “filter” o filtrar. Lo ideal es abrir cinco pestañas de tu navegador y filtrar en cada una de ellas las reviews por puntuación: Solo reviews de 1 estrella en la primera, de 2 en la segunda…

Una vez separadas por estrellas, échales un vistazo por encima hasta encontrar las reviews más largas y mejor argumentadas (o que se acerquen más a vuestro estilo). Normalmente los libros no suelen tener reviews bien argumentadas en puntuaciones altas y bajas a la vez, y si leéis esa reseña argumentada podréis haceros una idea. Cuando las reseñas argumentadas están en un único lado de la balanza suelen ser una señal clara de cuál es la verdadera puntuación del libro. Cuando hay reviews bien argumentadas a ambos lados de la balanza, ¿en cuál confiar? Sencillo, en la que más nos guste y se parezca a nosotros.

Las opiniones son subjetivas, al igual que nuestros gustos. Es lógico que, decidiendo sobre gustos, nos fijemos en personas cuyas opiniones sean parecidas a las nuestras.

Eso sí, nunca confiéis en la reseña de alguien que no se lo ha terminado, de buenas a primeras, a menos que sea vuestro reseñador de confianza. Y a veces ni así. Recordad que lo que importa es vuestra opinión, la de los demás son solo datos que tenemos en cuenta al tomar nuestras decisiones.


¿De qué nos sirve mirar las reseñas de este modo?

Pues el ejemplo más claro de todos: Saber qué libros son verdaderamente buenos y cuales están inflados por campañas de publicidad y cosas así. Este verano utilicé este mismo método para saber si “La chica del Tren” estaba a la altura del Hype (spoiler: Para mí es una basura comercial hecha para personas que no leen).

También me sirve para evaluar qué libros elijo de mi lista de pendientes primero, o cuales incluyo directamente en ella. O para ver qué opina la gente de algún libro que a mí me pareció horrible pero otros parecen amar. En mi caso, me gusta más leer reseñas de libros que ya he terminado, para saber qué opina el resto de gente sobre él. ¿Por qué leéis reseñas vosotros?

Las reseñas son información subjetiva, y como tal hay que mirarla con perspectiva. Sin embargo, a veces la mejor manera de leer un libro es sin saber absolutamente nada sobre él.

-------------------------

Pues ya veis, hasta aquí unos consejos sobre interpretar reseñas que a mí me han parecido muy interesantes. Además, me han aclarado bastantes cosas de algo de lo que he oído hablar mucho pero que todavía no he probado: Goodreads.

Y para terminar, como bien decía Guillermo, este artículo forma parte de una colaboración que surgió de manera espontánea en Twitter el otro día; así que, si os apetece seguir leyendo, podéis pasaros por su blog y leer mi artículo sobre los 5 errores más comunes en los e-mails de promoción literaria.

Bueno, pasaos a leer mi artículo, y luego quedaros un rato largo, que su blog merece la pena.

lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Podría alguno de vosotros ser secuestrado al igual que Eva del Álamo?

Cuando llevamos una vida normal nunca pensamos que a nosotros pueden pasarnos esas cosas que parece que sólo suceden en las películas. No somos ricos, no venimos de una familia poderosa ni tenemos influencias en ningún sitio de importancia. No somos políticos, ni nos movemos entre la mafia, ni por el mundo de las drogas. Ni nosotros, ni nuestra familia. Lo único que hacemos es ir a trabajar e intentar sacar un rato para el ocio arañando tiempo que no tenemos. Entonces, ¿por qué podrían querer secuestrarnos?

Esto mismo se pregunta Eva del Álamo cuando despierta atada al cabecero de una cama mientras recuerda cómo la atacaron en un párking el día anterior. Descubrir los motivos que la mantienen en una cabaña en medio de la nada con gente turbia que no conoce será lo que nos mantenga enganchados desde la primera página a "Diario de una secuestrada", una novela que atrapa y que ha conseguido que camine por su historia hasta el final en tan sólo un día.

Que la novela me haya gustado tanto no me ha sorprendido en absoluto. Ana Cepeda es una apuesta segura desde que leí "Harina de otro costal", un libro que la ha llevado a recorrer el mundo y a aparecer en los medios (desde periódicos hasta documentales de Televisión Española), debido al peso histórico que guardan sus páginas.

Después de tantos éxitos cosechados con su primer libro, el que Ana se haya atrevido a cambiar tan radicalmente de registro ha sido toda una osadía que le ha salido redonda, pues a la sorpresa de la nueva temática que aborda se une una gratificante lectura que muestra, una vez más, que ya no estamos ante una autora novel, sino ante una escritora con experiencia que sabe jugar con las palabras y manejarlas a su antojo.

Si queréis pasar un buen rato con una lectura amena, que intriga y que consigue meternos en su mundo evadiéndonos de nuestra realidad, podéis haceros con un ejemplar en la web de Queimada Ediciones; y también está disponible en Amazon. Yo no puedo hacer otra cosa más que recomendaros este libro, porque lo he disfrutado mucho. Sin duda, una lectura a tener en cuenta. ¿Os animáis?

