jueves, 17 de diciembre de 2015

Mi problema es que ya no me escribes



Las cartas vacías han dejado de llegar hace mucho tiempo. El cartero ya no trae sobres con las sobras de tiempos mejores en forma de hoja en blanco. Ya no vuelves a la otra cara de la moneda cada vez que intentas despegar el recuerdo de aquel balcón frío y solitario donde una noche te refugiaste del calor que te abrasaba.

Ni con líneas ni entre ellas, el folio sin contenido era la prueba de mi recuerdo entre las mantas de tu sofá. Era el sello borroso en la palma de la mano que recordaba la entrada a la discoteca el día anterior. Era un pacto de silencio, de no agresión y de recuerdos.

No necesitabas mensajes cargados de arrepentimiento porque ya no estoy, ni contestaciones llenas de reproches buscando la respuesta a por qué te fuiste, cuando la realidad de lo nuestro es que nunca estabas.

Conmigo vivías anclado en el pasado enviando cartas vacías a la de ayer, mientras yo (que era la de hoy en un pasado que hace mucho que olvidé), me conformaba con mirar los huecos de los sellos despegados y enviados a otro lugar.

Me pregunto quién será ahora la que reciba un sobre el primer lunes de cada mes, como si de una factura se tratase, tratando de cobrar los rencores que no consigues despegar de entre las sábanas. ¿Cuándo terminaste de pagar los míos?

Quizá algún día mires al cielo a través del techo y te preguntes si aún pienso en tanta carta inútil, o si aún me impaciento con la llegada del cartero, esperando que todavía me recuerdes. Quizá algún día alguien te devuelva todas y cada una de tus cartas, para que veas con tus propios ojos cuánto ocupa el vacío de un folio sin palabras.

8 comentarios:

  1. Me encanta, sin duda eres una artista.
    Enhorabuena.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra que te guste :) Biquiños!

      Eliminar
  2. Sin palabras me has dejado... ¡Precioso!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me salieron solas, de verdad, creo que esos textos son los mejores. Biquiños!

      Eliminar
  3. Es que a veces nos inventamos las palabras que no hemos escuchado (ni leído). Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y puede que inventárselas sea peor que leerlas. Biquiños!

      Eliminar
  4. Qué relatazo te ha quedado, muchacha, vas a más :)

    Qué encanto especial que tiene siempre esto de las cartas, hoy que estamos tan ahogados en lo virtual.

    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que para los apasionados de la lectura las cartas siempre tendrán un encanto especial. Gracias por tus palabras Rober. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.