lunes, 14 de septiembre de 2015

Feliz Feroz, de El Hematocrítico

La hermana de Lobo Feroz está muy preocupada porque su hijo no es feroz, es buenísimo. Feroz la tranquiliza y le dice que lo mande a su casa, que él se va a encargar de convertirlo en un verdadero lobo. Lobito visita a su tío e intenta hacer lo que le pide: cazar conejitos, asustar a Caperucita, comerse a la abuelita... Pero nunca lo hace bien: se sienta a comer una ensalada con los conejitos, se hace amigo de Caperucita y toma el té con la abuelita. Este lobito es un desastre.

Hoy os traigo al blog un cuento infantil indicado para niños de entre 6 y 9 años pero que yo recomiendo también para los adultos. Feliz Feroz nos cuenta la historia desde un punto de vista al que no estamos acostumbrados: el de el lobo.

No sólo es un cuento nuevo, diferente y fresco, sino que lo disfrutaremos por su alusión a los clásicos que todos conocemos con una perspectiva desde la que nunca los hemos leído.

Más que un libro para niños es un dibujo contado. Las páginas están llenas de ilustraciones maravillosas en las que poder perdernos, como esta:



Si eres adulto lo disfrutarás, y si tienes hijos, ya no tienes excusa para no hacerte con él.

10 comentarios:

  1. Qué bonito!!! La verdad es que de vez en cuando viene muy bien perderse en un cuento infantil. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo he leído! Junto a mi hija y lo disfrutamos un montón. Además son tan ligeros de leer que hasta se vuelven a leer fácilmente.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo haré una relectura, eso fijo. Biquiños!

      Eliminar
  3. Me lo apunto para mis sobris.(Y ya de paso me lo leo, claro). Regalo útil lo llamo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, regalo muy útil. Seguro que te gusta, ya verás. Biquiños!

      Eliminar
  4. ¡Está en mi lista de pendientes! :D
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No será por falta de tiempo, que este es cortito :) Biquiños!

      Eliminar
  5. Me gustan los cuentos, pero éste lo veo demasiado infantil. No sé, no me atrae mucho aunque se narre desde el punto de vista del lobo, quien sin duda me gusta mucho más que la Caperucita ñoña de turno :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti puede que no, pero si algún día no sabes qué regalar a algún niño ya sabes ;) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.