-------------------------
P.D. La portada de "Diario de una secuestrada" ha sido realizada por David Orell. Por un módico precio vosotros también podéis tener una portada que refleje a la perfección la esencia de vuestra novela. No dudéis en pasaros por su blog y preguntar.

lunes, 26 de octubre de 2015

El mito de la segunda parte, de Valentina Truneanu

Quien crea que segundas partes nunca fueron buenas está invitado a la lectura de este libro irreverente, donde será recibido con advertencias, preámbulos y regalos, encontrará relatos de diferentes exten­siones, espacios y tiempos, y podrá degustar (o disgustarse con) continuaciones, versiones y recreaciones de otras historias, acom­pañadas de algunas independientes y amenizadas con intromisiones personales y publicitarias.

Quince años después de su primera publicación, esta segunda edición de El mito de la segunda parte trastoca el fresco humor de la escritura adoles­cente en el humor cáustico de una madurez por venir, corrige errores arrastrados con vergüenza a través del papel e incluye nuevos relatos, entre ellos algunos premiados y publicados previamente en antologías, revistas y suplementos culturales.


Gracias a la campaña de crowdfunding de mi primera novela he conocido a Valentina Truneanu, una de mis mecenas que también es escritora, y gracias a la que supe de este libro de relatos en el que todos los textos están unidos por la misma cosa: el humor.

La mayor parte de los relatos los escribió cuando era adolescente, pero en esta segunda edición están corregidos y ampliados. A veces enseña un texto tal y como lo escribió en su día, y sorprende; pero luego lo lees reescrito y, leyendo casi la misma historia, vuelve a sorprenderte otra vez. Siempre destilando humor en la dosis justa, como cuando vas a Asturias y ves escanciar la sidra a alguien que sabe.

Muchos de los textos necesitan referencias para entenderlos, otros puedes leerlos de manera conjunta con los antiguos o de forma separada; pero todos (y digo todos, sin excepción), bajan tan deliciosamente como cuando tomas un vaso de leche caliente en una fría tarde de invierno.

Si queréis más información sobre este libro podéis encontrarla en el blog de Valentina Truneanu. Yo, para terminar, voy a mostraros cómo son los que más me han gustado:

- Historia de la reencarnación del pastor mentiroso: para mí es una reescritura del cuento clásico hecho con gran maestría y con un final sorprendente.

- Salvado por la campana: un microcuento espectacular, del que se puede aprender muchísimo sobre cómo contar historias en pocas palabras y, aún así, sorprender.

- Lo que descubrí con las papitas chips: Es simplemente genial, no hay cómo describirlo.

- Cuento de terror (1): un cuento de terror muy cómico, una de las cosas que más me gustó fue como lo hiló, sin esperarlo, con su segunda parte. Para que luego digan que las segundas partes nunca fueron buenas; sin duda con este libro Valentina deja patente que esa frase no es más que un mito.

jueves, 22 de octubre de 2015

Valorar en Amazon algo que no has comprado en Amazon debería estar prohibido


Sobre el tema de opinar o no opinar en literatura puede que ya esté todo escrito. Hay gente que opina sobre todo, tanto si le ha gustado como si tiene que ponerlo a caer de un burro; gente a la que le encanta hablar mal de lo que ha leído y se dedica exclusivamente a ello; y personas que sólo hablan de las historias que le han gustado. Yo me inclino más hacia esta última postura así que cada vez que leo un libro que me gusta voy a Amazon y lo puntúo, y dejo mi opinión.

Pero ¿cómo sabe Amazon que has leído aquello sobre lo que has opinado? No tiene manera de saberlo, y lo entiendo. Pero tampoco comprueba que realmente tengas el libro; es decir, tú puedes opinar en Amazon de cualquier cosa aunque no la hayas comprado allí.

jueves, 15 de octubre de 2015

No todos somos iguales, y menos mal

Habréis oído a mucha gente decir que todos somos iguales pero eso no es cierto, y yo me alegro de ello. Qué fácil sería insultar al que te insulta, amargar al que te amarga y contestar mal a esa gente para la que soltar borderías es una forma normal de expresarse. Pero, afortunadamente, no todos somos iguales.

Es difícil mantenerte firme y fiel a tus principios cuando te encuentras con alguien que te saca de tus casillas, que hace un comentario fuera de tono sin pensar si la manera de decir algo es la adecuada o puede herir los sentimientos de alguien. Lo más cómodo sería reaccionar de la misma manera en que esa persona te trata para que se sintiese igual de molesta que tú, pero si todos actuásemos así el mundo sería menos agradable (todavía), por eso perseverar en nuestro intento de que nadie nos condicione tiene un gran valor.


