miércoles, 29 de abril de 2015

Su chico de alquiler, de Mayte Esteban

Paula es una adolescente que no tiene novio pero le cuenta a su padre que sale con alguien para librarse de sus hermanas pequeñas. Lo que no se imagina es el embrollo que se formará cuando alquile a un chico para tapar su mentirijilla. Porque ese chico es alguien que no espera.

Tenía muchas ganas de tener agrupadas en este blog todas las reseñas que he ido haciendo desde que empecé mi andadura bloggera, ya hace algunos años, en diferentes blogs que a día de hoy se encuentran cerrados, ya que por fin encontré en este, "Detrás de la pistola... disparando historias" mi lugar definitivo.

Así que de vez en cuando os iré trayendo reseñas de hace años, no sólo para tenerlas agrupadas aquí, sino para que recordemos grandes novelas que me hicieron pasar un muy buen rato en su momento.

Y dentro de esta categoría se encuentra "Su chico de alquiler", un libro cuya reseña me alegro de volver a traeros. Este libro, allá por junio de 2012, me hizo evadirme, desconectar de todo, salir de mi mundo y de mis cosas, parar de darle vueltas a la cabeza y, en definitiva, distraerme y pasar un buen rato. Empecé a leerlo sin demasiadas expectativas, pensando que podría tratarse de la típica historia que sale en una película de esas que echan en Antena 3 por la tarde, sin más pretensiones, pero estaba equivocada. El argumento puede ser típico: chica alquila chico y se arma un lío en torno a esta mentira. Pero lo que tiene de especial este libro es su manera de contar las cosas, y esos líos tan bien entramados cuya resolución estaba deseosa de conocer.

Desde mi punto de vista, la historia se cuenta de una manera muy ingeniosa. Lo he pasado muy bien leyendo, he empezado y, cuando pensé que habían pasado solo cinco minutos, resulta que ya iba por la mitad. Hay lecturas que, aunque me gusten, se me hacen pesadas, porque son muy extensas, y aunque me engancho porque quiero saber el final, termino por cansarme. Con "Su chico de alquiler" me ha pasado todo lo contrario: estaba enganchada y no me ha cansado para nada su lectura. Es un libro muy corto que se lee en un suspiro, no sólo por el número de páginas sino porque el tiempo se me ha pasado volando entre tanta aventura.

Decir que la imagen que ilustra este post corresponde a un marcapáginas del libro que Mayte me ha hecho llegar cuando le comenté que volvería a recuperar la reseña porque me traía muy buenos recuerdos. Yo no le pedí que me lo enviase, lo ha hecho ella porque sí, porque le ha salido de dentro, igual que todo lo que escribe. Por eso os animo no sólo a que leáis este libro, sino a que os paséis también por su blog, El espejo de la entrada, un sitio donde seguirle los pasos y donde podremos conocer mejor a esta autora tan cercana.

El primer párrafo de "Su chico de alquiler" me parece sencillamente genial, es mejor que lo descubráis por vosotros mismos si os decidís a leer el libro. Pero para ir abriendo boca, voy a acabar la reseña con las que, para mí, son las mejores frases del libro:

- Hay que vivir para aprender a vivir.

- No busco un chico guapo que me haga reír. Quiero alguien que me haga sentir.

-------------------------

P.D.: En su momento reseñé Detrás del cristal, otro libro de Mayte Esteban completamente diferente que también me gustó mucho y que no deberíais dejar pasar.

11 comentarios:

  1. Sinceramente, no me atrae nada, nada... ;D
    Tienes que leer Las uvas de la ira si no lo has leído ya, para decirme qué tal y yo decidirme XD
    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjate de uvas con ira y lee este libro, que es muy ameno :D Biquiños!

      Eliminar
    2. Uhm.... ya lo buscaré, pero que sepas que odio tu poder de convicción. Bueno, te odio, y ya está XD
      Biquiños!

      Eliminar
  2. "Un post sin comentarios es peor que un día sin pan. A mí me encantan y me alimentan así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día."
    Cuánta razón... no me había fijado en este aviso que tienes puesto.

    Al leer el título he pensado que te dedicas profesionalmente a la lectura, porque de otro modo no sé cómo tienes tiempo. Pero son reseñas antiguas. Jo, yo que iba a preguntarte el truco... je je je.

    No conozco a la autora, pero eso que dices de cómo te ha pasado el tiempo mientras leías es lo que más me ha convencido, ese "sumergirse" en la historia. Me han dado ganas de leer el libro, y por supuesto, las dos frases que has puesto van a mi libreta de cabeza.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He recordado que no como pan, así que debería cambiarlo por "Un post sin comentarios es peor que tener un bote de nocilla y no tener en qué untarla" jajaja. Es verdad que algunas reseñas son antiguas, de todas formas, parece que leo mucho porque muchos de los títulos son cortos y enseguida los termino. Este, por ejemplo, se lee en nada y menos. Biquiños!

      Eliminar
  3. Pues tiene muy buena pinta!!! Tengo que parar de leer reseñas. Vais a acabar conmigo. Jajajaja. Las frases que seleccionas me han gustado mucho. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso nada, no vamos a parar hasta aplastarte con esa lista de pendientes que estás creando gracias a nosotros jijiji. Biquiños!

      Eliminar
  4. Muchas gracias, Cris. Como dices, es una novela para insertar entre otras de más calado, una simple diversión para pasar el rato. Me alegro de que la sigas recordando con cariño.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus libros y, sobre todo, por ser tan cercana y tratarnos con tanto cariño. Biquiños!

      Eliminar
  5. LO tengo pendiente en el lector desde hace tiempo. A ver cuándo me animo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lleva nada leerlo, así que anímate ya :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.