jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Cómo interpretar las reseñas literarias?

El post de hoy lo voy a dejar en manos de Guillermo Jiménez, del blog Lecturonauta, ya que tiene unas pautas para saber interpretar reseñas literarias que me han parecido muy buenas y que creo que hay que seguir (al menos, así lo haré yo a partir de ahora). No os perdáis palabra, no tiene desperdicio:

-------------------------

El otro día, hablando con Cris por Twitter acabamos hablando sobre hacer una colaboración. Ella ya me ha enviado su artículo con las cinco cosas que no tienes que hacer si quieres que un bloggero reseñe tu novela, y yo aquí en medio de clase intentando seguirle el ritmo. Me pidió que hablase un poco sobre goodreads, a pesar de que no sé mucho sobre esa red social. Yo tuve la idea de hablar sobre las reseñas, que es su tema… ¿Así que por qué no ambos temas?


La reseña, como todos los datos, es una información que por encima de todo nosotros tenemos que interpretar. Hoy quiero enseñaros cómo aprovechar toda esta información que nos llega a través de las reseñas, cómo elegir reseñadores y así descubrir libros buenos y libros malos.


¿Cómo consigo un reseñador propio?

Un reseñador propio sería, por ejemplo para los asiduos de este blog, la propia Cris. Un reseñador de confianza en cuya opinión se confía y que ha demostrado ser afín a nuestros gustos y expectativas.

Las ventajas de tener un reseñador favorito y que tenga gustos parecidos a ti es obvio: Su opinión será muy parecida a la tuya, y que este reseñador favorito diga que un libro es bueno suele significar que te gustará.

Encontrar un reseñador o reseñadora favorito no es difícil: Busca reseñas sobre un par de libros que ya hayas leído y mira a ver qué dicen distintos reseñadores sobre ellos. Si los argumentos y la forma de ser de algún reseñador te parecen similares a ti, si te gusta, no necesitas buscar más.

Si ya tienes elegido a uno, puedes ponerlo a prueba. Mira qué más libros ha reseñado que tú no hayas leído, y sin leer la reseña, lee el libro. Después, compara la reseña con tus propias opiniones.

Una vez tengas un reseñador de confianza, puedes, por redundante que suene, confiar en él o ella sobre los libros. Ve a mirar su lista de reseñas y echa un vistazo por encima (cuidado con los spoilers) a la de algún libro que te llame la atención. Cuando el reseñador da el visto bueno a esos libros, puede ser una gran forma de descubrir nuevos títulos con cierta seguridad de que te van a gustar.


¿Cómo utilizar las reseñas para saber si un libro que me interesa es bueno o malo?

En el caso de tener un reseñador de confianza, su opinión debe ayudarte a decidir si merece la pena o no. Pero si no lo tienes no pasa nada. Goodreads es un gran sitio, lleno de usuarios que opinan sobre los libros que han leído. Y goodreads es genial para tener una valoración objetiva de los libros. Objetiva a base de muchas valoraciones subjetivas.

Antes de explicar cómo, me gustaría aclarar que una valoración objetiva muchas veces no es mejor que una valoración subjetiva de alguien afín a nosotros. Hay tantas formas de pensar como libros, y lo que le guste a una persona puede no gustarle a otra. Si quieres encontrar libros que te vayan a gustar de forma más pasional, o si quieres libros que sean objetivamente buenos, hay que utilizar acercamientos diferentes.

Bien, goodreads tiene un sistema de valoración que va de 1 estrella a 5 estrellas, pero la puntuación que tiene un libro poco importa a simple vista. Es una información que hay que interpretar, y toda la estadística que hay que hacer para sacar una conclusión clara es demasiado pesada como para que nos sea rentable. Hay además muchos factores que hacen que esa puntuación de uno a cinco no signifique mucho a nivel general. 

No, lo que importa de goodreads son las reviews de los usuarios sobre los libros.

Para ello, lo importante es ir abajo, donde están las reseñas. A la izquierda hay una pequeña pestaña que pone “filter” o filtrar. Lo ideal es abrir cinco pestañas de tu navegador y filtrar en cada una de ellas las reviews por puntuación: Solo reviews de 1 estrella en la primera, de 2 en la segunda…

Una vez separadas por estrellas, échales un vistazo por encima hasta encontrar las reviews más largas y mejor argumentadas (o que se acerquen más a vuestro estilo). Normalmente los libros no suelen tener reviews bien argumentadas en puntuaciones altas y bajas a la vez, y si leéis esa reseña argumentada podréis haceros una idea. Cuando las reseñas argumentadas están en un único lado de la balanza suelen ser una señal clara de cuál es la verdadera puntuación del libro. Cuando hay reviews bien argumentadas a ambos lados de la balanza, ¿en cuál confiar? Sencillo, en la que más nos guste y se parezca a nosotros.

Las opiniones son subjetivas, al igual que nuestros gustos. Es lógico que, decidiendo sobre gustos, nos fijemos en personas cuyas opiniones sean parecidas a las nuestras.

Eso sí, nunca confiéis en la reseña de alguien que no se lo ha terminado, de buenas a primeras, a menos que sea vuestro reseñador de confianza. Y a veces ni así. Recordad que lo que importa es vuestra opinión, la de los demás son solo datos que tenemos en cuenta al tomar nuestras decisiones.