Lo mismo pasa a la hora de escribir. No todos tienen la misma habilidad para juntar letras ni para expresar, no todos consiguen hilar bien una historia y transmitirla de manera que llegue al lector. Y, los que lo hacen, no lo llevan a cabo de la misma manera. A eso es a lo que muchos llaman "tener voz".

Algunos te dirán cómo tienes qué hacerlo. Una cosa es un corrector de estilo y otra cosa es esa persona que intenta que apliques su forma de escribir y de hacer las cosas porque le parece que es la única correcta y genial. Cada uno tiene su propia voz, eso es algo que deberíamos repetar y hacer respetar siempre. Pero, ¿de qué estoy hablando exactamente?

Para mí la voz del escritor es aquello que consigue que, al leer, sepas a quién estás leyendo. No se trata de que un escritor hable de sí mismo o que cuente su vida, sino de que se sepa que es él el que ha movido los hilos, el que tenía la pluma en la mano cuando abriste la primera página del libro y el que la sigue moviendo entre sus dedos ahora que llegas al final de la historia.

Supongo que es tan difícil encontrar tu propia voz como cruzarte con alguien que esté de buen humor un lunes por la mañana, pero nadie dijo que tener fuerza de voluntad fuese fácil. Saber que has encontrado tu voz es tan sencillo como saber que estás enamorado: lo sabes, y punto; y no necesitas que nadie te lo explique.

Ahora bien, ¿cuál es el camino a recorrer? Eso ya es más complicado de saber. Yo intento encontrarlo a la vieja usanza: siguiendo el método de ensayo y error; pero si Harry Potter se encuentra en la sala y tiene la fórmula mágica que nos muestre el camino directo le agradeceré que me deje un comentario.

¿Y tú? ¿Ya has encontrado tu voz?

sábado, 10 de octubre de 2015

Las cosas de palacio van despacio, pero van

Cuando inicié mi campaña de crowdfunding ya expliqué aquí que mediante los apoyos de ese proceso se financiaba un proyecto que todavía estaba por realizar; no se compraba un libro que en unos días los mecenas recibirían en casa, sino que se financiaba una novela que tendría que recorrer un largo camino hasta materializarse en algo tangible.

Como comprenderéis, el mundo editorial es algo más lento que subir un archivo a Amazon y darle a autopublicar; máxime teniendo en cuenta que hubo varias campañas de crowdfunding que se completaron con éxito antes que la mía y que, por lo tanto, se encuentran antes en la cola de producción.

El pasado lunes la persona de Libros.com encargada de corregir mi novela me mandó la primera corrección, y durante toda esta semana yo hice mis deberes y revisé el archivo, tratando con mucho mimo todos los cambios que hemos considerado apropiados. Por lo tanto, el libro va a entrar en la cola de maquetación este mismo mes. Como veis, el proceso sigue su curso, tanto la editorial como yo lo aceleramos todo lo que nos es posible, para que salga cuanto antes, sí, pero con la calidad que os merecéis todos los que apoyasteis esta novela.



Espero que a principios del año que viene podáis tener "Detrás de la pistola" en vuestras manos. Mientras tanto, seguiré informando siempre que pueda de cómo va el proceso, agradeciéndoos siempre, eso sí, todas las palabras de ánimo que me transmitís cada día, todo el apoyo y, sobre todo, toda esa paciencia de la que hacéis gala con tanto mimo y que yo os agradezco.

Gracias por todo :)

jueves, 8 de octubre de 2015

Viejas huellas, de Jaume Vicent

La primera vez que leí las palabras "Penny Dreadful" fue en la página Excentrya. En ese momento yo no sabía que Jaume Vicent (el autor de ese blog) había publicado un relato que se encuadraba dentro de este género, o más bien formato. ¿Pero qué son los Penny Dreadful? Jaume lo explicaba así en su blog:

"(...) los viejos Penny Dreadful no eran más que historias cortas que se vendían por capítulos junto con los periódicos, al precio de un penique. Con el tiempo este tipo de publicaciones fueron evolucionando hasta convertirse en los famosos magazines de pulpa de papel, que más tarde se convertirían en el Pulp".

Me sorprendí al saber que el artífice de promover este tipo de historias fue, nada más y nada menos, que Charles Dickens; y que a él le siguieron autores como Hammett, Lovecraft o Poe; y, más recientemente, Stephen King.

Tras leer el citado artículo en Excentrya (que podéis encontrar íntegro aquí), sentí mucha curiosidad por este tipo de historias, así que me decidí a comprar el relato Viejas Huellas, que Jaume Vicent publicó a través de la editorial Pulpture, y que está disponible por tan sólo 50 céntimos de euro (un poquito más, pero muy poquito, si vives fuera de Madrid y tienes que pagar los gastos de envío).

Primero he de decir que se trata de un relato muy corto que viene en un formato maravilloso, tal y como podéis ver en la foto. De verdad me creo que esté leyendo algo antiguo, la letra interior imita a la de una máquina de escribir y todo eso en conjunto hace que ya antes de empezar a leerla te estés metiendo en la historia.

