lunes, 15 de febrero de 2016

El abecedario del terror: I




IMPUESTOS






Todos habían deseado hacerlo alguna vez pero sólo yo me había atrevido. Tenía tres trabajos porque el sueldo de uno solo no me permitía vivir de manera digna pero, al tener tres pagadores, la declaración de la renta me salía a pagar. ¿De dónde iba a sacar el dinero? Empleé los euros que me quedaban en comprar los ingredientes necesarios para hacer la receta secreta de mi padre. Utilicé un cinturón como lanzadera, igual que hacía él. La única diferencia es que a mí me pillaron. Tres días después, y aún sigue saliendo humo del edificio. A saber de qué estarán hechos los folios del Gobierno.

-------------------------

P.D. Recordad que cada micro de esta saga nos cuenta la historia completa de esta terrible niña. Podéis leerla desde el principio aquí.

6 comentarios:

  1. Los impuestos sí que dan miedo.
    Buena entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si veo una carta de Hacienda, me escondo debajo del edredón xddd! Biquiños!

      Eliminar
  2. Madre mía, qué peligro de persona... Más vale darle la razón en todo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mí que niñas como estas, si quieren odiarte, lo harán igual les des la razón o no. Biquiños!

      Eliminar
  3. Apoyo del pueblo iba a tener...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, quizá un poco drástica, pero razón a lo mejor no le faltaba. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.