jueves, 24 de septiembre de 2015

¿Blogger o wordpress? 13 escritores dan su opinión

Desde que he empezado mi andadura como bloguera, hace ya varios años, siempre he optado por subir mis contenidos a la plataforma que Blogger ofrece para estos menesteres. Hace aproximadamente un año, uno de esos grandes amigos que he podido conocer a través de la red y al que admiro, migró su blog de autor y reseñas que tenía alojado en la citada plataforma a un dominio propio basado en Wordpress, y desde entonces está intentando llevarme al lado oscuro (vamos, que quiere que yo migre el mío). Es por eso que, en aras a dilucidar si es (o no) oro todo lo que reluce, me he decidido a preguntarle a varios escritores (que, además, son blogueros), sobre por qué usan una plataforma u otra; y, en el caso de que hubieran migrado también sus contenidos entre ambas, qué ha supuesto para ellos dicho cambio.

Así que empecemos con sus opiniones:



Tenemos aquí al autor de la discordia, al que conoceréis a través de mí no sólo por la reseña que hice de su primer libro de relatos, Ya lo dijo Thomas, sino por ser el diseñador de la preciosa cabecera que tiene mi blog. Hace más o menos un año migró su blog, que tenía alojado en Blogger, a la que es ahora su página con un dominio propio basado en Wordpress. Le he pedido que me diga, una vez más, cuáles son las mieles que prueba gracias a este cambio, y esto es lo que me ha contado:

Cuando hace unos años abrí mi primer blog lo hice en la plataforma de Blogger, mucho antes de que Google se hiciera con ella, pero eran otros tiempos. Más tarde, probé de nuevo debido a la facilidad que esta herramienta ofrece para aquellos que desean publicar sus cuentos y relatos. Poco a poco, sumando mi tenacidad por aprender a manejar dicha plataforma con las redes sociales, logré confeccionar un buen blog y ganar visitas, que se tradujeron en lectores y hoy en día, en amistades que iban comentando mis publicaciones. Sin embargo, conforme iba creciendo mi experiencia como escritor y bloguero, consideré transformar el blog en una web con dominio propio, algo así como una página de autor con mi biografía y reseñas, entre otras secciones. Pese a ello, no advertí que la migración de Blogger a WordPress (donde actualmente reside mi web) conllevaba una serie de desventajas como la pérdida de seguidores debido a que el ejercicio requiere un esfuerzo extra para conservarlos, y a muchos de los escritores, esa faena no la llevamos del todo bien.                                             

Hasta el momento no puedo decir que haya fracasado en mi intento por mejorar, pero sí debo señalar que todo esto de las plataformas de blogs, webs, aprender a usarlas en mayor o menor medida junto a las redes sociales, sin olvidarnos de desarrollar la calidad de uno mismo como autor, hace que nos convirtamos en escritores con ganas de superarnos en muchos niveles.

Sin duda, cambiar la url de un blog puede acarrear que mucha gente se despiste y deje de seguirte, pero creo que las personas realmente interesadas en el contenido que se ofrece seguirán al bloguero allá a donde vaya. Aún así es cierto que reconducir a todo el mundo puede llevar su tiempo, y sobre no tenerlo es sobre lo que nos habla la siguiente autora:



Mayte es una escritora a la que ya habéis visto por aquí en más de una ocasión, pues reseñé tres de sus libros: Detrás del cristal, Su chico de alquiler, y su última novela: La chica de las fotos.

Actualmente administra el blog El espejo de la entrada, donde comparte su proceso creativo, nos habla de sus novelas, escribe reseñas y nos deja una ventana entreabierta para que podamos fisgar un poco en su vida personal. A la pregunta del millón que le planteé el otro día a través de Twitter esto fue lo que me contestó:

"Me di cuenta de que no podía gestionar más plataformas, por eso no tengo web. Tuve página en FB pero la cerré porque no me acostumbraba. Ahora mantengo el perfil en un término medio, entre personal y profesional, aunque nunca publico, por ejemplo, fotos de mis hijos o tampoco hablo de mis relaciones personales. Eso sí, mi perro sale todo el rato, jajaja.                                         

La sensación que da es que cuento mucho, pero callo mucho más. Blogger es sencillo. Incluso para tunear el blog, pero hasta en eso soy vaga. Hace siglos que lo tengo igual, pero creo que es como la foto de perfil, de alguna manera te identifica. Por eso, aunque a veces la cambie, siempre vuelvo a la misma."