Pone en la portada que es una historia corta de intensa ficción; ¡y tan intensa! La leí de una sentada con la respiración entrecortada y el corazón acelerado; pude empatizar con los protagonistas, sentir el miedo y la atmósfera lúgubre, fría y desesperanzadora que envuelve el relato. Y el final me dejó sin aliento, literalmente (después de leer la última página tardé unos segundos en volver a respirar).

Pero es que, además de todo eso, he de decir que tengo que quitarme el sombrero ante la manera de juntar las letras y de hilar las frases de este pedazo escritor. Sólo con leer las primeras líneas ya sabes que la historia te va a gustar. La calidad de las metáforas y de todos los recursos estilísticos es tan alta que no sé qué puedo decir más que, por favor, me dé unas clases de cómo se hace.

No hay ni una sola comparación manida, trillada o fuera de contexto; al contrario, relaciona cosas que a mí no se me habrían ocurrido y que consiguen que de verdad entiendas al detalle qué es exactamente lo que el autor quiere transmitir con cada una de las palabras.

Es muy difícil explicar por qué es genial algo que sabes que lo es sólo con verlo, así que os animo a que os hagáis con un ejemplar y disfrutéis de su lectura. Si de una historia tan corta hago una reseña tan larga será porque merece la pena, ¿no creéis?

-------------------------
P.D.: Recordad que sigue activo en el blog, hasta el 14 de octubre, el sorteo de un ejemplar de "Neurogénesis", de Lluvia Beltrán. Pasaos por aquí si queréis más información.

jueves, 1 de octubre de 2015

Neurogénesis, de Lluvia Beltrán: Reseña y sorteo

“Me miro al espejo y no consigo recordar quién es esa mujer que me observa. ¿Cómo he llegado hasta aquí?, ¿cuál es mi historia?, ¿por qué no consigo deshacerme de este maldito dolor de cabeza?”

Muchas preguntas sin responder en una sociedad decrépita y desesperanzada. Un gobierno con mucho que ocultar. Un hombre que lucha contra sus propios demonios y no quiere olvidar, y una mujer con mucha fuerza y ganas de recordar. Pasado y presente son piezas clave en esta novela distópica que nos muestra un futuro enfermo demasiado real.


Poco más de un año después de reseñar y sortear Fotografiar la lluvia, vuelvo con otra reseña y sorteo de esta autora, y lo hago porque este libro también me ha gustado, pero mucho más que el anterior.

Si en Fotografiar la lluvia nos encontramos con una autora novel con mucha sensibilidad y con una gran maestría a la hora de transmitir, ahora tenemos a una Lluvia Beltrán que ha aumentado esas cualidades exponencialmente, porque ha evolucionado y crecido como escritora. Y ello se nota en esta novela con tintes distópicos cuya atmósfera nos envuelve y ahoga a partes iguales.

Su realismo aterroriza, porque nos habla de una sociedad sin seguridad social en la que los enfermos son condenados al ostracismo en unos edificios lúgubres y en condiciones inhumanas, lejos de esas personas que, estando sanas y teniendo dinero, no se preocupan de los más necesitados.

Yo me he visto ahí y he sentido angustia en todas y cada una de las páginas. La lectura se me hizo dura pero, aún así, no pude evitar seguir la historia hasta llegar al final. Y así, recorriendo esas páginas, pude enfadarme, reconciliarme y volver a enfadarme con los personajes de esta historia; no hay uno que se haya salvado de eso, todos han conseguido mover en mí sentimientos contradictorios y me han hecho replantearme muchas cosas.

Esta es, sin duda, una de esas historias a las que seguiré dándole vueltas en mi cabeza aunque pase el tiempo, y es por eso por lo que recomiendo a todo el mundo que la lea.

Y para agradecer a la editorial Algón Editores que haya tenido la amabilidad de mandarme el ejemplar, voy a sortear esta novela, pues quiero poner mi granito de arena en dar a conocer a una autora que se lo merece y cuyas historias engancharán a todo el que se acerque a ellas.

Participar es muy sencillo y los puntos se consiguen así:

- 1 punto por seguirme en mi cuenta de Twitter.

- 1 punto por seguir a la autora en su cuenta de Twitter.

- 1 punto por promocionar el sorteo en Facebook.

- 3 puntos por promocionar el sorteo en Twitter (deberéis incluir el hastag #neurolluvia).

- 5 puntos por hacer una entrada de blog hablando del sorteo.


Si queréis participar, debéis dejarme un comentario en esta entrada con los puntos que tengáis y los enlaces que los justifiquen. El plazo termina el 14 de octubre y el día 29 del mismo mes daré a conocer al ganador.

¿Os animáis? Yo sí lo haría.

-------------------------

P.D.: Por cierto, que se me olvidaba. Por si aún os queda alguna duda sobre si leer este libro o no, os dejo dos frases geniales que me han hecho reflexionar:

- A sus veintitrés años aún no había conseguido terminar un libro, tal vez porque los que le habían obligado a leer le habían resultado insoportables y siempre se las había apañado por no tener que llegar hasta la última página habiéndoselo tragado entero.

