lunes, 26 de octubre de 2015

El mito de la segunda parte, de Valentina Truneanu

Quien crea que segundas partes nunca fueron buenas está invitado a la lectura de este libro irreverente, donde será recibido con advertencias, preámbulos y regalos, encontrará relatos de diferentes exten­siones, espacios y tiempos, y podrá degustar (o disgustarse con) continuaciones, versiones y recreaciones de otras historias, acom­pañadas de algunas independientes y amenizadas con intromisiones personales y publicitarias.

Quince años después de su primera publicación, esta segunda edición de El mito de la segunda parte trastoca el fresco humor de la escritura adoles­cente en el humor cáustico de una madurez por venir, corrige errores arrastrados con vergüenza a través del papel e incluye nuevos relatos, entre ellos algunos premiados y publicados previamente en antologías, revistas y suplementos culturales.


Gracias a la campaña de crowdfunding de mi primera novela he conocido a Valentina Truneanu, una de mis mecenas que también es escritora, y gracias a la que supe de este libro de relatos en el que todos los textos están unidos por la misma cosa: el humor.

La mayor parte de los relatos los escribió cuando era adolescente, pero en esta segunda edición están corregidos y ampliados. A veces enseña un texto tal y como lo escribió en su día, y sorprende; pero luego lo lees reescrito y, leyendo casi la misma historia, vuelve a sorprenderte otra vez. Siempre destilando humor en la dosis justa, como cuando vas a Asturias y ves escanciar la sidra a alguien que sabe.

Muchos de los textos necesitan referencias para entenderlos, otros puedes leerlos de manera conjunta con los antiguos o de forma separada; pero todos (y digo todos, sin excepción), bajan tan deliciosamente como cuando tomas un vaso de leche caliente en una fría tarde de invierno.

Si queréis más información sobre este libro podéis encontrarla en el blog de Valentina Truneanu. Yo, para terminar, voy a mostraros cómo son los que más me han gustado:

- Historia de la reencarnación del pastor mentiroso: para mí es una reescritura del cuento clásico hecho con gran maestría y con un final sorprendente.

- Salvado por la campana: un microcuento espectacular, del que se puede aprender muchísimo sobre cómo contar historias en pocas palabras y, aún así, sorprender.

- Lo que descubrí con las papitas chips: Es simplemente genial, no hay cómo describirlo.

- Cuento de terror (1): un cuento de terror muy cómico, una de las cosas que más me gustó fue como lo hiló, sin esperarlo, con su segunda parte. Para que luego digan que las segundas partes nunca fueron buenas; sin duda con este libro Valentina deja patente que esa frase no es más que un mito.

20 comentarios:

  1. En este mundo globalizado y calenturiento donde tú o tu vecino vive los mismos problemas una gotita de humor nos salva el día. Buscare el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo has explicado muy bien Chaly, el humor al final es lo que nos salva. Gracias por pasarte. Biquiños!

      Eliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta!!! No hay nada como el humor para hacernos más llevadera la vida. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La risa y la sorpresa son el tándem perfecto. Biquiños!

      Eliminar
  3. Creo que me va a molar conocerla!!!!
    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues síguela en Twitter, ¿a qué esperas?

      Eliminar
    2. Ay por Dios, por Dios, que me han faltado los biquiños para ti. Ahí van :***** :)

      Eliminar
    3. jajajaja menos mal que voy guardando tus biquiños para cuando los necesito, que si no....

      Eliminar
  4. ¡Con lo difícil que es tratar el humor en la narrativa! Voy a ver su blog, Cris. Gracias.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y pásate por su Twitter, que también tiene :) Biquiños!

      Eliminar
  5. ¡Hola, Cris! Te agradezco mucho la lectura y la reseña de "El mito de la segunda parte". De verdad, se nota que pasaste un rato muy agradable leyéndolo y, como autora, eso constituye una enorme gratificación para mí. Siempre me sorprende enterarme de los cuentos que más les han gustado a los lectores, puesto que muy pocas veces coinciden unos con otros. ¡Un beso y mil gracias de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradable Valentina. ¿Sabes? Quizá sería una buena entrada o un buen momento de reflexión ver cuáles son los relatos que más repiten en gustos lectores. Ahora tengo curiosidad. Biquiños!

      Eliminar
    2. Precisamente para eso creé la encuesta al final del libro, Cris. Los lectores que me la han hecho llegar han mencionado “Forrest Gump, parte II”, “Comer en tiempos de crisis”, “La noche de los espejos, parte II”, “Currículum vítae”, y también, al igual que tú, "Salvado por la campana, parte II" y “Lo que descubrí con las papitas chips”. Hay que esperar que me envíen más a ver cuál será el favorito definitivo. Besos.

      Eliminar
    3. Me parece muy interesante ver cuán diferentes somos las personas y nuestros gustos. Gracias por compartirlo conmigo, sentía curiosidad. Biquiños!

      Eliminar
  6. Vienen bien de vez en cuando pequeñas historias así, de esas que calientan el alma, como se dice a veces. Y a parte, yo siempre he sido bastante de relato.

    Y además, lo del humor entre lecturas siempre lo admiro. Seguramente también por carencia personal, pero me cuesta mucho más disfrutarlo entre páginas que en otros formatos, raruno que es uno :P

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es muy difícil encontrar buen humor en los libros, es decir, me suele funcionar mejor ver el humor en el cine. Pero este me ha gustado. Biquiños!

      Eliminar
  7. Me cuesta disfrutar del humor en libros, pero no por eso no le doy oportunidades al género, que a veces me llevo sorpresas. Así que tendré en cuenta este libro, que tiene buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mí Margari, pero a este puedes darle una oportunidad. Te lo digo yo. Biquiños!

      Eliminar
  8. Me gustan los libros de humor, sin embargo éste quizás lo veo demasiado adolescente y no encaje conmigo a estas alturas de mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son para nada infantiles, yo no habría dicho que las versiones originales son de una adolescente. Así que si al final te animas, ya sabes, ven y cuéntamelo :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.