Yo estoy de acuerdo con ella, para mí Blogger es muy sencillo de usar, sobre todo si no quieres, o no puedes, emplear dinero en una plantilla más profesional y tienes que hacerlo todo tú sola. Pero quizá no todo radique en la sencillez, sino en el control que podamos tener sobre la plataforma, y de esto nos habla:


3.- Isaac Belmar

Si me seguís en Twitter sabéis que recomiendo hasta la saciedad a este autor por las siguientes razones: por su blog Hoja en blanco, donde escribe magistralmente sobre el proceso de escritura y todo lo que lo rodea; y porque me encanta cómo escribe. Prueba de esto último son mis reseñas de Perdimos la luz de los viejos días y La pregunta que importa; así como mi apoyo a su campaña de crowdfunding de su próximo libro Tres reinas crueles (proceso que seguí muy de cerca y que me animó a publicar mi primera novela de esta manera).

Y como él sabe mucho de cómo ser escritor y no morir en el intento, le pregunté sobre este tema y esto fue lo que me respondió:


Personalmente utilizo Wordpress, instalado en un alojamiento web propio con dominio propio que pago anualmente. Desde el principio lo he tenido así.


El porqué radica en la libertad para construir lo que quieras, como quieras, y poder ampliarlo o simplificarlo si es necesario.

Si por ejemplo quieres instalar algo para que tus usuarios se suscriban a un boletín por email, o una manera de que compren tus libros directamente, con alojamiento propio y Wordpress puedes hacerlo sin limitación. Además de eso, el contenido es propio, el control sobre él es total y no estás sujeto a levantarte un día y que la plataforma de terceros que te aloja haya hecho cambios o haya desaparecido.

Además, creo que si uno va a dedicarse de una manera mínimamente profesional, ha de tener dominio y alojamiento propio para crear una plataforma a la que acudan los que te leen. También da una cierta imagen de que te lo tomas en serio e inviertes (mucho menos de lo que puede parecer, una web es barata hoy día).



Ahora Isaac me ha metido un poco de miedito sobre no controlarlo todo y que un día tu plataforma pueda desaparecer. Por favor, si alguien sabe cómo hacer una copia de seguridad de un blog, que me deje un comentario.

La autora de La leyenda de Bellasombra me tiene enganchada a su blog (a mí, y a un montón de gente más) gracias a su reto mensual que nos trae de cabeza y que consiste en armar un microrrelato en no más de 5 líneas. Contar una historia en pocas palabras en un arte, y gestionar propuestas como esa también. Ella consigue tenernos al pie del cañón y que estemos ansiosos por la llegada de un nuevo mes para saber cuáles serán las palabras que nos propondrá. Por eso, y por el contenido de calidad que siempre ofrece, es por lo que los que la seguimos nos pasamos muy a menudo por su blog, Las palabras soñadas. Y por ese blog es por el que yo le he preguntado la semana pasada, para saber por qué se había decidido por la plataforma en la que lo tiene. Pero mejor voy a dejarla hablar a ella y que nos cuente su experiencia:

Entre http://blogger.com y http://wordpress.com tuve claro desde el principio que iba a apostar por el primero. En esta segunda plataforma he conectado con muchos escritores, pero el público objetivo de mis novelas se mueve en la primera.


Si hablamos de http://wordpress.org eso ya son palabras mayores. Creo que cuando llevas un tiempo trabajando en tu blog empiezas a sentir que necesitas más. Las plataformas gratuitas están limitadas y si quieres seguir avanzando, tarde o temprano querrás dar el paso hacia algo más profesional.


Estoy de acuerdo con que conseguir un aspecto profesional en Blogger es complicado, pero no es imposible, yo lo intento dándole al blog la mayor pulcritud y sencillez posible, y tampoco me va tan mal. Me parece interesante lo que dice sobre que su público objetivo se encuentra en esta plataforma; cierto es que el 90% de los blogs de reseñas que frecuento están ahí y no en Wordpress, algo de lo que hasta ahora no me había dado cuenta y que supone un dato muy interesante a tener en cuenta.

Sobre el aspecto más profesional que ofrece Wordpress nos habla:


5.- Lluvia Beltrán

Autora de Fotografiar la lluvia, Lo que encontré en un cajón y de Neurogénesis, su última novela, que yo estoy leyendo siempre que puedo, porque me tiene muy enganchada (y, atentos vosotros, porque en cuanto la termine la sortearé en este blog), Lluvia es una persona muy activa en las redes sociales y en su propia web. Su página está muy cuidada y cuenta, además, con un dominio propio. A ella le he preguntado por qué ha escogido esta modalidad y esto es lo que me ha contestado:

He utilizado tanto Blogger como Wordpress. Al principio me decanté por la primera por su simplicidad y sencillez a la hora de personalizarlo, ya que me importaba más el contenido que el continente. Sin embargo, con el tiempo me di cuenta de que Wordpress ofrecía un aspecto más profesional, sus plantillas se acercaban al diseño web, además de estar más preparado para el SEO, por eso he acabado utilizando esta plataforma para mi web personal

