miércoles, 13 de mayo de 2015

La conjura de los necios, de John Kennedy Toole

El protagonista de esta novela es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: Ignatius Reilly - una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y santo Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona -, que a los treinta años aún vive con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de "teología y geometría" como de "decencia y buen gusto"; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve "catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea", fiebre a la que Ignatius añadirá unos cuantos grados más. La conjura de los necios se hizo acreedora al premio Pulitzer, y en Francia fue galardonada el año de su publicación como "la mejor novela en lengua extranjera".

Hoy recupero esta reseña de un libro me ha gustado mucho y que hace una buena crítica de la sociedad en general. Decir que el protagonista, que tiene 30 años, es una de esas personas sobre las que, al conocerlas un poco, soltarías la siguiente frase: "Si su madre le hubiese dado una buena ostia cuando era pequeño...".

Lo que más me sorprende es como este personaje puede ser tan estúpido y sin embargo ser de las personas más cultas que uno se pueda imaginar. De sus comentarios he sacado 27 palabras (ni más ni menos) que he tenido que buscar en el diccionario. Como dicen en el libro, y creo que no podrían haberlo explicado mejor: "Lo aprendiste todo, Ignatius, todo, salvo cómo debe comportarse un ser humano".

Para que os hagáis una idea de cómo se expresaba el "tonto" protagonista de esta historia, aquí os dejo algunas de sus frases:

- "La sirena, una cacofonía de doce gatos monteses enloquecidos...".

- "Yo había tenido poca relación con ellos, en realidad, pues sólo me relaciono con mis iguales, y como no tengo iguales, no me relaciono con nadie".

- "Dándome cuenta de que mi arma de plástico no podía igualar a un largo tenedor esgrimido por un matusalén alucinado...".

Lo que me resultó especialmente interesante fue darme cuenta de que el libro y la vida del autor guardan ciertos paralelismos, aunque espero que el autor no fuese una persona tan soberbia, egocéntrica y despreocupada de las personas que le rodean. Si queréis saber más de John Kennedy Toole, aquí tenéis un enlace a su biografía por cortesía de la Wikipedia.

Y para terminar, os dejo las tres frases que más me han gustado del libro:

- "Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él".

- "Los libros son hijos inmortales que desafían a sus progenitores" (Platón).

- "La naturaleza hace a veces un tonto, pero un fanfarrón siempre es obra del hombre" (Addison).

27 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de leerlo, lo tengo por casa pero sigue en la estantería. Me llama mucho la atención cuando los libros y los autores tienen mucho parecido, supongo que es inevitable, pero es curioso. Voy a echarle un vistazo a su bibliografía. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que se hizo para conseguir la publicación de este libro da para otro libro. Ya me contarás si te gusta. Biquiños!

      Eliminar
  2. El bueno de Igantius estaba un escalón por encima de todos nosotros. El vive en otra dimensión en donde la decencia y el buen gusto son la única bandera. La conjura de los necios es uno de mis libros favoritos de siempre... y que me decir de los secundarios de lujo: Mancuso, Santa, Irene Reilly, Jones. Iganatius, entrañable y odioso al mismo tiempo, genio y figura hasta la sepultura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca mejor dicho, Ignatius vivía en otra dimensión. Los secundarios son de lo mejorcito, una pena que este autor no haya escrito otras cosas. Biquiños!

      Eliminar
  3. Hace unos años empecé a leerlo y no me enganchó nada, abandoné su lectura. Por si no fue su momento quizás le de oportunidad.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay libros que tienen su momento, a mí me pasó con "La casa de los espíritus". Lo empecé y no me gustó nada y, años después, lo devoré en menos de una semana. ¿Quién nos entiende? Biquiños!

      Eliminar
  4. Pues mira, me has recordado uno de esos pendientes que tengo desde tiempo inmemorial y a los que no he conseguido aún encontrar hueco. Hay tan poco tiempo y tanto por leer que siempre se cuela alguno.
    Tengo que descubrir al bueno de Ignatius, que el hombre promete.

    Y me gusta especialmente esa cita de Addison, por cierto.

    Un biquiño! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta, un fanfarrón siempre es obra de un hombre, generalmente del mismo hombre que es un fanfarrón. Biquiños!

      Eliminar
  5. Ainsssssss... libro??? Eso quesloquees? ;)

    Me gusta mucho la primera frase que has puesto.
    Y lo malo.... que el mundo está lleno de necios !!

    Sigo con el café.. buen día guapis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hay más necios de los que me gustaría. Gracias por pasarte, que sé que andas a mil. Biquiños!

      Eliminar
  6. Leí ese libro hace mucho pero es uno de esos que no se olvida. La historia del autor es bastante dramática, la verdad. Un triste final para un hombre de mucho talento. Tu entrada me ha recordado mi artículo sobre "Personajes literarios que no me gustaría cruzarme en la vida real", donde no podía faltar Ignatius (http://relatosmagar.com/reflexiones-literarias/personajes-literarios-que-no-me-gustaria-cruzarme-en-la-vida-real/).
    Me ha gustado tu reseña, a ver si más gente se anima a leer este gran libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo voy a leer tu entrada, que tiene buena pinta. Gracias por el enlace :) Biquiños!

      Eliminar
  7. De mis eternos pendientes. Y por tu reseña voy a tener que animarme a darle su oportunidad prontito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, y si no te gusta, a mí no me eches la culpa :P Biquiños!

      Eliminar
  8. Lo leí hace muchísimos años, y me encantó. Es una de esas novelas que he de repetir (repito muchas, a este paso no voy a terminar nunca los libros de mi lista de "pendientes").

    La historia del autor me dejó un poco tocada, y admiré a su madre, insistente hasta que consiguió sus propósitos. Qué lástima todo, de verdad.

    Besotes, Cris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por eso no suelo repetir, porque si no, no acabo más. Biquiños!

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    Hace tiempo que le tengo ganas a este libro. A ver si puedo leerlo pronto.
    Una reseña estupenda.
    ¡Nos leemos! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar. Al hacer esta entrada he visto que este libro es un eterno pendiente de mucha gente. Y yo que pensaba que era la única que no lo había leído ya. Biquiños!

      Eliminar
  10. Uy, una novela con cuya lectura disfruté mucho años ha. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro es uno de esos que deberían mandar leer en el instituto. Biquiños!

      Eliminar
  11. Lo leí en inglés en la carrera como parte de una asignatura de literatura norteamericana y me encantó, es una gran crítica social.
    Buen post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, como le acabo de decir a Francisco, debería ser una lectura obligatoria en el instituto ya. En inglés, madre mía, me gustaría ser capaz algún día de leerme un libro de estos en inglés. He leído en ese idioma muchos de temas empresariales, nuevas tecnologías e inversiones y, aunque parezca mentira, esa jerga es mucho más fácil de entender que el lenguaje coloquial. Biquiños!

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. A mí también me lo ha parecido, no me cansaré de recomendarlo :) Biquiños!

      Eliminar
  13. Desconocía este título. Por lo que cuentas no me convence mucho, quizás esté equivocado, pero lo dejaré en la lista de porsiacas :D
    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha encantado pero, ya sabes lo que dice, cada libro tiene que llegar en su momento. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.