jueves, 4 de febrero de 2016

Estoy más cerca de apretar el gatillo

Con la gran cantidad de campañas que salen a flote en la editorial Libros.com, ¿quién se acuerda de aquellas que llegaron a buen puerto a finales del año pasado? Pues seguro, pero seguro, seguro, que yo no me he olvidado de la mía y vosotros, queridos lectores y mecenas a los que os debo todo, seguro que tampoco.

Habéis pagado un libro que todavía no tenéis, el proceso editorial tradicional es lento (muy lento), pero la espera merecerá la pena. Porque cada día que pasa sin que todavía esté el papel recién salido del horno es un día que la editorial y yo empleamos para conseguir un resultado perfecto.

Aunque no escriba a menudo sobre la novela en este blog (porque escribir sin noticias me parece un sinsentido), estoy pendiente del proceso todas las semanas, para que los tiempos se acorten lo máximo posible (por lo menos en lo que depende de mí).

La semana pasada estuve hablando con el Director de producción de Libros.com, y me dijo que el próximo 10 de marzo el libro estará maquetado para la próxima revisión. Con lo cual, el mes que viene seguiré apurando el proceso para dejarlo todo listo.

Van seis meses de intenso trabajo, de lecturas, correcciones, de seguimiento, de entradas sobre el proceso creativo, de dejarme los ojos en la pantalla del ordenador, de hablar con gente que está realmente interesada en la fecha de lanzamiento (con vosotros). Seis meses en los que he aprendido, disfrutado, y que si tuviera que resumir con una sola palabra, sería: "GRACIAS". Así, en mayúsculas y dedicada a todos vosotros, por vuestro apoyo, vuestro interés, y, sobre todo, por vuestra paciencia.

Así que aquí estamos, en cuanto cerremos la maquetación volveré a la carga para manteneros informados.

Y para que la espera se haga más corta, como no puedo mandaros un Ferrero Rocher a cada uno de vosotros (porque con este invierno tan raro que estamos teniendo seguro que llegan derretidos), os dejo a continuación con un pequeño relato que complementa la trama de la novela. Gracias por estar ahí. ¡Espero que os guste!


- No sé si puedes oírme chica, si supiera que no escuchas nada de lo que digo quizá me arriesgaría a contarte qué es lo que tengo en la mano.                                              
(Dios mío, te escucho, pero no puedo mover los labios, ni siquiera soy capaz de abrir los ojos para hacerte ver que estoy aquí. ¿Por qué no puedo?)                                 
- Te diría también todo lo que pienso de ti. Pero si luego lo recordases, dejarías de quererme.                                
(¿De quererte? ¿Por qué? ¿No te gusto? ¿No te caigo bien?)                                                    
- Pareces dormida como aquella princesa del cuento que se atragantó con la manzana. Me gustaría saber si vas a despertar. Si lo haces, espero que no sea pronto.                                                                                        
(¿Dónde estoy? Ayer creí escuchar sonidos como los de los respiradores de un hospital. Se supone que la gente en un hospital quiere que te recuperes, ¿no?)                     
- Es mi turno, y te veo aquí tirada y, a pesar de tu indefensión, te odio más que nunca.                                                                           
(¿Tu turno? ¿Trabajas en este hospital?)                        
- Me voy a desahogar, al fin y al cabo, la gente que se recupera no se acuerda de este sueño.                                     
(Sé que no estoy soñando, no es eso, sino, me despertaría, me levantaría, e iría a trabajar, como siempre).                                                       
- Te lo voy a contar todo, te voy a contar por qué me gustaría desconectarte el respirador.

12 comentarios:

  1. ¿Cómo puedo conseguirla cuando esté lista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martina. Puedes comprarla ya (o cuando esté publicada) en esta página de Libros.com https://libros.com/comprar/detras-de-la-pistola/

      Una vez se publique creo que también se pone a la venta en Amazon. Si tienes algún canal de compra preferido, dímelo y pregunto si va a estar a la venta ahí.

      Muchas gracias por tu interés :) Biquiños!

      Eliminar
  2. Me dijo el churri que me lo iba a regalar y aquí estoy esperando. Hoy mismo se lo recuerdo. Qué nervios!!! Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues qué bien me parece que tu churri te haga esos regalos :D Biquiños!

      Eliminar
  3. ¡Que intriga, Cris! Deseando tenerla en casa. Mucha suerte, compañera (y no te muerdas demasiado las uñas). Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me produce intriga es qué os parecerá a vosotros. ¡Qué nervios! Biquiños!

      Eliminar
  4. Las cosas bien hechas llevan su tiempo pero... ya queda menos.
    ¡Qué ganas de leerla!
    Ánimo en la recta final.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tengo muchas ganas de que la leáis. Biquiños!

      Eliminar
  5. Ya queda menos!!! Qué nervios, ¿no? Mucho ánimo guapa!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, muchos nervios la verdad. Ains... Biquiños!

      Eliminar
  6. Dicen que las cosas buenas se hacen esperar, ¿no? :)
    Pues esperaremos ;)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, pero ya no quiero esperar más. A ver si pronto muy pronto :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.