lunes, 11 de mayo de 2015

Todas las ideas que perdimos

Cuando estás es cama a punto de dormirte porque al día siguiente tienes que levantarte temprano para ir a trabajar es cuando vendrá esa idea que has estado buscando todo el día. Entonces, en ese momento, lo importante no es la idea. Encontrarla (o que haya venido a nosotros, más bien), no nos satisface tanto como si este hecho extraordinario hubiese ocurrido a las seis de la tarde. Y no lo disfrutamos porque la disyuntiva a la que nos enfrentamos es la siguiente: ¿me levanto a apuntarla, o lo dejo estar?


Si piensas que mañana te acordarás, iluso de ti, déjame decirte que eso no pasará; tengo pruebas: mi propia experiencia personal. Después de ocho, siete, seis horas y media (con suerte) de sueño reparador (esto último, con suerte también), la idea se habrá esfumado de tu cabeza.

Pero es que se está tan a gustito en cama, bajo el calor del nórdico, que poner un pie fuera para buscar una libreta y un boli y anotar a la susodicha es casi un pecado. Cuando a mí me pasa, yo no peco mucho, normalmente la apunto en el móvil, que siempre dejo cerca de mí. Pero, ¿y si tienes el teléfono a cargar en la otra punta de la habitación? Otra vez aparece ante nosotros el sendero que se bifurca entre un empedrado y dificultoso camino de "levántate, que mañana no te acordarás y la idea es demasiado buena para perderla", y las escaleras mecánicas que te conducen a esa puerta del mundo onírico rotulada con un cartel que dice "quédate ahí quietecito, ya mañana vamos viendo".

A mí me pasa muchas veces, ayer, sin ir más lejos. Debería tener una libreta y un boli en la mesilla de noche peeero... En casa del herrero cuchillo de palo. Yo sólo quería una idea para hacer un post sobre escritura y acercarme así, aunque sólo fuese un poco, a esos grandes que publican posts todos los días de la semana sin bajar la calidad, que confeccionan interminables listas que siempre logran mantener el interés o que nos hablan de la inspiración.

¿Qué hice yo ayer? ¿Apunté la idea que me vino a la cabeza o pasé de todo y dormí, esperando acordarme de ella al día siguiente? Era tarde, así que confié en la suerte y aquí estoy. Pero la fortuna, como la inspiración, es una esquiva dama, así que hoy, en el momento en que leáis este post, yo estaré comprando lo necesario para no volver a tener que elegir.

29 comentarios:

  1. No has recordado la idea, pero te ha quedado un post muy logrado... je je je.

    Yo ya tengo la libretita y el boli en la mesilla de noche, y a veces, como me cuesta horrores encontrar LA POSTURA para dormir... pues pierdo la idea por no girar el cuerpo serrano, que ya me vale.

    Si la idea me parece la madre de todas las ideas, la digo en voz alta (así no tengo que cambiar de postura), a veces la repito para memorizarla bien. Debería tener el móvil a mano para grabarme y se acabó el problema.
    Pero sinceramente, creo que no funciona muy bien el sistema. Donde esté una anotación que se quite tó.

    Voy a echar un ojo a esos blogs que recomiendas, seguro que son interesantes.

    Besotes!!!

    PD - Deberíamos intentar dormir más... y lo digo en plural porque me he sentido TAN identificada contigo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Enebea, me alegro de que te haya gustado. Espero que disfrutes con esos blogs que recomiendo, ya verás como sí. Biquiños!

      Eliminar
  2. Jajaja, y haces muy buena compra!

    Yo soy de la vieja descuela, de los de libreta, boli y mesilla. También tengo la aplicación de turno en el móvil, pero me ocurre un poco como a ti. Creo que las mejores ideas me vienen siempre de noche, con la calma del pre-sueño. La inspiración es así de cabrónida, supongo. Por no hablar de los sueños rarunos, que para más de un relato han dado y como no te los apuntes en el momento, vete despidiéndote porque yo al minuto ya no recuerdo nada, será la edad ya xDD

    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, si tengo que anotar todos los sueños raros que tengo, os traería al blog un relato corto todos los días. El otro día acaricié a un delfín naranja y se me destintó en la mano, no te digo más jajaja. Biquiños!

      Eliminar
  3. Toda la razón, Cris. A menudo deberíamos tener ese cuadernito de notas siempre a mano para cazar esas ideas que revolotean cuando menos lo esperamos. Llámalo inspiración, o moscas, o mariposas, como te apetezca, pero cuando vuelan cerca solemos creer que al cabo de unas horas seguirán por ahí.
    En estos días que he estado de vacaciones no me ha faltado la libreta para anotar ideas, y he apuntado 3, ¡3! Que no es poco ;D

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dices que tres no es poco? No es que no sea poco, es que es muchísimo. Exprime bien esas ideas ;) Biquiños!

      Eliminar
  4. Totalmente cierto, pero a mi me pasa incluso sin ir a dormir, me viene una idea o una frase que creo muy buena para iniciar una historia y que en ese momento fluiría sola pero no tengo en donde apuntarla, entonces la dejo estar por que creo que no se me olvidará pues solo me queda una hora para llegar al destino, y zas!! Cuando llego y me dispongo a escribirlo, ya no sale lo mismo y eso que durante un rato hice por memorizarla y estaba seguro de haberlo conseguido...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, aunque más tarde recuerdes de qué iba la idea, o ya no la expresas tan bien, o ya no te parece tan genial, es muy extraño, la inspiración nos vacila. Biquiños!