¿De qué nos sirve mirar las reseñas de este modo?

Pues el ejemplo más claro de todos: Saber qué libros son verdaderamente buenos y cuales están inflados por campañas de publicidad y cosas así. Este verano utilicé este mismo método para saber si “La chica del Tren” estaba a la altura del Hype (spoiler: Para mí es una basura comercial hecha para personas que no leen).

También me sirve para evaluar qué libros elijo de mi lista de pendientes primero, o cuales incluyo directamente en ella. O para ver qué opina la gente de algún libro que a mí me pareció horrible pero otros parecen amar. En mi caso, me gusta más leer reseñas de libros que ya he terminado, para saber qué opina el resto de gente sobre él. ¿Por qué leéis reseñas vosotros?

Las reseñas son información subjetiva, y como tal hay que mirarla con perspectiva. Sin embargo, a veces la mejor manera de leer un libro es sin saber absolutamente nada sobre él.

-------------------------

Pues ya veis, hasta aquí unos consejos sobre interpretar reseñas que a mí me han parecido muy interesantes. Además, me han aclarado bastantes cosas de algo de lo que he oído hablar mucho pero que todavía no he probado: Goodreads.

Y para terminar, como bien decía Guillermo, este artículo forma parte de una colaboración que surgió de manera espontánea en Twitter el otro día; así que, si os apetece seguir leyendo, podéis pasaros por su blog y leer mi artículo sobre los 5 errores más comunes en los e-mails de promoción literaria.

Bueno, pasaos a leer mi artículo, y luego quedaros un rato largo, que su blog merece la pena.

14 comentarios:

  1. Sigo varios blogs de reseñas y he sacado de ellos unas cuantas ideas, aunque eso no quita que, cuando voy a la librería, muchas veces me termine llevando un libro simplemente porque la sinopsis me ha llamado la atención, aunque no tenga ni idea de qué opina nadie sobre él. Y no suelo equivocarme en ese sentido, la verdad. Es una técnica que me suele funcionar.

    Tomo nota de tus consejos para solicitar reseñas, que nunca se sabe cuándo le puede tocar a una estar de promoción. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, aunque no sean para reseñas, la educación bien entendida siempre sirve para solicitar de todo. Biquiños!

      Eliminar
  2. ¡Vaya! Me ha resultado interesantísima esta entrada. Es cierto eso que dices, a mí me pasa. Confío mucho en las opiniones de varios blogs que leo habitualmente porque el tiempo me ha hecho darme cuenta de que sus gustos y los míos van a la par. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial encontrar gente afín, es difícil a pesar de que somos muchos. Biquiños!

      Eliminar
  3. Mira, me ha gustado ese término de reseñadores afines. Es verdad que todos conocemos a gente así, que vemos que les gusta el mismo tipo de novelas, o el mismo tipo de pelis que a nosotros, y en los que es casi inevitable no tender a confiar más. Es importante tener en cuenta cualquier opinión, pero también lo es hacer hueco un poco al instinto, o a lo que nos pida al cuerpo, o a los "flechazos" a primera vista que a veces nos encontramos en las librerías. Supongo que como en casi todo, pues precisamente casi todo cuenta ;)

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos cosas son complementarias, lo de tener un reseñador afín viene muy bien cuando no tenemos el cuerpo para elegir. Biquiños!

      Eliminar
  4. Genial entrada, pero, en mi caso, tiro de los reseñadores para conocer títulos que desconozco o comprobar si comparte la misma opinión sobre algun libro en particular. No obstante, tengo una especie de sentido arácnido que me aleja de tendencias literarias. Soy así, a menudo rechazo esto hasta que ha pasado un tiempo.
    En cuanto a tener un amigo que comparta gustos afines en las rrss es tan maravilloso como cuando encuentras a alguien en persona que siente la misma afinidad por las lecturas que a tí te gustan.
    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También está muy bien y es válido eso de dejarse llevar por nuestras corazonadas lectoras. A mí me han servido muchas veces. Biquiños!

      Eliminar
  5. Confiar en un buen reseñador es importante, ahora que hay tanta paja de por medio. Siempre se encuentra fértiles granos entre ella y es una pena perderlos. Por eso los reseñadores suelen hacer una buena tarea, aunque, eso sí, hay que buscar uno en el que verdaderamente se confíe.

    Buen post. Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontrar un buen reseñador de confianza también es algo que conlleva mucho trabajo, pero que merece la pena. Biquiños!

      Eliminar
  6. Hola, Cris : ) Yo creo haber encontrado una reseñadora de confianza. Por cierto, ¿puedo hacerle un poco la pelota desde aquí? ¿O quizás estaría fuera de lugar? Me fío de ti. Así que si me dices que no debo pelotear a mi reseñadora, te haré caso. Ya si eso me dices. ; )

    Un beso. O como dices tú: biquiños. ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros hablan por sí solos, ellos son los que mejor saben hacerme la pelota :) Gracias por pasarte y comentar. Biquiños!

      Eliminar
  7. "basura comercial hecha para personas que no leen" xD
    Guardo la entrada y me quedo con esta frase para citarla en un post que quiero escribir ;)
    Bicos.

    ResponderEliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.