lunes, 27 de abril de 2015

Los colores de una vida gris, de Pilar Muñoz Álamo

Cinco amigas. Un juego. Cinco razones ocultas para participar. Y un destino truncado.  ¿O tal vez no? 

Cinco amigas de elevado status social y económico deciden secundar el juego aberrante e inmoral propuesto por una de ellas en estado de embriaguez, en el que aflora con fuerza su más primitivo deseo de venganza. Sus vidas acomodadas y su carencia de escrúpulos, junto a diversas razones de índole personal, las incitan a continuar hasta el final, observando cómo el destino de una de ellas experimenta un giro radical que la aboca a un futuro de consecuencias imprevisibles colmado de obstáculos que nunca creyó tener que afrontar, y bajo la sombra de una amenaza cuyo origen desconoce. 

Un destino truncado para una mente vacía. Una vida inmersa en un nuevo mundo gris. ¿O tal vez no? Eso, además de ella, deberás decirlo TÚ.

El título de este libro me llamó mucho la atención y me decidí a comprarlo después de leer numerosas reseñas positivas. No me ha defraudado.

No me he cansado de leer las historias de personas que nada tienen que ver conmigo: desde el status más alto hasta el más bajo. Estamos ante una novela que se mueve en los extremos y que me ha mostrado cosas desconocidas. Lo que más me ha sorprendido ha sido que la autora me haya mostrado decisiones que no aprobaría jamás y que, a través de la construcción de unos personajes perfectamente perfilados, con sus luces y sus sombras, haya conseguido que no los juzgue. Nos muestra a todos los protagonistas con sus más y sus menos y, aunque no puedes aprobar su conducta, acabas entendiéndolos.

"Los colores de una vida gris" consigue algo que no me pasa a menudo, y es que eche de menos a los personajes en cuanto termino la última página. Por eso es por lo que os recomiendo su lectura: porque no sólo os engancharéis a la trama, sino que sentiréis simpatía por personajes a priori antipáticos y aprenderéis mucho a base de conocerlos.

Y para ir abriendo boca, os dejo las frases que más me llamaron la atención:

- Todos no eran ladrones, Elena, a pesar de estar hundidos en la misma miseria.

- De eso se ha valido la religión durante siglos para mantener su poder, de la resignación del pueblo ante las injusticias.

- La joya no puede ser pulida sin fricción, ni el hombre perfeccionarse sin dificultades (proverbio chino).

- Empezaba a comprender que dar rienda suelta a los problemas resultaba ser un reconstituyente excepcional, aunque el hecho de airearlos no acarreara una solución.

- A veces hay silencios que lo dicen todo.

jueves, 23 de abril de 2015

Día del libro: 23 frases sobre literatura

Con lo que me gusta leer, que menos que celebrar el Día del libro, que es precisamente hoy, 23 de abril. Y lo haré a mi manera, aunando la pasión por la lectura y también por las frases, dejándoos algunas que hablan, precisamente, de lo que hoy se celebra. Espero que os gusten:




- Un libro no acabará con la guerra ni podrá alimentar a cien personas, pero puede alimentar a las mentes y, a veces, cambiarlas (Paul Auster).

- Hay cosas peores que quemar libros, una de ellas es no leerlos (Ray Bradbury).

- Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros (Adolfo Bioy Casares).

- Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros (Frank Kafka).

- Leer buenos libros es como conversar con las mejores mentes del pasado (René Descartes).

- Leo y soy liberado. Adquiero objetividad (Fernando Pessoa).

- La gente que escribe libros rara vez es intelectual. Los intelectuales son gente que habla sobre los libros que han escrito otros (Françoise Sagan).

- Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía (José Vasconcelos).

- Los libros son los amigos más silenciosos y constantes; los consejeros más accesibles y sabios y los maestros más pacientes (Charles W. Eliot).

- Un buen libro es el mejor de los amigos, lo mismo hoy que siempre (Rubén Darío).

- Allí donde se queman los libros se acaba por quemar a los hombres (Henrich Heine).

- Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma (Marco Tulio Cicerón).

- Leer un libro es un diálogo constante, el libro habla y el alma responde (André Maurois).

- Quien lee muchos libros y no piensa nada sobre ellos es como una estantería (Anónimo).

- El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma (Marcel Prevost).