      Eliminar
  5. Es que es exagerado: a todos nos pasa lo mismo. Nos vienen ideas revolucionarias para la historia de la literatura, pero se pierden por culpa de estas camas tan cómodas que tenemos... Qué se le va a hacer... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podríamos ser el nuevo Cervantes, caca de sueño xddd! Biquiños!

      Eliminar
  6. pues anda maja.. sabes a mí cuando me llegan las buenas ideas???? en la bañera!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! me relajo tanto que entonces es cuando sin ni siquiera plantearmmelo me relajo de tal forma que todo fluye.. da igual que llevara pensando en "encontrar una idea" 1 o 2 horas.. el truco está en la ducha.. justo antes de ir a currar, se me ocurre.. y en serio, como tenga que meterme una libreta en la bañera ya lo que me faltaba!! jajajjajaj.. para 3 minutos que me dura la ducha.. si luego me acuerdo bien, y sino.. también..
    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niña!!!!! que te dura más el cigarro que la ducha!!!! debería ser al revés! XD

      Eliminar
    2. Pues en la bañera ni libreta, ni libreto xddd! Hay momentos que son para disfrutar, por mucha idea genial que nos ronde. Por cierto, la idea para mi novela la tejí en la ducha, sólo que la pensé tanto que después me acordaba a la perfección. Biquiños!

      Eliminar
    3. Anda que tú, David, ¿estás insinuando que Caramelo no se ducha a conciencia? OMG!!! jajaja. Biquiños!

      Eliminar
    4. jajajajajaj digo yo que ahora con esta ola de calor, un caramelo derretido no es good XD jajajaja
      biquiños y besicos!

      Eliminar
  7. jajajaja, justo me pasó anoche. Me daba pereza levantarme, había llegado del cine y me puse a leer en la cama, ya tarde. Quería anotar ideas para la reseña y no me levanté. La segunda opción era el móvil, donde también suelo apuntar y suelo tener cerca, pero justo al llegar del cine lo puse a cargar en otra habitación...a la porra la idea XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los astros se alinean en nuestra contra, serán cabritos xddd! Biquiños!

      Eliminar
  8. Yo tengo libreta y bolígrafo en la mesita, solo me falta la idea para el post perfecto...
    Quizá venga esta noche :)
    ¡Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tengas libreta y boli la idea no viene, así que, en realidad, lo mejor es que las tires y ya cuando te venga la inspiración apuntas lo que sea en un clínex xddd! Biquiños!

      Eliminar
  9. ¿Y por qué las mejores ideas siempre aparecen cuando estás en camita y sin ganas de levantarte? Y a pesar de que me ha sucedido más de una vez, sigo sin libreta y boli en la mesilla de noche. Que creo que si encenciera la luz, al que duerme a mi lado que se despierta con el sonido de una pluma, no le sentaría muy bien...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué? Esa es la eterna pregunta. Su supiéramos por qué sabríamos conseguir que apareciesen en un momento más cómodo. Biquiños!

      Eliminar
  10. Jajajaja. Esto te (nos) pasa por perezosa(s).

    Ahora bien, yo me hago la misma pregunta que Margari: ¿por qué siempre vienen esas ideas geniales cuando estás en la cama calentita y casi zzz ya?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, perezosa, perezosa no, que a las 12 de la noche ya está una bien cansada, ¿o qué? Biquiños!

      Eliminar
  11. Bueno, al menos es algo que nos pasa a todos!
    A mí las buenas ideas me llegan en la cama o en la ducha... Que siempre es una putada. Para la cama tengo varias soluciones la típica combinación libreta y boli o el Evernote en el teléfono (no sabes la de veces que he salvado buenas ideas gracias al Evernote). El problema está en la ducha, si te digo la verdad estuve tentado de comprarme una vez un cuaderno de submarinista (porque los submarinistas también toman notas) pero al final no lo hice... ¿Adivina? Me arrepiento.
    No dejes escapar las buenas ideas, sal de la cama, coge frío, pero no la dejes ir!
    Un abrazo, Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que había libretas para la ducha, y voy a olvidarlo, porque si me pongo a escribir en la ducha, voy a tardar todavía más en salir de ella, y yo ya soy todo un caso xddd! Gracias por pasarte :) Biquiños!

      Eliminar
  12. Cuando era más chaval, en casa de mis padres, los muebles de mi habitación eran todos de color blanco, y cuando se me ocurría algo por la noche los usaba para apuntar a lápiz todo tipo de ideas para historias (y de vez en cuando, hasta algún número de teléfono). Mi madre casi me mata. Yo la decía ¡pero si se borra con una goma normal! Y oye, tenía razón…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabas de sacar una sonrisa porque me has recordado a una persona que pinta todos los muebles de blanco cuando los restaura, creo que si viese a sus queridos muebles llenos de apuntes a lápiz le daría un patatús xddd! Biquiños!

      Eliminar
  13. Puedes creerte que nunca se me había ocurrido dejar una libreta en la mesilla? Y mira que tengo de todo, de todo lo que se te ocurra y a cada cosa más inservible... Gracias por el apunte.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mesilla acabamos acumulando un montón de cosas, en concreto, todo lo que no nos hace falta tener a mano durante la noche xddd! Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.