- Pero supongo que la gente actúa así, de esa forma tan estúpida y egoísta, creyendo que todos mentimos, o que encontrarán algo mejor que unos cuantos euros.

jueves, 24 de septiembre de 2015

¿Blogger o wordpress? 13 escritores dan su opinión


Desde que he empezado mi andadura como bloguera, hace ya varios años, siempre he optado por subir mis contenidos a la plataforma que Blogger ofrece para estos menesteres. Hace aproximadamente un año, uno de esos grandes amigos que he podido conocer a través de la red y al que admiro, migró su blog de autor y reseñas que tenía alojado en la citada plataforma a un dominio propio basado en Wordpress, y desde entonces está intentando llevarme al lado oscuro (vamos, que quiere que yo migre el mío). Es por eso que, en aras a dilucidar si es (o no) oro todo lo que reluce, me he decidido a preguntarle a varios escritores (que, además, son blogueros), sobre por qué usan una plataforma u otra; y, en el caso de que hubieran migrado también sus contenidos entre ambas, qué ha supuesto para ellos dicho cambio.

Así que empecemos con sus opiniones:

lunes, 21 de septiembre de 2015

La cúpula, de Stephen King

La cúpula. Un día de octubre la pequeña ciudad americana de  Chester´s Mill se encuentra totalmente aislada por una cúpula transparente e impenetrable. Nadie sabe de dónde ha salido ni por qué está allí. Sólo saben que poco a poco se agotarán las provisiones y hasta el oxígeno que respiran. Es una soleada mañana de otoño en la pequeña ciudad de Chester´s Mill. Claudette Sanders disfruta de su clase de vuelo y Dale Barbara, Barbie para los amigos, hace autostop en las afueras. Ninguno de los dos llegará a su destino. De repente, una barrera invisible ha caído sobre la ciudad como una burbuja cristalina e inquebrantable. Al descender, ha cortado por la mitad a una marmota y ha amputado la mano a un jardinero. El avión que pilotaba Claudette ha chocado contra la cúpula y se ha precipitado al suelo envuelto en llamas. Dale Barbara, veterano de la guerra de Irak, ha de regresar a Chester´s Mill, el lugar que tanto deseaba abandonar. El ejército pone a Barbie al cargo de la situación pero Big Jim Rennie, el hombre que tiene un pie en todos los negocios sucios de la ciudad, no está de acuerdo: La cúpula podría ser la respuesta a sus plegarias. A medida que la comida, la electricidad y el agua escasean, los niños comienzan a tener premoniciones escalofriantes. El tiempo se acaba para aquellos que viven bajo la cúpula. ¿Podrán averiguar qué ha creado tan terrorífica prisión antes de que sea demasiado tarde? Una historia apocalíptica e hipnótica. Totalmente fascinante. Lo mejor de Stephen King.

Aunque parezca increíble, cuando allá por febrero de 2013 hice esta reseña, nunca había leído nada de Stephen King, quizá porque asociaba su nombre al terror; pero desde hace un par de años me estoy adentrando en el género de terror, y me está gustando, por eso me decidí a leer a este autor. Y empecé con un libro de 800 páginas, algo que en principio me tiraba para atrás. Sin embargo lo leí en un santiamén.

Leer La Cúpula es como estar viendo una película, las descripciones no se hacen pesadas, todo lo contrario, consiguen trasladarnos hasta Chester´s Mill, el pueblecito donde suceden los acontecimientos. Es como si estuviésemos en el cine viendo lo que ocurre. Terminé la lectura muy rápido porque engancha, y mucho.

Soñé mucho con el libro porque me lo leí a ratos (ya que en ese momento no me daban las horas para más) y durante todo ese tiempo me tuvo muy intrigada, pensando en lo que podía pasar. Sobre todo porque no es una historia al uso en la que los buenos se salvan y los malos mueren. Porque cuando vas avanzando en la historia hay spoilers dentro de ella, a veces te adelanta quién se va a morir y te pasas los siguientes capítulos pendiente de cuándo será, y cómo, porque sabes que eso va a pasar. Y para mí esa forma de contar la historia supone una novedad.

En el libro podemos encontrar diferentes estilos narrativos y, además de esos spoilers, me gusta cómo cuenta el mismo suceso desde el punto de vista de varios personajes, lo que hace que nos formemos una idea muy clara de la escena total, de dónde está cada uno cuando una cosa pasa. De ahí que parezca que estás viendo la historia y no leyéndola. Te abstraes para estar simplemente en Chester´s Mill como espectador, y eso se agradece.

En definitiva me ha encantado, lo recomiendo sí o sí, y como no podía ser de otra manera en un libro genial he encontrado frases geniales que os dejo a continuación:

- La marmota había planeado (en la medida en que pueda decirse que una marmota haya planeado nada)...