Todavía no me he puesto a investigar qué es exactamente eso del "SEO", aunque suena a marketing. Quizá en el momento que lo conozca bien mi opinión sobre si alojar mi página en Blogger o Wordpress cambie. De hecho, conozco a alguien que está muy metido en eso del marketing y me dice que le resulta más fácil llegar a su público en Wordpress:


6.- Marcos Martínez

Conocéis a Marcos por su libro, Haz algo diferente, pero a los que visitáis este blog seguro que os suena más su nombre porque, como he dicho en más de una ocasión, colaboro con él escribiendo en su blog, Pensamiento Lateral. Si escribo ahí es porque me parece una página interesante, muy cuidada y con contenidos de calidad. Pero si nos detenemos en la forma de la web, tenía curiosidad por saber cómo había llegado a ser cómo es actualmente, así que le pregunté a Marcos y esto fue lo que me contestó:

Cuando empecé con el tema del blog la respuesta a qué plataforma elijo era obvia: tengo una cuenta de Gmail, tengo un móvil Nexus y uso Google para todo. Blogspot se convirtió en mi blog por defecto. Ahora, por supuesto, veo aquellos meses como algún empresario americano de Silicon Valley pueden mirar hacia atrás y ver aquél trabajo en su garaje: todo muy romántico pero era con un alto contenido cutre, una fase beta maravillosa de esas que tratas de desembarazarte lo antes posible.


El motivo por el que empecé con Blogspot es porque parecía que iba a ser más fácil que cualquier otra plataforma, pero me equivocaba. Si lo que quieres es una web pero eres una persona que no entiende cómo funciona una web, la solución es WordPress. Es el McDonnalds de alguien que no sabe freír un huevo, ¡pero gratis, y sin grasa! WordPress funciona como un tiro, es insultantemente sencilla, permite una personalización tan alta como se desee y no requiere de aprender código HTML5.

WordPress es la herramienta perfecta para que alguien levante una web sin tener ni idea de levantar una web.

El cambio de look del blog fue instantáneo, pero el cambio de ambiente no costó mucho más tiempo. Con el blog levantado en Blogspot no recibí ni un solo comentario, y las visitas no subían de 30 (eran mis padres y amigos dando vueltas, por cierto). Al saltar a WordPress el blog ganó notoriedad, llegaron los comentarios, se creó una pequeña comunidad y la felicidad que me reportaba era mayor. Sí, he hecho una regla de tres Blogspot-WordPress-Felicidad, y creo que puede extrapolarse a otras personas.


Está claro que a unos le resultará más sencilla una plataforma u otra, pero he de decir que yo he intentado hacerme un blog en Wordpress en una ocasión y no me resultó nada fácil, quizá porque ya estaba acostumbrada a Blogger, quién sabe. Por eso me resulta interesante conocer la opinión de alguien que se haya pasado a la primera desde la segunda, como esta autora:



María Cañal ha publicado recientemente su primera novela, Seis meses, 182 días, pero ya hace dos años que la conocemos y que nos alegra cada miércoles con Carmen, el relato por entregas que podéis encontrar aquí, y que desde el principio alojó en la plataforma Wordpress.

Además, hace menos de un mes migró su blog principal, My Stories Project, de Blogger a Wordpress, y es por eso que me interesaba mucho su opinión sobre cómo está siendo este proceso. Esto es lo que me ha contado:

Digamos que he migrado a WordPress por varias razones:


1. El aspecto. En Blogger, como no sepas algo de programación (¿se llama así?), no tienes nada que hacer. No te sales de lo usual y queda todo muy de andar por casa. Aunque bueno, lo nuestro son blogs personales al fin y al cabo, pero si le quieres dar una imagen un poquito más limpia, más sofisticada, con pocos conocimientos no puedes. Entonces, WordPress te ofrece plantillas más sofisticadas, con un aspecto más profesional, a mí me resulta más legible. Al fin y al cabo es el objetivo que nos marcamos los que queremos que se lean textos más o menos amplios: que sea limpio a la hora de leer. ¿El único contra? Todo lo que se salga de la plantilla en WP vale dinero. Bueno, a mí me vale con la plantilla, pero seguro que se podría mejorar.