- Leer es como besar: a quien no lo hace frecuentemente se le empieza a notar en la lengua (Anónimo).

- Quien no lee un buen libro, no tiene ventaja sobre aquel que no lo puede leer (Mark Twain).

- Ver a alguien leyendo un libro que te gusta es ver a un libro recomendándote a una persona (Anónimo).

- A mis libros, más que como reflejo o representación, los pienso como instrumentos o herramientas, para operar sobre la realidad, precisamente (César Aira).

- Un lector vive mil vidas antes de morir, el que no lee, sólo vive una (Jojen Reed).

- El placer de leer es doble cuando se vive con otra persona con la que compartir los libros (Katherine Mansfield).

- La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz (Jorge Luis Borges).

lunes, 20 de abril de 2015

Aracne y la muerte viene a cenar, de Ana Bolox

Charles Carter, expiloto de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial y antiguo agente del MI5, trabaja ahora como detective de Scotland Yard. Sin embargo, su antiguo superior en el Servicio de Inteligencia británico requerirá su ayuda para investigar el robo de unos documentos vitales para la seguridad del Estado. Sin darse cuenta, Carter caerá en las redes de "Aracne", una intrincada tela de araña de cuyos hilos nadie puede escapar. 

En "La muerte viene a cenar", el ahora inspector Carter se hace cargo de la investigación del asesinato de Thomas Allerton, un famoso escritor de novela policíaca cuya muerte satisface los intereses de varias personas, pero que nadie parece haber cometido. Kate West, una atrevida joven a la que le pierde su afición por la novela policíaca y la resolución de crímenes, se verá envuelta en la investigación y, junto a Charles Carter, participará en ella como un juego del que el inspector del Yard no sabe cómo sacarla... ni si lo desea. 

Nos encontramos con un exponente moderno de la clásica novela negra muy bien ambientado y con dos historias que enganchan desde el primer momento y que sirven para presentarnos a la perfección a los dos personajes protagonistas: Charles Carter y Kate West. Nos cuenta cómo se conocen, cómo son, cómo viven, y todo ello en medio de unos casos intrigantes cuya resolución nos sorprende.

Las aventuras de este par seguirán en próximas entregas y por eso se agradece que la autora nos los haya presentado con estos títulos; títulos que, por cierto, están muy bien integrados en la trama y explicados a la perfección. Me ha recordado a un haiku, donde el título es tan importante como la obra en sí para poder entender la historia.

Se nota que Ana Bolox es una buena lectora de novela negra y que ha mimado la confección de este libro. Además, quiero destacar que tiene un vocabulario exquisito que hace que la lecutra de las conversaciones llenas de sarcasmo y de ironía fina de estos dos personajes se haga más entretenida.

Es un libro que recomiendo, de hecho estoy esperando el próximo para leérmelo.

Y para terminar, unos ejemplos de grandes frases que leemos de la boca de Carter & West:

- Podían aprenderse muchas cosas cuando a uno no le bastaba con preguntarse por qué.

- Créeme, Betty, un botón convenientemente desabrochado es mucho más provocativo que cualquier escote vertiginoso.

- La vida ofrece oportunidades que es mejor obviar.

miércoles, 15 de abril de 2015

Listado de refranes literarios



Siempre digo que lo prometido es deuda y hoy no va a ser la excepción, así que aquí os traigo los refranes literarios que hemos confeccionado entre todos y que han quedado muy bien rematados. Seguro que os sacarán más de una sonrisa, ya veréis:

- A mal libro, buena letra.

- Quien a buen libro se arrima, buen consejo le cobija.

- Mientras hay libro hay esperanza.

- En mente cerrada no entran ideas.

- Dime qué libro lees y te diré cómo eres.

- Ojos que no ven, corazón que siente no haber leído.

- Nunca es tarde si la lectura es buena.

- A libro regalado no se le ponen pegas.

- Más vale Quijote que locos hablando.

- Más vale libro en mano que ciento en estantería.

- Nunca es tarde para releer si la obra es buena.

- Cada cual en su casa y libros en la de todos.

- Del árbol caído todos hacen libros.

- Ande o no ande, libro grande.

- Más sabe el diablo por ser lector que por diablo.

- No dejes para mañana lo que puedas leer hoy.

- No por mucho leer amanece más temprano.

- Ver el microrrelato en el ojo ajeno y no la trilogía en el propio.