- Chocó contra la barrera a veinticinco kilómetros por hora mientras escuchaba a James Blunt cantar «You're Beautiful».

- ¿Alguna vez se había oído tanto silencio en Chester`s Mills un sábado por la noche?

- Algunos hombres hacen grandes cosas, y otros se ven aplastados por ellas.

- Si no controlas la ira, la ira te controlará a ti.

- Cuando el poder del amor sea más fuerte que el amor por el poder, el mundo hallará la paz (Jimi Hendrix).

- Es la regla Sherlock: cuando eliminas lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, es la respuesta.

- El culpable huye cuando nadie le persigue.

- Devuélvele a un hombre o a una mujer el respeto por sí mismo, en la mayoría de los casos -no siempre, pero sí en la mayoría- también le estarás devolviendo la capacidad de pensar con algo de claridad.

- Junior habría preferido verterse líquido de mechero en los pantalones y prenderse fuego en las pelotas, pero no lo dijo.

- Había tenido a un solo paciente en estado crítico, y le había simplificado bastante la vida profesional muriéndose.

- La única pregunta estúpida es la que no se hace.

- La gente valiente nunca se siente valiente.

- La noche es mucho más oscura justo antes del amanecer.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Lectores aéreos, de Gabriella Campbell

¿Quieres leer sobre edificios que respiran, reencarnaciones fatales, predicciones ineludibles, vacas alienígenas, mantícoras moribundas y corazones de cristal? Este es tu libro. 

Campbell explora aquí algunos de los elementos más siniestros del ser humano (y de lo que no es humano), en este compendio de quince relatos (algunos cortos, algunos largos: todos perfectos para devorar antes de dormir). Van tocados de algo fantástico, algo que no es de este mundo, y todos tienen en común una búsqueda de lo bello y lo tenebroso a través de la sexualidad, el absurdo y, cómo no, la magia. 

Aunque esta antología incluye algunos relatos publicados en la web Gabriella Literaria (http://www.gabriellaliteraria.com), la mayor parte del contenido es inédito, publicado por primera vez en este libro digital.


Cuando oí hablar de este libro por primera vez tuve claro que no lo leería, porque no soy, precisamente, una devota del género fantástico. Sin embargo, nada como las primeras páginas de un buen libro para que te enganches y no puedas parar de leer. Y esto fue lo que me pasó: contesté a un e-mail de esos que envía Gabriella cada dos semanas a su lista de suscriptores, y le decía que me gustaba mucho cómo escribía en su blog. Había leído que estaba preparando algo que nada tenía que ver con el género fantástico y le pregunté para cuándo estaría listo.

Además de hablarme de esto, Gabriella me adjuntó, sin compromiso, las primeras páginas de este libro de relatos y, curiosa que es una, y dado que se había tomado la molestia de enviarme ese trocito de su libro, no pude evitar empezar a leerlo. Y ya no pude parar.

A pesar de lo que dice la sinopsis con la que he empezado esta entrada, la mayoría de los relatos que forman "Lectores aéreos" no son de fantasía, sino que aunque se desarrollan en un ambiente de fantasía de lo que realmente hablan es del ser humano, de nuestro peor o mejor fondo, de situaciones que nos harán pensar y reflexionar. Y es por ello por lo que no me arrepiento en absoluto de haber leído este libro.

Me han gustado todos los textos, pero, los que más, los siguientes:

- "Polvo", porque habla sobre esperar y sobre el miedo a hacer, es el reflejo de cómo nos sentimos condicionados y de lo que pasa si no tomamos decisiones.

- "El extraordinario caso de Emil von Trope y Jack el Destripador", porque te confirma que la autora es una maestra del lenguaje y del buen hacer, que tanto te habla de una nave espacial llena de mantícoras como se pierde entre la sociedad aburguesada de hace siglos, haciéndote creer que de verdad te encuentras allí.

-"Nada en el mundo", por el realismo.

- "Historia de un plagio",porque al recordarlo aún siento la misma rabia que cuando lo leí.

- "Y diente por diente", el broche de oro, un verdadero relato de terror que infunde miedo sin ser explícito en el daño que le causan a la protagonista.


Para esos momentos en que no tenéis tiempo de leer una novela os recomiendo este libro, porque disfrutar de buenas historias en poco tiempo también es posible.

Y para terminar, las frases que más me han impactado:

- Helena era una persona rutinaria y aburrida, dos cualidades que Darla apreciaba sobre todas las cosas.

- Daba igual, de humillación no moriría.

-------------------------

P.D. Si os apetece conocer más sobre Gabriella Campbell o si, simplemente, queréis aprender más sobre literatura, escritura y técnicas literarias, podéis encontrarla en twitter y en su blog. No os la perdáis, yo no lo hago.

martes, 1 de septiembre de 2015

Y volver, volver, volver...

