jueves, 26 de noviembre de 2015

Conocer a tu pareja por internet es el mal

¿Alguno de vosotros ha conocido a su pareja por internet? De todos los que contestéis que sí, seguro que saldrán opiniones muy dispares sobre el resultado obtenido. Internet es grande y las posibilidades que nos ofrecen se vuelven infinitas, por lo que encontrar la aguja en el pajar debe ser una tarea difícil, sobre todo si nos encontramos con:

- Gente que se saca la foto de perfil en plena calle con los pantalones bajados y enseña unos calzoncillos del estilo de los que se ponía mi abuelo en sus tiempos mozos, o que pone una foto bañándose con su perro donde se intuye que el susodicho también está en bolas (¡qué horror!).

- Gente que se define a sí mismo con algo como: "Sobre mí, no sé qué decir, mejor descúbrelo por ti misma. Eso sí, soy alegre, divertido, me gusta la playa..." (¡que vivan las incoherencias!).

- Gente que busca (y cito literalmente): "Alguien que sepa escribir, i haber q ba pasando" o "Busco, busco, ¿qué buscas? ¿Tan desesperada anda la gente?".

- Gente demasiado directa, tal que así: "Lo siento chicas, estoy vestido y sé escribir"; "¿Alguien para follar?" o "25 cm, mira mis fotos".

Si os encontráis con todo eso y os desesperáis, deberíais saber que la cosa siempre puede ir a peor, y si no que se lo digan al protagonista de "Cicatriz", la última novela de Juan Gómez Jurado, porque esa a la que considera su novia y que ha conocido a través de internet ha puesto su vida patas arriba de una manera que nunca se hubiera podido imaginar, desencadenando una serie de sucesos que le harán emplear todos los recursos a su alcance para poder salir indemne de una situación que le supera y que se llevará por delante a más gente de la que espera.



¿Cómo una persona puede cambiar tanto nuestra vida? ¿Somos más ingenuos de los que nos pensamos? ¿Qué hacer cuando te metes en un callejón sin salida que puede acabar con tu vida? Si os gusta el suspense y esas historias creíbles que están salpicadas por sucesos reales que se mezclan con la ficción; si queréis una historia que os enganche desde el principio y os evada de la realidad y, sobre todo, si estáis en busca de una buena novela como próxima lectura, este es vuestro libro, está disponible en Amazon, y podéis comprarlo aquí: Cicatriz.

Y, para terminar, una de las mejores frases que he leído jamás:

- Se aproxima a los sesenta, y ni siquiera los miles de millones que posee podrán hacerle cambiar eso.

22 comentarios:

  1. Eso sí que da miedito... Uno nunca sabe qué zumbado puede estar al otro lado de un monitor. Hay que tener mucho cuidado. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco hay que creer que todos los que están al otro lado del monitor son zumbados, pero es difícil diferenciar. Biquiños!

      Eliminar
  2. De este autor leí (después de que me lo recomendaran un millón de veces), Espía de Dios, y la verdad es que me decepcionó bastante, así que todavía no estoy preparada para la darle otra oportunidad.
    Pero me ha encantado la reseña y los ejemplos que has puesto. ¡Vaya fauna! ¿Te has documentado con Tinder? xD
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que "El paciente" está genial, le tengo muchas ganas. Ese que mencionas no lo conozco, y tampoco al Sr. Tinder, ¿es lo que se lleva ahora entre la juventud? xddd!

      Eliminar
  3. Pues yo sí he conocido a mi(s) pareja(s) por internet, pero sin buscarlo. En los tiempos de los Windows Live Spaces, lo que hoy conocemos como blogs, yo ya hacía mis pinitos escribiendo, contando mi vida en clave de comedia y tuve bastante éxito (y un desenlace trágico, que contaré en otra ocasión XD). Entre los que comentaban, había un chico que tenía un space bastante interesante, y de tanto comentarnos, acabamos siendo pareja cerca de dos años. Años después, mi actual novio me "encontró" en una famosa red social de adolescentes. Resulta que nos habíamos visto en una discoteca una semana antes, pero no habíamos cruzado palabra (solo miradas), y al ver mi foto en dicha red, me preguntó si yo era esa chica que había estado en tal sitio tal noche. Ahí empezó todo, y casi siete años después, seguimos juntos. Así que yo no me avergüenzo ni temo las relaciones que surgen de internet, porque hay gente de todo tipo, como en todos lados. Y después de haberte (haberos) contado mi vida, he de decir que el libro pinta bien. Está claro que internet puede dar mucho juego en una historia así. Lo apunto.
    Besos, Cris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que conocer gente por internet sea malo, con lo que me encanta a mí ir desvirtualizando bloggeros. Pero hoy me apetecía ponerme humorísticamente trágica xddd! Gracias por la confianza, me ha gustado saber más de ti (aunque ahora me pica la curiosidad por conocer ese final trágico jejeje). Biquiños!