- Escribe libros y te dejarás los ojos.

- Nota al pie, nota al pie, abajito me quedé.

- Libro que no has de leer, déjalo correr.

- A buenas horas, tapas verdes.

- En abril, libros mil.

- A buen libro, pocas palabras no llegan.

- A libro regalado no le mires la sinopsis.

- Más vale libro en mano que patada en los cojones.

- El que esté libre de ver Telecinco que tire el primer libro.

- Ande yo leyendo, y ríase la gente.

- Sí por mucho madrugar, leeremos más temprano.

- Al mal tiempo buenos libros.

- No te acostarás sin leer un poquito más.

- A libro acabado, libro empezado.

- Éramos pocos y sacó precuela.

- Quien a buen libro se arrima, buenas letras le cobijan.

- No hay best-seller que cien años dure.

- Quien bien te quiere, te hará leer.

- Nunca es tarde para leer, lee hoy lo que no leíste ayer.

- A buen libro, no hay tapa dura.

- A más años, más libros.

- A nadie le amarga un libro.

- A todo se acostumbra uno, menos a no leer.

- Antes de hacer nada, consúltalo con un libro.

- Lectores somos, y en las reseñas nos encontraremos.

- Cada libro con su tema.

- Dice el abuelo sabio: o lees o vas con las ovejas al monte.

- A quien a buen libro se arrima, buena lectura le ampara.


Y para terminar, quería daros las gracias uno por uno por haber participado y haber hecho la semana tan amena con este juego. Espero que no se me olvide nadie :)

Henry, Enebea, Suguspiña, Covadonga, Yeste Lima, Ana C., Desafectos, David Orell, Seren, Jatz Me, Adella Brac, BlackMinus, Miguel Carrillo, Mónica Serendipia, Eche cousa do demo, Relatos Magar, Mundibotica, Bea Sarrión, Francisco y Libros Incompletos.

miércoles, 1 de abril de 2015

Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez

En un pequeño pueblo colombiano de la costa caribeña Bayardo San Román descubre en su noche de bodas que su prometida Ángela Vicario ya no es virgen y decide llevarla de regreso a casa de sus padres. El presunto responsable de la deshonra es Santiago Nasar, un vecino del pueblo. Los hermanos de la novia no dudan un instante: el único remedio para restituir el honor de la familia es asesinar al culpable.

Crónica de una muerte anunciada relata con exactitud periodística los pormenores de este asesinato sabido y defendido por todo el pueblo en nombre del honor, una problemática aún actual en muchas sociedades del mundo. Su autor fue galardonado con el Premio Nobel en 1982.


Hoy os traigo al blog un clásico de la literatura del aclamado escritor galardonado con el Premio Nobel en 1982 y que, desgraciadamente, nos dejó hace casi un año.

En esta obra el autor demuestra que es uno de esos maestros de las letras capaces de enganchar al lector con una historia cuyo final conocemos desde el principio. Esta es una de las labores más difíciles y que más admiración me causa en cuanto a escritura se refiere. ¿Por qué seguir leyendo si ya sé cómo acaba el libro? No es por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta.

A Santiago Nasar lo han matado los hermanos Vicario, esto se nos revela en la primera línea. Y aunque parezca increíble, lo que encontraremos a continuación nos atraerá aún más: el cómo, el cuándo y el por qué y, sobre todo, cómo vivieron este suceso los que conocían a la víctima.

¿Es posible que se cometa un asesinato de un vecino cuando sus asesinos han gritado a los cuatro vientos que iban a matarlo? Y ¿es posible mantener la intriga de una historia cuyo final conocemos de antemano? La respuesta en ambos casos es sí.

Un libro que recomiendo leer, si no lo habéis leído; y releer si, como es mi caso, hace muchos años que lo habéis tenido entre las manos. Crónica de una muerte anunciada es una obra atemporal que siempre se disfruta como si fuera la primera vez.

Y para terminar, os dejo con la frase que más me ha llamado la atención:

- "Parecían dos niños", me dijo. Y esa reflexión la asustó, pues siempre había pensado que sólo los niños son capaces de todo.


Y vosotros, ¿qué me contáis? ¿Os animáis a leerlo o releerlo? Si ya lo conocíais, me gustaría que me contaseis qué os ha parecido. Espero vuestros comentarios.