Ya estoy de vuelta de un mes de vacaciones un tanto accidentado, pero mes de vacaciones al fin y al cabo. Y ahora toca trabajar, y trabajar, y trabajar. Pero también sacaré tiempo de debajo de las piedras para hacer una de las cosas que más me gustan y que es trastear en este blog.

Os informo que este mes, a poder ser, sortearé el libro "Neurogénesis", de Lluvia Beltrán. Lo haré en cuanto termine de leerlo. Y aunque no he llegado al final puedo adelantaros que me está gustando mucho y que estoy muy enganchada, por eso lo sortearé, para que alguien más pueda disfrutarlo.

Seguiré trabajando con la editorial Libros.com para que podáis recibir en vuestras casas y en vuestro e-mail mi primer libro, "Detrás de la pistola", lo antes posible. Varias campañas de crowdfunding fueron completadas antes que la mía y la editorial sigue un orden, así que el libro tardará, pero lo tendréis. Un poquito de paciencia por favor, que yo espero que la espera merezca la pena.

Mi primera reseña, que saldrá esta semana, será de "Lectores Aéreos", de Gabriella Campbell, otro libro que también he disfrutado un montón. Con respecto a esta autora, por si no os habéis enterado, os diré que el pasado mes de agosto ha publicado en su blog un artículo sobre el crowdfunding, donde intenta dilucidar si este modo de financiación funciona para los escritores, para lo cual se apoya en el testimonio de varios autores (entre los que me encuentro) que han optado en algún momento por esta forma de obtener fondos para intentar publicar un libro.

Además, Alejandro Gamero me ha invitado a escribir un artículo sobre el crowdfunding en su blog, así que en breve me encontraréis en La piedra de Sísifo. Y también estaré en algún otro sitio más, pero esas son sorpresas que todavía no puedo adelantar. Así que os dejo por hoy, que si sigo hablando no me dará tiempo este año a ponerme al día con vuestros blogs. ¡Feliz semana!

Frase de Nelson Mandela

lunes, 27 de julio de 2015

Sobre cambios y vacaciones

Empecé en este blog el 11 de marzo de 2014 intentando migrar una página antigua, pero al final, por causas imputables a blogger, no fue posible. Comencé de cero, incluso con la url, sabiendo por fin qué es lo que quería contar: quería hablar sobre libros.

Después quise mostrar lo que escribía, con lo que el blog se convirtió en una fusión de recomendaciones y textos propios, aderezados con alguna entrada de opinión personal.

Desde su apertura me habéis visitado más de 23.000 veces; de ellas, 2.025 en el último mes. Y, en total, me habéis dejado unos 1.858 comentarios que os agradezco enormemente.

La lista de las 10 entradas más visitadas es esta:


Cuando empecé con este blog, el diseño era muy colorido:




Pasando (aproximadamente un año después) a un fondo más claro, con un estilo minimalista:




Hasta que, en la actualidad, el fondo es de un blanco impoluto, porque lo que de verdad importan son las letras. Eso sí, lo que podéis comprobar es que esa genial cabecera diseñada por David Orell y que va tan acorde con el título se ha mantenido inamovible, y así seguirá:

Histórico de imágenes proporcionado por la página Wayback Machine


Y después de todos estos cambios, de todos estos posts, de todos estos días, aquí sigo y aquí seguís conmigo, por eso quiero dedicaros la entrada de hoy a todos los que me leéis cada semana y desearos, también, unas felices vacaciones.

Yo dejo aparcado hoy el blog hasta septiembre, pero seguiré activa en Twitter y estaré trabajando codo con codo con la editorial para terminar el proceso de edición en el menor tiempo posible y que así tengáis la novela en vuestras manos cuanto antes (si aún no os habéis hecho con un ejemplar, ¿a qué esperáis? Eh, eh, eh? Xddd!).

Nos vemos a la vuelta. Biquiños mil!!!

lunes, 20 de julio de 2015

El vigilante, de Peter Terrin

Dos vigilantes, aislados en el aparcamiento de un edificio de lujo, esperan la llegada de su relevo y de las provisiones que les mantienen con vida. Tienen prohibido comunicarse con los residentes, y la situación se agrava cuando observan cómo todos excepto uno abandonan el edificio en el mismo día. La suposición de que en el mundo exterior haya ocurrido una catástrofe, la falta de provisiones y la posibilidad de que todo sea una prueba para conseguir un ascenso les llevarán al límite de su resistencia.

El miedo al exterior y al otro, la necesidad de aguantar y sus obsesiones hacen de esta obra una maravillosa metáfora sobre la sociedad actual y la soledad del ser humano. 

Hoy os traigo al blog una propuesta diferente, un libro que no libera la mente, sino que la aprisiona. A medida que vas leyendo sientes una fuerza que te aplasta el pecho y que te corta la respiración, porque no sabes más que el vigilante, no tienes más información de la historia de la que él tiene y por eso sientes el mismo miedo que él siente.

