jueves, 21 de abril de 2016

Cómo conseguir 300 nuevos seguidores en menos de un año


Podría preguntaros cuántos seguidores tenéis en vuestras redes sociales; pero antes que eso me gustaría saber cuántas redes sociales tenéis. Si leéis algún buen blog de marketing, como Marketing Online Para Escritores, sabréis que para empezar a crecer en esto de las redes lo primero que hay que hacer es centrarse en una sola y aprender a manejarla bien; y ya luego podemos mirar a alguna otra y ser bígamos en esto. Yo estoy en Twitter, lo intenté con Google+ pero nunca la entendí (quizá me pase como con la del pajarito: a lo mejor un día vuelvo y me enamoro a segunda vista); también estuve en Facebook, pero sólo con una cuenta personal, y es una red social que me aburrió y en la que parece que te creas enemigos si te haces un perfil profesional y no incluyes a los conocidos entre tu público objetivo; así que también la dejé. Por lo tanto, hoy únicamente vuelo con alas blancas en un cielo azul.

En junio de 2015 contaba con 300 seguidores en Twitter, tan solo 10 meses después tengo (al momento de escribir este post) 621. ¿Cómo he conseguido duplicar (y más) mis seguidores?

Pues con mucho trabajo. Sí, sé que quizá esta no es la respuesta que esperabais, a lo mejor creísteis que iba a dar un truco milagroso sobre cómo aumentar los contactos sin esfuerzo; pero yo no soy de esas personas que venden humo. En vez de daros consejos sobre cómo aumentar vuestro número de seguidores sin levantar el dedo del ratón, os diré que vais a sudar para conseguirlos. Y, una vez los tengáis, tendréis que seguir trabajando para conservarlos.

En mi caso, el detonante ha sido mi participación en una campaña de crowdfunding para sacar adelante mi primera novela. Muchos de esos 300 contactos que tenía cuando la empecé se dedicaron a difundir el proceso para ayudarme a conseguir los apoyos (algo que nunca les agradeceré lo suficiente), y algunos de sus contactos vieron esos enlaces, los consultaron y compartieron; y de esos, algunos me siguieron.

También sucedió que muchos blogueros se interesaron por el proceso y me invitaron a participar en sus blogs escribiendo un artículo. Esas colaboraciones me reportaron mucha visibilidad, gracias a ella llegaron más seguidores y conocí a más personas interesadas en saber del tema. No es que yo sea una experta, pero sé más que muchos que no habían oído hablar de este proceso de publicación; sé muchísimo más de lo que yo misma conocía sobre ello hace menos de un año, porque he pasado mi trabajo en llevar el crowdfunding a cabo, y eso me ha aportado una experiencia digna de compartir con otros.

Pero no todo se lo debo a esta campaña. Durante este año he seguido en Twitter siendo yo misma, hablando de cosas que me interesan (no sólo de literatura, aunque es un tema que ocupa la mayoría de mis tweets). He seguido en mi línea, compartiendo contenido interesante de otros blogs, porque a los demás autores del sector no los miro a través del filtro de la competencia, porque para mí son gente que siempre suma, que me aporta mucho, y me hace crecer.

También tengo que destacar la puesta en marcha de una idea que surgió casi por casualidad, los #microcuentosdenoche, que ya tuvieron su primera edición (con un podio digno de leer). La gente se ha animado bastante a escribir microcuentos en Twitter entre las 20:00 y las 8:00 horas; yo los leo absolutamente todos e, interactuando con los autores de los que más me han llamado la atención, he conocido a gente nueva (y también he sumado seguidores a mi perfil).

En resumen, todo lo que hecho en estos meses ha sido trabajar, trabajar y trabajar; y quien os diga que se pueden conseguir un buen puñado de seguidores sin hacer absolutamente nada, miente (a no ser que sea una de esas personas que, como Stephen King, ya tiene a su popularidad trabajando gratis).

Yo paso de remedios milagrosos, trucos infalibles y humo caro que, al final, te aleja de tus metas más de lo que te ayuda a acercarte a ellas. Así que prefiero seguir por este camino, trabajando; al fin y al cabo el trabajo que te gusta es menos trabajo, ¿no creéis?

Y vosotros, ¿cómo gestionáis vuestras redes sociales? ¿Qué problemas os encontráis para daros a conocer e interactuar en el mundo 2.0? ¿Os cuesta más conseguir nuevos seguidores o mantenerlos? Me gustaría conocer vuestra experiencia en los comentarios.

