jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Por qué en mi novela hay una palabra que no existe?

Como bien sabéis los mecenas de mi primera novela (gracias al último correo electrónico que os ha enviado la editorial), tras haber completado con éxito el proceso de corrección, "Detrás de la pistola" se encuentra actualmente en cola de maquetación. ¿Esto qué quiere decir? Pues entre otras cosas y para que nos entendamos, que tienen que ajustar el archivo de la novela para que cuando la impriman quede un libro chulo, y no se caigan las páginas, ni falten letras, ni queden párrafos descolocados. Así que sí, puedo confirmaros que nadie se ha olvidado de este libro y que estamos trabajando a toda máquina para que podáis tenerlo en vuestras manos cuanto antes.

Y aprovechando que vengo aquí a hablaros de las novedades del proceso de creación de esta novela que sale a la luz gracias a muchos de vosotros, voy a contaros una curiosidad que se encuentra entre sus páginas y que os animo a que descubráis: en la novela hay, hacia el final, una palabra que no existe; es decir, que no se encuentra en la RAE ni en el diccionario de ninguna otra lengua; que no corresponde a un posible nombre propio real ni a nada parecido; vamos, que es pura invención.



Hay una razón fundamental que justifica la presencia de esa palabra, y no es otra que la de intentar controlar el pirateo de mi novela (si es que esto es posible en realidad). Leí hace mucho tiempo en algún sitio (no recuerdo en dónde), que algunos autores incluían en sus manuscritos una palabra inexistente, para luego programar búsquedas automáticas con Google Alerts, y que así, cuando apareciese esa palabra en algún rincón de internet, recibiesen en sus correos un mensaje informando de que habían encontrado una página que coincidía con sus criterios de búsqueda.

¿Es realmente posible controlar la piratería de nuestra novela? Yo creo que no, pero eso no quiere decir que no vayamos a intentarlo; y me parece que este método puede ser algo interesante a probar y, desde luego, mucho mejor que poner DRMs exhaustivos que dificulten la lectura del libro en cualquier dispositivo.

Pero es que, además, esta palabra inventada no está ahí para cumplir sólo esa función, sino que al final se ha convertido en una parte fundamental de la novela; una idea que surgió para poner en prueba esta técnica anti-piratería se ha convertido en algo que ha superado mis expectativas y que le da un toque tan personal al libro, que sólo lo entenderéis cuando lleguéis al final.

Prestad atención cuando leáis "Detrás de la pistola" y, si llegáis a encontrar la palabra que no es tal me gustaría que me lo dijeseis y me comentaseis qué os ha parecido. Pero mientras la novela está en el horno, contadme, ¿qué técnicas anti-piratería conocéis y qué opináis de ellas? Os espero en los comentarios.

11 comentarios:

  1. Mira que tiro de hemeroteca y te hago un spoiler para encontrar la palabrita de marras, eh? jajaja...

    Con respecto a la piratería, esto...qué quieres que te diga, por un lado fastidia pero por otro, si hay alguien subiendo el libro para compartirlo en torrents es que mola... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene por qué... Hay gente que se gana la vida cogiendo todos los libros de amazon con una suscripción y los sube para ganar dinero con los enlaces a esos libros.

      Eliminar
    2. Anita, puedes volver a leerla, yo no restrinjo el número de lecturas eh xddd!

      Guillermo, eso es otra cosa, creo, aunque no lo conozco al detalle.

      Biquiños!

      Eliminar
  2. Pues me parece una idea genial!!! Me voy a pedir tu libro (y el de Ana) de regalo de Navidad, así que estaré atenta a descubrir la palabra.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío aún no está impreso, pero pide, pide :P Biquiños!

      Eliminar
  3. Mira, nunca lo había pensado así y la verdad es que es un buen método. No va a terminar con la piratería y dudo que consiga controlarla demasiado, pero es una manera de saber cuándo ocurre, que siempre es un comienzo.

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá a base de probar cosas demos con la piedra filosofal en este tema, quién sabe... Biquiños Rober!

      Eliminar
  4. La mejor técnica de piratería que conozco es calidad y precios asequibles, accesibilidad e información, volver a traer al frente la persona que hay detrás que tiene la ¿loca? aspiración de vivir de su trabajo.
    Un saludo, estaré pendiente de tu palabra ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que siempre funciona, a mí ya me intentaron plagiar la novela antes de que saliese, poniendo mi sinopsis sin mi portada ni mi nombre, hay gente que no tiene perdón.

      Muchas gracias Pilar, si la encuentras avísame :) Biquiños!

      Eliminar
  5. Hola, Cris. Tu idea de introducir una palabra única está bien para identificar una copia de tu libro que no lleve su título ni tu nombre (esperemos que no te pase). Sin embargo, he hecho búsquedas de algunas frases especiales de mis libros y únicamente aparecen en los resultados de Google si ese contenido está en línea, no si forman parte de archivos EPUB, MOBI o PDF que estén alojados en otros servidores. Aun para páginas web, me ha pasado varias veces que las alertas de Google no muestran todos los resultados. Eso quiere decir que no podemos prescindir de la búsqueda manual y que el hecho de que tu palabra inventada no aparezca no garantiza que no hayan pirateado tu libro.

    En mi opinión, una de las mejores acciones que podemos implementar en contra de la piratería es no apoyarla como usuarios. Dado que sabemos cómo afecta a los creadores, no la consumamos, ni en forma de libros, ni películas, ni música, ni programas informáticos. Estoy segura de que cada persona que adquiera siempre obras de modo legal está contribuyendo a hacer una diferencia.

    En cualquier caso, estoy muy pendiente de leer tu libro "Detrás de la pistola" y no veo la hora de recibirlo en casa, Cris. Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no lo había probado, no sabía eso que me cuentas, supongo que menos es nada. Y lo de esa forma de no apoyar la piratería como usuarios estoy de acuerdo, por eso leo mucho autor autopublicado, porque venden sus libros a un precio más que asequible.

      Gracias por pasarte y comentar Valentina. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.