2. La aplicación para móvil y tablet de Blogger es nefasta. No lo entiendo, más aún tratándose de Google. Tiene mucho que mejorar. Puedes publicar desde ella, pero no te permite hacer nada más: ni ver estadísticas, ni modificar fotos (o si lo hace, yo no lo sé), no puedes responder a los comentarios... WP es todo lo contrario, para alguien que no puede estar abriendo el ordenador cada dos por tres es muy cómodo poder acceder a todo desde el móvil. Para mí un revulsivo ha sido que puedo contestar inmediatamente, por fin puedo hacer realidad algo que siempre he querido: responder a todos los comentarios. Publicar, programar, todo es más fácil con WP.

¿Si pierdo seguidores? Me lo decía una chica comentando el otro día en Blogspot, que iba a perder seguidores. Seguro que es así, la lista de seguimiento de Blogger es muy popular, pero, chica, es un precio y un riesgo que tienes que asumir. Yo, de momento, lo estoy solventando publicando en Blogger avisando de nuevo contenido en WP, pero sé que no durará mucho tiempo, es inviable mantener tanto blog, pero estoy haciendo lo posible.

Cada vez tenemos menos tiempo y todo lo que podamos hacer desde el móvil nos ahorrará muchos dolores de cabeza, por eso lo que comenta María es muy interesante. Además, dice que es más limpio a la hora de leer, algo con lo que estoy de acuerdo casi al 100%. Pero el contenido siempre es más importante que el continente, y así nos lo explica:



A Mónica la conoceréis, seguramente, por su nombre de Twitter (Mónica Serendipia), y también por su última novela, Un hotel en ninguna parte. Con casi mil seguidores en la red social del pajarito (donde nos alegra todas las mañanas y nos hace participar en retos muy divertidos, como su #MugsAndBooks) y más de 500 en su página de Blogger, gestiona su web con ese buen hacer que tiene la gente que siente verdadera pasión por la literatura. Una página tan cuidada como completa que visito siempre que puedo y sobre la que ella habla así:

Empecé mi blog en 2009 y elegí blogspot porque me pareció más "user friendly" que wordpress. Por aquel entonces era bastante inútil en temas de diseño y aplicaciones blogueras, así que blogspot con su sencillez me vino al pelo.


Nunca he migrado, me he quedado en donde estoy. Seguramente porque sigo dándole muchísima más importancia al contenido de mis entradas que a todo lo demás. Para mí, lo importante de un blog (sobre todo si está dedicado a la literatura) es que esté bien escrito. Los colorines, las aplicaciones y el diseño es algo secundario.


Aunque diga que el diseño es algo secundario, lo cierto es que el suyo está muy currado. Siempre se puede encontrar un término medio y yo creo que ella ha logrado combinar exterior e interior de una manera muy acertada.

Y sobre esto del diseño y de instalar plugins y demás utilidades en una página nos habla:


9.- Valentina Truneanu

A Valentina la he descubierto hace poco gracias a que ha sido uno de esos mecenas que ha apoyado mi campaña de crowdfunding para que mi primera novela viese la luz. Además de su apoyo incondicional a ella tengo que agradecerle interesantes artículos que comparte en su blog y gracias a los cuales podemos aprender muchas cosas sobre el proceso de publicación de un libro.

Con ganas de sumergirme ya en la lectura de su libro El mito de la segunda parte (que encontraréis en Amazon por menos de 1€), he aprovechado el poco tiempo que tengo para hablar con ella sobre las plataformas de alojamiento de blogs y esto ha sido lo que me ha contado:
Yo utilizo Wordpress.org para mi blog personal. Considero que es la plataforma más versátil y la que permite un mayor control. Tengo un dominio propio, una plantilla premium modificada a mi gusto y diversos plugins (gratis y de pago). Toda casa necesita el toque personal de su dueño y mi casa en Internet es mi blog. A través de él promociono mis libros y mis servicios de maquetación, así que me interesa proyectar la apariencia más profesional posible. Siempre he usado Wordpress.org. La única vez que migré (de mi blog cultural Helvetia Hispánica a El blog de Valentina Truneanu) fue dentro de la misma plataforma. Por supuesto, todo resulta complicado la primera vez y hay que prestar mucha atención a los pasos. Al instalar nuevos plugins, se hace igualmente necesario leer tutoriales y realizar pruebas antes de dar con la configuración definitiva. Pero, en cualquier caso, recomiendo Wordpress.org a todo escritor, ya sea de ficción o no ficción, novel o consagrado.

Una recomendación en toda regla es la que hace Valentina Truneanu de Wordpress, al igual que la siguiente escritora, que también tiene su base de operaciones en esta plataforma:


10.- Ana Bolox

Primero me enamoré de Carter & West a través de las historias Aracne y La muerte viene a cenar, pero después conocí su blog, empecé a visitarlo y ahora se ha vuelto uno de mis imprescindibles en cuanto a consejos y métodos de escritura se refiere. Y por eso, porque su opinión vale mucho, es por lo que me decidí a preguntarle sobre la plataforma en que tiene alojada su página y cómo se siente con ella, y esto es lo que me ha trasladado:

Me pide Cris que le hable sobre mi experiencia con las plataformas que he utilizado con mis blogs, pero lo cierto es que no tengo mucho que contar.


