lunes, 23 de febrero de 2015

El retrato de Dorian Gray, de Óscar Wilde

Tras toda la vorágine mediática que está suscitando "50 sombras de Grey" yo casi prefiero hablaros de otro "Gray", el de Óscar Wilde, y recuperar esta reseña que hice en abril de 2013. Ahí va:

Basil Hallward es un artista que queda enormemente impresionado por la belleza estética de un joven llamado Dorian Gray y comienza a encapricharse con él, creyendo que esta belleza es la responsable de la nueva forma de su arte. Basil pinta un retrato del joven. Charlando en el jardín de Basil, Dorian conoce a Lord Henry Wotton, un amigo de Basil, y empieza a cautivarse por la visión del mundo de Lord Henry. Exponiendo un nuevo tipo de hedonismo, Lord Henry indica que "lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos". Al darse cuenta de que un día su belleza se desvanecerá, Dorian desea tener siempre la edad de cuando le pintó en el cuadro Basil. El deseo de Dorian se cumple, mientras él mantiene para siempre la misma apariencia del cuadro, la figura retratada envejece por él. Su búsqueda del placer lo lleva a una serie de actos de libertinaje y perversión; pero el retrato sirve como un recordatorio de los efectos de cada uno de los actos cometidos sobre su alma, con cada pecado la figura se va desfigurando y envejeciendo.

Esta obra nos muestra una metáfora curiosa sobre la belleza y la importancia que le damos en la vida. Es muy entretenido, si bien considero que ciertos párrafos que transcriben supuestos contenidos de libros que el protagonista lee no aportan nada al conjunto y hacen pesada la lectura en momentos puntuales.

Sin duda tenemos aquí una gran lección a través de una historia curiosa y original que os recomiendo leer.

El libro está plagado de frases sensacionales y llenas de contenido. Os dejo varias a continuación:

- La única excusa para hacer una cosa inútil es admirarla infinitamente.

- Pero me es imposible no detestar a mi familia. Imagino que se debe a que nadie soporta a las personas que tienen sus mismos defectos.

- En nuestros días un corazón roto da para muchas ediciones.

- En la actualidad las personas se tienen miedo. Han olvidado el mayor de todos los deberes, lo que cada uno se debe a sí mismo.

- Me pregunto quién definió al hombre como animal racional.

- En los días que corren la gente sabe el precio de todo y el valor de nada.

- Cuando somos felices siempre somos buenos, pero cuando somos buenos no siempre somos felices.

- Existe la voluptuosidad del autorreproche. Cuando nos culpamos sentimos que nadie más tiene derecho a hacerlo. Es la confesión, no el sacerdote, lo que nos da la absolución.

- Quizá uno nunca se muestra tan natural como cuando representa un papel.

- Cuando una mujer vuelve a casarse es porque detestaba a su primer marido. Cuando un hombre vuelve a casarse es porque adoraba a su primera mujer. Las mujeres prueban suerte. Los hombres arriesgan la suya.

- La memoria, como una horrible enfermedad, le devoraba el alma.

- En el universo de los hechos no se castigaba a los malvados ni se recompensaba a los buenos. El éxito correspondía a los fuertes y el fracaso recaía sobre los débiles.



¿Qué me contáis de este libro de Wilde? ¿Lo habéis leído? Espero vuestros comentarios.

21 comentarios:

  1. Pues no lo he leído, pero es todo un clásico. Me lo apunto, a ver si cae en verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verano es el tiempo más agradables para las lecturas, así que apúntatelo en sitio bien visible. Biquiños!

      Eliminar
  2. Yo lo leí hace un montón de años y no me gustó, creo que el problema más bien fue el momento de la lectura por lo que ahora me planteo darle otra oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el libro no llega en el momento adecuado para él es una pena, sobre todo porque tenemos un mal recuerdo y, con tanto que hay por leer, siempre lo acabamos dejando de lado. A ver si te animas, ya ves que las frases son realmente buenas y nos invitan a reflexionar. Biquiños!

      Eliminar
  3. Lo disfruté hace años. Me gustó la ambientación y la ironía que tan bien sabe utilizar el autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mu bueno sobre todo porque seguro que a mucha gente le gustaría ser Gray. Biquiños!

      Eliminar
  4. Yes!! Yo lo he leído hace año y medio / un par de años. Y me gustó el mensaje, es cierto, ese cuestionamiento de la belleza tal como la conocemos, pero sobre todo creo que me gustó más el personaje, toda la psicología que hay detrás de Gray. Esperaba algo bastante distinto cuando me aproximé a ella pero aún así la disfruté. Seguramente no sea de esos clásicos que hay que leer casi sí o sí, pero me parece una novela bien interesante. Y plagada de citas, como las que nos dejas.

    Biquiñooos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido mucho cuidado en no poner aquí medio libro, porque citas como esas las tiene por todas partes. Me alegro de que te haya gustado. Biquiños!

      Eliminar
  5. Me encanta Wilde y esta novela en particular. En la universidad hice un trabajo sobre ella como proyecto final de una asignatura.
    Gracias por compartir la entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora lo que quiero saber es qué estudiaste, aunque lo intuyo. Biquiños!

      Eliminar
  6. Tengo que hacerme con él porque de Wilde sólo leí "La importancia de llamarse Ernesto", que me encantó.
    De éste vi la peli, que no me desagradó pero estoy segura de que no es lo mismo. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, ese libro que dices no lo conocía, así que me lo apunto. Gracias por la recomendación. Biquiños!

      Eliminar
  7. Lo leí hace varios años y guardo un buen recuerdo de él. Pero creo que me gusta más La importancia de llamarse Ernesto. Igual es porque hace menos tiempo que lo leí y está más fresco en mi memoria ;)
    ¡Buena reseña!
    Bicos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, ese también me lo apunto, me tengo que apuntar muchos :) Biquiños!

      Eliminar
  8. Yo me lo leí hace mil años y recuerdo que me pareció muy bueno y además que me dio un mal rollo espantoso. En algún momento volveré a leerlo :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Anda! Yo me leí hace nada El rey joven, un libro de cuentos que me ha gustado mucho, pero El retrato lo tengo pendiente. La película (dejando de lado las opiniones en contra que pueda tener) me encantó, y desde entonces le tengo ganas. A ver si cae en mi reto de #30librosenunaño :D

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es también de Wilde? Me lo apunto. Biquiños!

      Eliminar
  10. Hay clásicos que no pasan de moda y este es uno de ellos me lo apuntare para releerlo, un beso

    ResponderEliminar
  11. No lo he leído, Cris... pero lo tengo pendiente. Eso sí, he visto varias versiones en el cine, la última hará cosa de dos tres meses. Es una historia que me recuerda al Fausto de Goethe.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa no la conocía, lo que sí puedo asegurarte es que el libro me gustó mucho, y especialmente por la cantidad de citas que, como ves, nos aporta. Gracias por pasarte a comentar. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.