Un sólo personaje que habla, diálogos escasos y capítulos minúsculos, no hay grandes cliffhangers, no hay nada objetivo que enganche como en una serie de esas policíacas hechas para el gran público y, sin embargo, el libro tiene algo, un no sé qué, que hace que no puedas parar de leer.

Conocí este libro a través de la reseña que hizo Isaac Belmar en su blog Hoja en blanco (y que podéis leer aquí). En ella nos decía, entre otras muchas cosas, que el final no quedaba claro pero que a él no le importaba. Yo os diré que para mí el desenlace está perfectamente cerrado, creo que el autor conduce a que pensemos qué es lo que le sucede al vigilante; lo que no terminamos de saber es la realidad del mundo en el que viven, y eso es lo que desconcierta de la historia y hace que sigas pensando en ella incluso días después de haberla terminado.

Sin duda, es una lectura que recomiendo, y que nos deja grandes frases como estas:

- Somos como el ojo izquierdo y el ojo derecho: juntos vemos la profundidad.

- Tal vez todo el mundo sabía lo que ocurría, pero nadie quería que se lo recordasen.


Y vosotros, ¿habéis leído este libro? ¿Qué os parece la situación que plantea? Me gustaría saber vuestra opinión a través de los comentarios.

miércoles, 15 de julio de 2015

Lo que es una realidad

- A los que creéis en mí, por darme ánimo para seguir.

- A los que no creíais, porque me encanta llevar la contraria y demostrar que puedo.

- A los que me animasteis, porque sois mi gasolina.

- A los que dejabais comentarios feos, porque me encanta constatar que no resulto indiferente.

- A los que precomprasteis, porque cada número que sumaba el contador me hacía ilusión.

- A los que difundisteis por las redes sociales, porque me alegró ver todo el apoyo que tenía.

- A los que decís que nunca seré escritora, porque no lo soy, y aún así, me leen.

- A los que me leéis, porque me encantan las opiniones con criterio y porque me gusta mejorar.

- A los que os conocía antes de apoyarme, y a los que os conocí después.

- A los que nunca os conoceré, porque este mundo es muy grande (y menos mal).


A todos y cada uno de vosotros porque, de una forma u otra, buena o mala, me habéis demostrado que lo que hago hay a quien le importa, y sois muchos más de 100.



A todos, gracias, gracias y 100 millones de gracias, porque la publicación de mi primera novela ya es una realidad, tanto en papel como en digital.

-------------------------

P.D. Y si no la precompraste y quieres un ejemplar, puedes hacerte con uno aquí.

lunes, 13 de julio de 2015

Quién me iba a decir a mí que ibais a hacerme octogenaria

Esta no es una historia sobre personas, esta es una historia sobre una historia.

Había una vez un cuento encerrado en un sistema binario de ceros y unos que luchaba por salir. Soñaba con saltar cual ardilla de la tele de libro a libro, ya fuera en soporte digital o en el de papel. Para salir del cascarón en el que se escondía sólo necesitaba 100 empujones. Si 100 manos le tocaban la espalda y le ayudaban a ir hacia delante conseguiría que muchas personas entrasen en su mundo, leyesen sus líneas y se evadiesen por unos momentos de la realidad.

Para ello se propuso un plazo. Durante todos esos días dio mucho la lata pidiendo los empujones y habló sobre el proceso de salir a la luz en diferentes sitios, incluso hizo un vídeo; todo para que lo conociesen y le diesen una oportunidad.

Un día se despertó y se dio cuenta de que algo más de 80 personas estaban ahí, confiando en él. Eso le llenó de una gran alegría. Pero aún no eran suficientes personas.

En este momento en que os estoy contando su historia faltan 19 empujoncitos de nada y es el último día del plazo propuesto. ¿Lo conseguirá a tiempo? Pronto lo sabremos. En vuestras manos está decidir su final...

-------------------------

P.D. Los apoyos en la web de la editorial son necesarios, eso es obvio, pero si podéis hacer difusión también me ayudaréis un montón. ¿Os animáis? ¡Muchas gracias!

martes, 7 de julio de 2015

La vida no es una pirámide de Maslow

La vida no es una pirámide de Maslow, es una pirámide de buitres. La gente jode a quien tiene por debajo porque ellos tienen por encima a alguien que los jode. Ni siquiera esperas subir el escalón algún día, sólo rezas para que alguno de los que está arriba no sea como los que están por encima de ti.

A veces luchas, otras pasas de todo con tu mejor sonrisa, también lloras de impotencia, de rabia y de frustración; puede que al final consigan que te resignes a ser la carroña que no tiene patas para largarse de ese valle sin árboles.

Piensas en qué hacen los demás y sólo ves a gente sin problemas, que tienen todo lo que ansiaban. ¿Seguro? No te compares, tú no ves lo que hay detrás.

"La verdadera grandeza, no necesita la humillación del resto" (Amado Nervo).


-------------------------
P.D.: Sólo le queden 5 días a mi campaña de crowdfunding, si tú no precompras la novela, no saldrá publicada.