Empecé a bloguear hace años y lo hice con Blogger. Por aquel entonces, lo de tener un blog era un simple pasatiempo. Publicaba algunos de mis escritos (así nacieron, por cierto, Carter & West), noticias, reseñas literarias. Después, aquello se convirtió en un simple rincón donde los amigos nos reuníamos a pasar el rato y comentar esto y lo otro. Fue divertido y no aspiraba a nada más.

Sin embargo, cuando me decidí en serio a crear una plataforma de escritor, no tuve ninguna duda: elegí Wordpress. No lo había usado hasta entonces, pero había leído bastante sobre esta plataforma y tenía claro que las prestaciones que ofrecía eran mucho más atractivas que las que Blogger ponía en tus manos, de modo que comencé construir mi pequeña esquina literaria en Wordpress desde el principio. Y no me arrepiento. Me va muy bien con esta plataforma, es intuitiva, proporciona muchísimas herramientas y hasta el momento no me ha dado ningún problema.

Soy wordpressiana sin reservas :-)


Ya veo que pasar de una plataforma a otra no suele suponer un problema, supongo que es cuestión de trastear con ellas. Al igual que Ana, el siguiente escritor también opina así:


11.- Jaume Vicent

A Jaume lo conoceréis gracias a Excentrya, uno de esos blogs sobre escritura y literatura que para mí se ha vuelto indispensable. Este polifacético bloguero es redactor en la Revista Scribere, hace nada ha sacado a la venta por 50 céntimos una edición en papel de su relato Viejas Huellas, en la tienda Pulpture (que reseñaré en breve), y está inmerso en el proceso de edición de su primera novela.

Alguien que vive inmerso en el mundo literario y que además tiene un blog es la persona idónea a la que preguntarle acerca del tema que hoy estamos tratando y esto es lo que me ha contestado:

Yo comencé mis blogs en Blogger. Me ofrecía bastante flexibilidad y era sencilla, tenía algunas opciones más que la versión “.org” de Wordpress, sobre todo a la hora de cambiar y retocar las plantillas, por eso la escogí en un principio.


El problema comenzó cuando quise profesionalizar mi blog, Blogger se me quedaba algo estrecho, me faltaban muchas opciones que solo he podido conseguir con los plugins de Wordpress. Con Wordpress controlo todos los aspectos de mi blog, puedo controlar mis suscriptores, organizar las newsletter, programar el contenido y tener un perfil más completo.Wordpress ofrece muchas posibilidades de gestión, los plugins hacen que puedas controlar hasta la última pieza de tu contenido y esto facilita mucho el trabajo en el blog. Además ayuda a posicionar y a ser visible en la red.

Como veis, cambiar de una plataforma a otra tampoco le ha supuesto ningún problema a Jaume. Y en este mismo sentido nos cuenta su experiencia la siguiente bloguera y escritora:



Uno de mis blogs de cabecera, ese que visito todas las semanas, cuyos posts reservo para momentos en los que disponga de tiempo, para leerlos con atención, para desgranarlos, porque de cada frase y de cada palabra se puede aprender, ese es, sin duda, el blog Gabriella Literaria, página de la autora de Lectores Aéreos y de una de las blogueras de referencia en el sector (al menos para mí así es).

La inspiración para este artículo me vino tras su post 10 maneras de convertir tu blog de escritor en un atrapalectores imparable. Tras su lectura me preguntaba qué podía aportar yo a los que visitáis este blog además de mis reseñas y de algunos textos propios; me preguntaba si yo tengo algo más que aportar para que la gente me visite. Y tras mucho pensar me he dado cuenta de que hay cosas que yo me pregunto, temas de los que hablo que también interesan a más gente. De hecho, cuando le comenté a Gabriella que iba a realizar este post sobre qué plataforma es mejor para un blog de escritor y le pedí que colaborase, ella no lo dudó ni un segundo porque dijo que le parecía un aspecto interesante a tratar.