      Eliminar
  4. Gracias por la recomendación. Yo me identifico como uno de los peligros que se pueden conocer por internet :( Creo que hoy en día son ya comunes las personas que han conocido a una pareja (de corto o largo recorrido por internet) y la verdad, creo que está bien, no añoro los viejos tiempos en los que conocer a alguien era un ritual que no podías hacer en pijama y sin haberte peinado convenientemente :) .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya no sólo pareja, sino también amigos, que las redes sociales dan para mucho. Gracias por pasarte y comentar. Biquiños!

      Eliminar
  5. Me has sacado una gran sonrisa con tus ejemplos. Pareja no, pero amig@s, no muchos, sí que he conocido por internet y por ahora mi experiencia ha sido positiva. Y el libro me está produciendo mucha curiosidad, que solo veo reseñas positivas de él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis experiencias no siempre han sido positivas pero claro, es que internet está lleno de gente real, y entre la gente real te puedes encontrar de todo, por eso la culpa es de las personas, y no del ordenador xd! Anímate a leerlo, es uno de esos libros que enganchan. Biquiños!

      Eliminar
  6. Conocer a gente por Internet es tan bueno o tan malo como conocerla mediante otra vía.
    Buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, y para algunas cosas incluso mejor, que si te cae muy mal lo bloqueas y punto jijiji. Biquiños!

      Eliminar
  7. De lo adictivo de la novela ya venía prevenido por otras reseñas, pero mira, creo que la tuya es la que más me ha aclarado un poco la trama, el tema y por dónde van los tiros, que había un mutismo bastante importante, jajaja, supongo que por aquello de no desvelar demasiado.

    A tanto como lo que hoy llamaría amor no he llegado virtualmente, pero bueno. Sí que he dado con algún inesperado buen amigo por estos lares tan traicioneros, así que de todo habrá. Imagino que todo se resume en no ser muy confiado hasta no saber quién está de verdad al otro lado de la pantalla. Un poco como en la vida real, vaya, pero sin pantalla xD

    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque he dicho todo lo que he dicho, y desvelo algo más que el resto, te gustará leerla igual, porque los giros que da no te los esperas.

      Y lo de no ser muy confiado con la gente que está al otro lado de la pantalla, pues igual que en la vida real, a todo hay que darle un tiempo. Biquiños!

      Eliminar
  8. El mundo virtual es tan solo el espejo del que llamamos real, del mismo modo que encontré el camino hasta tu casa y me encanta hacerme un hueco en ella, hay cientos de espacios en los que nunca me paré más de un minuto.
    Tengo la novela recién descargada...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Pilar, es un espejo porque está lleno de gente real. Ya me contarás cuando te leas esta novela pues, a ver si mi recomendación ha sido buena :) Gracias por pasarte y comentar. Biquiños!

      Eliminar
  9. es tan genial lo que escribiste
    que me dejaste sin comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ualaaa, gracias por este primer comentario tuyo en mi casa tan generoso :) Biquiños!

      Eliminar
  10. Le escuché el viernes en la radio y tiene muy buena pinta... Del tema de Internet no es ni más ni menos que un rompehielos, otras formas de conocer a personas con las que nunca te cruzarías en tu vida habitual...
    Buen post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día 11 viene a Santiago, a ver si puedo pasar a verle y me compro El paciente firmado, que a esa novela también le tenía ganas. Ya te contaré. Biquiños!

      Eliminar
  11. He acabado "Cicatriz" hace unas semanas y me acordé de que habías hecho una reseña sobre la novela.
    El libro no está mal, tiene suspense, intriga...pero bajo mi humilde punto de vista peca de:

    - Datos incorrectos (cuando habla de la niña en Ucrania sobreviviendo a un invierno con un simple chubasquero. Ejem... 35º bajo cero? Ni de coña).
    - Habla de oídas con referencia a la ambientación como por ejemplo: el "Borsh" (sopa rusa) no lleva rábano sino remolacha.
    - El tema de la corrupción inmobiliaria en la URSS de los 70 no hay por dónde pillarlo. Aún no había caído el muro y dudo mucho que se especulara con el hecho de construír pisos para luego dejarlos vacíos (que no, que vamos, que ni de coña. Que estamos hablando del sistema soviético donde TODOS, desde el ingeniero hasta el último obrero, pasando por el arquitecto y el aparejador, eran funcionarios.

    El resto bien. Topicazos a nivel mafia rusa y tal pero se lee bien y te atrapa.

    Lo que sí me ha encantado es la forma de escribir y su ironía punzante y aguda.

    Todo esto se lo escribí al propio Gómez-Jurado en un correo que no sé si tendrá a bien contestarme (ya que pone su dirección al final del libro).

    Que sí, que estoy guerrera...jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que todos cometemos fallos de esos alguna vez. Hace poco Jorge Romera me ha dicho que Guillermo Tell no disparaba con arco (voy a tener que revisarlo). Bueno, que tú eres una experta en el tema, y normal que te des cuenta sin más. Pero si te ha atrapado en algún momento, ya bastante es. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.