martes, 24 de febrero de 2015

Quiero que vengáis conmigo

Voy a hacer que os imaginéis cómo es mi viernes: salgo de trabajar, huelo la vida en las calles, la gente de un lado para otro, huelo el café y el zumo de piña en la terraza de un bar, huelo la pizza para ver una película, huelo una tortilla de patatas el sábado a mediodía, huelo el sofá en el descanso del domingo. Es fácil sentir todo eso, ¿verdad? Más que fácil, lo hacemos fácil porque es placentero.

Ahora voy a hacer que os imaginéis cómo es mi lunes: la persiana abierta deja entrar una claridad que me va avisando de que en breve tendré que levantarme, me lo confirma el despertador cinco minutos más tarde. Huelo el ColaCao y los cereales. Bajo y huelo cómo el asfalto y la tierra están mojados por la lluvia. Huelo el pino de vainilla que tengo en mi coche porque es mi olor preferido.

Pero al llegar al trabajo el olor no es muy agradable porque pasa justo por encima de mi puesto una tubería del cuarto de baño de arriba. Además, hay muchos malos humos, y el olor del estrés, de las malas caras y los malos modos, ese olor que puede cortarse con un cuchillo, es el peor de todos.

Al igual que en mi coche, para todo tengo un ambientador: a la recepción le echo un spray de vainilla y cierro los ojos durante un breve instante para respirar y sentirme mejor. Pero, ¿qué hacer con el resto? Es muy fácil, hay un olor que todos los que me leéis habéis percibido alguna vez y que siempre nos hace sentir mejor: el olor de la tinta electrónica que se usa en los blogs.



¿A qué huele esa tinta electrónica en concreto? ¿Por qué es especial? Porque huele a sonrisas, risas y carcajada limpia. Huele a paz, a distraernos. Huele al humo quemado que sale cuando pensamos, huele a opinión. Huele, exactamente, a hacer lo que nos gusta. Seguro que todos tenéis un olor asociado precisamente a eso.

Y así combato yo la rutina de la semana, leyéndoos y escribiendo. Y lo de escribir lo hago aquí y, por si no lo sabéis, también en otros dos blogs:



Eso es lo que hago yo entre semana: perseguir el olor de todo lo que me permite escapar de la rutina. Y os lo cuento porque me gustaría que, de vez en cuando, sigáis el olor de esta tinta electrónica tan especial y os vengáis conmigo. 

18 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada, me ha encantado su olor porque yo también lo huelo todos los días. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ahora tú también hueles la tinta del papel, que me ha dicho un pajarito que te han entrevistado en el periódico :) Enhorabuena!!!! Biquiños!

      Eliminar
  2. Es verdad que es más fácil "oler" lo bueno, que lo malo, pero te leo para seguir oliendo a vainilla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi blog tuviera un olor, sería el de la vainilla, no lo dudes. Biquiños!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas tracias Arantxa, me alegro de que te haya gustado. Biquiños!

      Eliminar
  4. Porque huele a sonrisas, risas y carcajada limpia. Huele a paz, a distraernos.... Me ha encantado tu entrada de hoy!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari. Espero haberos contagiado alguno de todos esos olores maravillosos. Biquiños!

      Eliminar
  5. Sí que conseguiste que te acompañáramos por tu vida guiados por tus olores cotidianos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, pero espero que os hayáis parado más en todos los olores buenos. Biquiños!

      Eliminar
  6. A mí también me encanta ese olor. Nos hace evadirnos un poquito de nuestras "tragedias" cotidianas. Me he pasado por el post de Gran Hermano, que me ha llamado mucho la atención. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, gracias por pasarte también por allí. Espero que te haya gustado. Biquiños!

      Eliminar
  7. Es verdad que en este mundillo de los blogs hay rincones muy acogedores. Está bien visitarlos de vez en cuando para buscar un poco de paz y diversión, y alegrar los sentidos (veo que a veces esto incluye hasta el olfato). :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog huele a fresco, y a positividad. Siempre me contagias alegría cuando te leo. Biquiños!

      Eliminar
  8. NO sabía que tenías esos otros blogs :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son míos, sólo colaboro. Y colaboro ahí porque me gustan los temas que escriben y cómo los escriben. Te los recomiendo, en especial si te gusta la lectura, aunque hay de todo, y muy interesante. Biquiños!

      Eliminar
  9. Me gusta el olor a vainilla.
    Y por cierto, la tinta electrónica no huele...eso es que se te está quemando el ordenador. ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué poco poético-imaginativo eres xddd! Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.