Rauda y veloz (a pesar de sus numerosas ocupaciones) esto fue lo que me contestó:

Yo empecé en Ya.com, hace muchos años. Seguía el modelo de blog personal, tipo diario, y lo que me ofrecía esa plataforma me bastaba. Luego Blogger empezó a hacer diseños muy bonitos y fáciles de usar, y me cambié. Fue un cambio rápido y fácil, y estuve blogueando mucho tiempo feliz. Blogger es muy recomendable cuando empiezas o cuando no buscas más que un cuaderno de notas personal que compartir con tus amigos. Es intuitivo, ofrece todas las ventajas de pertenecer a Google (widgets ya diseñados y sencillísimos de instalar, por ejemplo) y yo estaba muy contenta con él. Me instalé Adsense para ofrecer publicidad en el blog. Me llegaban céntimos, pero yo soñaba, ilusa, en el día en que Adsense me sirviera para algo más que para mirar clics y estadísticas a lo tonto.


Y entonces escribí un artículo sobre el poliamor (yo en aquel entonces no escribía solo de literatura, daba palos de ciego en el mágico mundo de la indecisión bloguera). No había nada erótico ni explícito, no era más que un artículo divulgativo. Pero los bots de Google deben de ser muy monógamos, porque me cancelaron Adsense y a día de hoy siguen sin decirme ni por qué ni cómo solucionarlo.                                                   
He de reconocer que el que Google pudiera meter mano en mi página me puso de mal humor. Todo el mundo decía que si querías que te tomaran un poco en serio en esto del blog, tenías que usar WordPress, así que ahí me fui. Fue un auténtico fastidio adaptarlo todo a la plantilla nueva. WordPress es mucho más complejo que Blogger. Ofrece muchísima más personalización, pero eso se paga en tiempo invertido en adaptación y diseño.                                                                                                              
Lo genial de Wordpress es que puedes usarlo como plataforma con un dominio propio, así que en el fondo no es un blog, es tu web personal con el diseño que tú eliges, y eso te da un aspecto muchísimo más profesional. Empecé a usar esa web como centro para todo: blog, servicios, enlaces. Con el crecimiento del blog, me he pasado a un diseño diferente, con una plantilla de pago, y estoy muy contenta con el resultado.


Soy consciente de que tengo algo de lo que otros no disponen: un hermano que sabe de esto y me echa una mano con instalaciones, personalizaciones, hosting y demás. Me consta también que hay plataformas bonitas e interesantes que le están haciendo la competencia a WordPress, como Medium. Soy flexible: acabaré yendo donde haya mejores prestaciones y los diseños brillen más. O donde me diga mi hermano, que en esto he decidido hacerle caso siempre.

(Pero que no se entere, que se pondrá insufrible en los almuerzos familiares).


Después de leer todas estas opiniones he visto que gana por goleada Wordpress y todo lo que ofrece. A algunos les resulta complicado en cuanto a diseño, a la mayoría sencillo, pero si en algo están de acuerdo es que ofrece un aspecto más profesional y que tienes más control sobre tu página que en Blogger, en la que dependes de lo que Google tenga a bien.

Quisiera agradecerles a todos estos autores blogueros que me hayan trasladado su opinión en este tema. Si no sois supersticiosos podéis leer también la número 13, que es mi opinión personal: soy de Blogger por comodidad, porque sé manejarlo y, en su momento, lo intenté con Wordpress y me resultó complicado. Pero después de leer estas opiniones quizá en un futuro me lo piense.

¿Y tú, qué plataforma usas? Me encantaría que me dejases tu opinión en los comentarios.

-------------------------

P.D. Gracias por haber llegado hasta el final de este artículo, sé que es un poco más largo de lo habitual. No obstante, espero que esta sea la tónica de los artículos literarios, intentaré publicarlos con más frecuencia en este blog. Si te ha gustado, estaré encantada de que vuelvas por aquí; y estaré muy agradecida si decides compartirlo en las redes sociales :) 

lunes, 21 de septiembre de 2015

La cúpula, de Stephen King

La cúpula. Un día de octubre la pequeña ciudad americana de  Chester´s Mill se encuentra totalmente aislada por una cúpula transparente e impenetrable. Nadie sabe de dónde ha salido ni por qué está allí. Sólo saben que poco a poco se agotarán las provisiones y hasta el oxígeno que respiran. Es una soleada mañana de otoño en la pequeña ciudad de Chester´s Mill. Claudette Sanders disfruta de su clase de vuelo y Dale Barbara, Barbie para los amigos, hace autostop en las afueras. Ninguno de los dos llegará a su destino. De repente, una barrera invisible ha caído sobre la ciudad como una burbuja cristalina e inquebrantable. Al descender, ha cortado por la mitad a una marmota y ha amputado la mano a un jardinero. El avión que pilotaba Claudette ha chocado contra la cúpula y se ha precipitado al suelo envuelto en llamas. Dale Barbara, veterano de la guerra de Irak, ha de regresar a Chester´s Mill, el lugar que tanto deseaba abandonar. El ejército pone a Barbie al cargo de la situación pero Big Jim Rennie, el hombre que tiene un pie en todos los negocios sucios de la ciudad, no está de acuerdo: La cúpula podría ser la respuesta a sus plegarias. A medida que la comida, la electricidad y el agua escasean, los niños comienzan a tener premoniciones escalofriantes. El tiempo se acaba para aquellos que viven bajo la cúpula. ¿Podrán averiguar qué ha creado tan terrorífica prisión antes de que sea demasiado tarde? Una historia apocalíptica e hipnótica. Totalmente fascinante. Lo mejor de Stephen King.