8 comentarios:

  1. Yo reconozco que soy un poco desastre con las redes sociales. Tengo facebook y Twitter pero publico muy poco (alguna cosilla digo en Twitter de vez en cuando pero generalmente sólo enlazo la entrada del blog de ese día) y, claro, así no avanzo...
    De todas formas, tampoco es un tema que me preocupe demasiado. Yo soy más de pocos y fieles (que, si vienen más, bienvenidos sean). Mi blog no tiene demasiados seguidores pero siempre digo que estoy muy contenta porque generalmente la gente que me sigue siempre está ahí. Comentan, participan y los noto cercanos. Y eso me gusta mucho. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es estar a gusto, cantidad no siempre es sinónimo de calidad, y yo me quedo con lo segundo. Biquiños!

      Eliminar
  2. Yo no sigo ninguna estrategia, soy muy arreu, como dicen en mi tierra. Estoy en Twitter y Facebook, y estoy empezando en Pinterest y Google + (donde me han dicho que es indispensable estar para aparecer más alto en los buscadores). No sé por qué, el botón de compartir mis contenidos por Twitter no registra el número, por lo que no tengo ni idea de cuánto movimiento hay por ese lado, pero veo que hay bastante difusión por Facebook (aunque no tengo ni idea de quiénes son y me da mucha rabia). Voy a intentar tomarme más en serio las redes, investigar eso de los horarios propios, los influencers y demás, a ver si consigo que se me vea (lea). Es un camino difícil, pero es satisfactorio obtener pequeños logros. Por ejemplo, aún no me creo que mi artículo sobre ENDEI haya tenido tan buena acogida. A ver si consigo mantener el ritmo.
    Enhorabuena por el artículo y tus progresos. Esto es solo el principio. Alcanzarás miles de seguidores, ya lo verás.
    Besos desde Valencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan todos tus posts, pero es que el artículo de ENDEI se sale, se nota que hay mucha chicha, que es muy personal. Lo de la estrategia, pues es un camino largo encontrar la de cada uno, la que le va bien. Tú andas en eso, pero yo, realmente, también. Me encantará recorrer este camino juntas :) Biquiños!

      Eliminar
  3. Pues yo soy un desastre total, entre que no tengo tiempo, que no me organizo, que no me gestiono y que no sé bien cómo funcionan, tengo que reconocer que es más un espacio lúdico donde encuentro cosas que me gustan por sorpresa y disfruto de ellas, sin más ambición :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se aprenderá, el caso es disfrutar con lo que se hace, y si tú disfrutas, eso es lo importante Susana. Biquiños!

      Eliminar
  4. Hola Cris! He caído en tu blog siguiendo el hilo de un post de Gabriella literaria, así que soy nueva por aquí ;-) El tema de las redes sociales es algo a lo que le estoy dando bastantes vueltas porque son importantes, les tienes que dedicar mucho tiempo, y sin embargo, tardas en ver resultados (si es que los ves; al menos, esa es mi experiencia). Todavía estoy aprendiendo a entender cómo se mueven y cómo aprovecharlas mejor en el caso de escritores. Creo que es importante saber tu objetivo en cada red y el público al que quieras llegar. Yo le doy prioridad a Facebook porque creo que mi público lector (mujeres de más de 30 años, sobre todo, porque mi primer libro ha sido una novela de chick lit ) es bastante activo ahí. En twitter, estoy probando. Sinceramente, no encuentro tanto a mi público objetivo allí. Las que encuentro son escritoras, profesionales de la comunicación, medios o márketing, y alguna otra pero tengo la impresión (por lo que veo en sus timelines, seguidores, etc) que no son usuarias habituales de Twitter. Así que todavía estoy en fase "definición" de objetivo, que quizás no sea exactamente llegar a lectoras... No sé. Y en Google +, estoy porque me he metido en varias comunidades de lectura y me resulta muy fácil publicar, aunque lo hago sólo una vez a la semana. No le dedico mucho esfuerzo ya que no es mi red proritaria, por el momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo uso Twitter porque me resulta más cómodo. He estado en Facebook pero no me termina de encajar, sobre todo porque es muy difícil separar lo personal de lo familiar, y hay mucha gente del entorno que no entiende realmente que nos dediquemos a esto. Encontrar nuestro sitio dentro de las redes es difícil, y, si te soy sincera, yo aún estoy buscando el mío.

      Muchas gracias por pasarte y por tu comentario, te buscaré en Twitter, a ver si seguimos por el camino juntas :)

      Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.