Aunque parezca increíble, cuando allá por febrero de 2013 hice esta reseña, nunca había leído nada de Stephen King, quizá porque asociaba su nombre al terror; pero desde hace un par de años me estoy adentrando en el género de terror, y me está gustando, por eso me decidí a leer a este autor. Y empecé con un libro de 800 páginas, algo que en principio me tiraba para atrás. Sin embargo lo leí en un santiamén.

Leer La Cúpula es como estar viendo una película, las descripciones no se hacen pesadas, todo lo contrario, consiguen trasladarnos hasta Chester´s Mill, el pueblecito donde suceden los acontecimientos. Es como si estuviésemos en el cine viendo lo que ocurre. Terminé la lectura muy rápido porque engancha, y mucho.

Soñé mucho con el libro porque me lo leí a ratos (ya que en ese momento no me daban las horas para más) y durante todo ese tiempo me tuvo muy intrigada, pensando en lo que podía pasar. Sobre todo porque no es una historia al uso en la que los buenos se salvan y los malos mueren. Porque cuando vas avanzando en la historia hay spoilers dentro de ella, a veces te adelanta quién se va a morir y te pasas los siguientes capítulos pendiente de cuándo será, y cómo, porque sabes que eso va a pasar. Y para mí esa forma de contar la historia supone una novedad.

En el libro podemos encontrar diferentes estilos narrativos y, además de esos spoilers, me gusta cómo cuenta el mismo suceso desde el punto de vista de varios personajes, lo que hace que nos formemos una idea muy clara de la escena total, de dónde está cada uno cuando una cosa pasa. De ahí que parezca que estás viendo la historia y no leyéndola. Te abstraes para estar simplemente en Chester´s Mill como espectador, y eso se agradece.

En definitiva me ha encantado, lo recomiendo sí o sí, y como no podía ser de otra manera en un libro genial he encontrado frases geniales que os dejo a continuación:

- La marmota había planeado (en la medida en que pueda decirse que una marmota haya planeado nada)...

- Chocó contra la barrera a veinticinco kilómetros por hora mientras escuchaba a James Blunt cantar «You're Beautiful».

- ¿Alguna vez se había oído tanto silencio en Chester`s Mills un sábado por la noche?

- Algunos hombres hacen grandes cosas, y otros se ven aplastados por ellas.

- Si no controlas la ira, la ira te controlará a ti.

- Cuando el poder del amor sea más fuerte que el amor por el poder, el mundo hallará la paz (Jimi Hendrix).

- Es la regla Sherlock: cuando eliminas lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, es la respuesta.

- El culpable huye cuando nadie le persigue.

- Devuélvele a un hombre o a una mujer el respeto por sí mismo, en la mayoría de los casos -no siempre, pero sí en la mayoría- también le estarás devolviendo la capacidad de pensar con algo de claridad.

- Junior habría preferido verterse líquido de mechero en los pantalones y prenderse fuego en las pelotas, pero no lo dijo.

- Había tenido a un solo paciente en estado crítico, y le había simplificado bastante la vida profesional muriéndose.

- La única pregunta estúpida es la que no se hace.

- La gente valiente nunca se siente valiente.

- La noche es mucho más oscura justo antes del amanecer.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Lectores aéreos, de Gabriella Campbell

¿Quieres leer sobre edificios que respiran, reencarnaciones fatales, predicciones ineludibles, vacas alienígenas, mantícoras moribundas y corazones de cristal? Este es tu libro. 

Campbell explora aquí algunos de los elementos más siniestros del ser humano (y de lo que no es humano), en este compendio de quince relatos (algunos cortos, algunos largos: todos perfectos para devorar antes de dormir). Van tocados de algo fantástico, algo que no es de este mundo, y todos tienen en común una búsqueda de lo bello y lo tenebroso a través de la sexualidad, el absurdo y, cómo no, la magia. 

Aunque esta antología incluye algunos relatos publicados en la web Gabriella Literaria (http://www.gabriellaliteraria.com), la mayor parte del contenido es inédito, publicado por primera vez en este libro digital.


Cuando oí hablar de este libro por primera vez tuve claro que no lo leería, porque no soy, precisamente, una devota del género fantástico. Sin embargo, nada como las primeras páginas de un buen libro para que te enganches y no puedas parar de leer. Y esto fue lo que me pasó: contesté a un e-mail de esos que envía Gabriella cada dos semanas a su lista de suscriptores, y le decía que me gustaba mucho cómo escribía en su blog. Había leído que estaba preparando algo que nada tenía que ver con el género fantástico y le pregunté para cuándo estaría listo.

Además de hablarme de esto, Gabriella me adjuntó, sin compromiso, las primeras páginas de este libro de relatos y, curiosa que es una, y dado que se había tomado la molestia de enviarme ese trocito de su libro, no pude evitar empezar a leerlo. Y ya no pude parar.

A pesar de lo que dice la sinopsis con la que he empezado esta entrada, la mayoría de los relatos que forman "Lectores aéreos" no son de fantasía, sino que aunque se desarrollan en un ambiente de fantasía de lo que realmente hablan es del ser humano, de nuestro peor o mejor fondo, de situaciones que nos harán pensar y reflexionar. Y es por ello por lo que no me arrepiento en absoluto de haber leído este libro.

Me han gustado todos los textos, pero, los que más, los siguientes:

- "Polvo", porque habla sobre esperar y sobre el miedo a hacer, es el reflejo de cómo nos sentimos condicionados y de lo que pasa si no tomamos decisiones.

- "El extraordinario caso de Emil von Trope y Jack el Destripador", porque te confirma que la autora es una maestra del lenguaje y del buen hacer, que tanto te habla de una nave espacial llena de mantícoras como se pierde entre la sociedad aburguesada de hace siglos, haciéndote creer que de verdad te encuentras allí.

-"Nada en el mundo", por el realismo.

- "Historia de un plagio",porque al recordarlo aún siento la misma rabia que cuando lo leí.

- "Y diente por diente", el broche de oro, un verdadero relato de terror que infunde miedo sin ser explícito en el daño que le causan a la protagonista.


Para esos momentos en que no tenéis tiempo de leer una novela os recomiendo este libro, porque disfrutar de buenas historias en poco tiempo también es posible.

Y para terminar, las frases que más me han impactado:

- Helena era una persona rutinaria y aburrida, dos cualidades que Darla apreciaba sobre todas las cosas.

- Daba igual, de humillación no moriría.

-------------------------

P.D. Si os apetece conocer más sobre Gabriella Campbell o si, simplemente, queréis aprender más sobre literatura, escritura y técnicas literarias, podéis encontrarla en twitter y en su blog. No os la perdáis, yo no lo hago.

martes, 1 de septiembre de 2015

Y volver, volver, volver...

Ya estoy de vuelta de un mes de vacaciones un tanto accidentado, pero mes de vacaciones al fin y al cabo. Y ahora toca trabajar, y trabajar, y trabajar. Pero también sacaré tiempo de debajo de las piedras para hacer una de las cosas que más me gustan y que es trastear en este blog.

Os informo que este mes, a poder ser, sortearé el libro "Neurogénesis", de Lluvia Beltrán. Lo haré en cuanto termine de leerlo. Y aunque no he llegado al final puedo adelantaros que me está gustando mucho y que estoy muy enganchada, por eso lo sortearé, para que alguien más pueda disfrutarlo.

Seguiré trabajando con la editorial Libros.com para que podáis recibir en vuestras casas y en vuestro e-mail mi primer libro, "Detrás de la pistola", lo antes posible. Varias campañas de crowdfunding fueron completadas antes que la mía y la editorial sigue un orden, así que el libro tardará, pero lo tendréis. Un poquito de paciencia por favor, que yo espero que la espera merezca la pena.

Mi primera reseña, que saldrá esta semana, será de "Lectores Aéreos", de Gabriella Campbell, otro libro que también he disfrutado un montón. Con respecto a esta autora, por si no os habéis enterado, os diré que el pasado mes de agosto ha publicado en su blog un artículo sobre el crowdfunding, donde intenta dilucidar si este modo de financiación funciona para los escritores, para lo cual se apoya en el testimonio de varios autores (entre los que me encuentro) que han optado en algún momento por esta forma de obtener fondos para intentar publicar un libro.

Además, Alejandro Gamero me ha invitado a escribir un artículo sobre el crowdfunding en su blog, así que en breve me encontraréis en La piedra de Sísifo. Y también estaré en algún otro sitio más, pero esas son sorpresas que todavía no puedo adelantar. Así que os dejo por hoy, que si sigo hablando no me dará tiempo este año a ponerme al día con vuestros blogs. ¡Feliz semana!

Frase de Nelson Mandela