lunes, 16 de mayo de 2016

Historia de un revólver

El blog, mi novela, y ahora esta historia, todo va de balas amigos, pero no son todas mías, aunque en lo que os voy a contar hoy voy a prender la mecha a un poco de pólvora.

Recuerdo lo duro, trabajoso y gratificante que fue sacar adelante mi crowdfunding para que mi primera novela pasase de proyecto a realidad (a la realidad le falta muy poquito, os lo prometo). Recuerdo también lo que me ayudó todo el mundo, cómo me ayudasteis, pero eso ya lo leeréis con más detalle en los agradecimientos de mi novela; porque hoy voy a hablaros de una de esas ayudas: la de esa gente que no conozco de nada, sólo de hablar en las redes sociales, y que me brindó mucho apoyo moral, con un montón de enlaces compartidos y con un espacio en su blog para hacer promoción y llegar a mi objetivo.

Y, estrechando un poco más el círculo, voy a hablaros, en concreto, de Jaume Vicent, quien me brindó su casa bloguera, Excentrya, para escribir un artículo sobre por qué la publicación editorial es más accesible para los autores noveles, y así hablar también de mi campaña y llegar a más gente.

Como sabéis los que venís por aquí a menudo, Jaume para mí es uno de los grandes, es uno de esos maestros de la descripción, el suspense y el terror, de los que ya no quedan, y de ello da fe lo que me ha gustado su última novela, Blackwood: piel y huesos. Una vez terminé esa historia ya estaba deseando leer lo siguiente, y cuál fue mi agradable sorpresa que este autor vuelve a publicar, y va a hacerlo recorriendo un camino que yo ya he pisado antes, el del crowdfunding. Y como tengo muchas ganas de leerlo a él, por ser él y por cómo escribe, y porque este proyecto (que yo, por supuesto, ya he apoyado) tiene muy buena pinta, lo he invitado para que sea él el que en esta ocasión venga aquí y me cuente algo más de su historia. Y esto es lo que me ha dicho:


Seguro que lo primero que te viene a la cabeza al ver la palabra western es a Clint Eastwood envuelto en su poncho, con esa rendija azul que tenía por mirada y el puro sostenido precariamente en la comisura de su boca. En el peor de los casos te vendrán a la mente Bud Spencer y Terence Hill repartiendo estopa en Le llamaban Trinidad. Sea como sea el western es un género que jamás pasará de moda.

Todos hemos tenido una estrella de sheriff y un revólver de plástico, todos hemos jugado a indios y vaqueros y todos, en algún momento, nos hemos tragado uno de esos westerns de sobremesa. Yo que soy valenciano, recuerdo con muchísimo cariño las tardes aburridas, tirado en el sofá disfrutando de los viejos clásicos en la desaparecida Canal 9.

Historia de un Revólver es un proyecto quiere recuperar ese viejo sabor a polvo del desierto, tabaco de mascar, whisky rancio y pólvora. Se trata de una colección de cuentos, escritos por varios autores (Víctor Blanco, David Tourón, J. Daniel, Luis Guallar y un servidor), son cinco historias diferentes, ambientadas en cinco lugares distintos del territorio americano, protagonizadas por personajes variopintos, con un hilo conductor: un cascado Colt Peacemaker que irá cambiando de mano, siendo testigo privilegiado de los eventos.

Esta loca idea es nuestra forma de homenajear a uno de los grandes directores de western, Sergio Leone, quien estuvo a punto de rodar una serie basada en un viejo Colt que pasaba de mano en mano, el revólver era la excusa —el McGuffin— para contar historias del oeste, para mostrar personajes y recorrer los variados escenarios que conformaron el oeste americano. Por desgracia el director murió antes de llevar a cabo este proyecto, nosotros hoy nos hemos propuesto sacarlo adelante a nuestra manera; escribiendo que es lo que mejor sabemos hacer.

En Historia de un Revólver encontrarás una narrativa amena, unos relatos en los que se busca potenciar la imagen, de la forma en que hacían los viejos westerns. Con diálogos potentes y un estilo cinematográfico, lleno de acción y de momentos típicos de esos viejos westerns de Leone que tanto gustaban a nuestros abuelos.

Cada uno de los relatos que forman Historia de un Revólver tiene una voz diferente y un estilo diferente, aunque todos tienen algunos puntos en común hemos buscado que cada escritor ponga su granito de arena y deje su impronta personal en el proyecto, por eso no será lo mismo leer ¡Vacía tu tambor, Tucson!, un relato lleno de acción ambientado en Arizona y al más puro estilo de los spaghetti western, que leer mi relato El Clan de la Montaña, un relato atmosférico sobre el mal que habita en los frondosos bosques y las montañas nevadas de Montana.

Aunque he dicho que somos 5 locos los que nos hemos embarcado en este proyecto, la verdad es que serán 6 los relatos que aparecerán en Historia de un Revólver, ¿cómo es esto posible? Bueno, desde la editorial Ronin Literario, hay un concurso en marcha para decidir quién será el sexto jinete de esta banda de pistoleros. Si quieres escribir y te gusta el western aprovecha y participa, todavía tienes tiempo, pues la fecha límite es el 23 de mayo.

Si participas en el Verkami podrás conseguir algunas recompensas la mar de chulas como las chapas con los distintos personajes de las historias o un póster con la portada cinematográfica que Aina Albi creó para nuestro proyecto. Aunque lo más importante es que estarás poniendo tu granito de pólvora para que este grupo de locos consiga sacar adelante este proyecto.

-------------------------

Pues ya veis, aquí tenemos un proyecto muy interesante que podéis ayudar a que vea la luz haciendo vuestra pequeña aportación aquí, o en el que incluso podéis publicar un texto vuestro si os animáis a participar en el concurso. El libro interesa, prueba de ello es que en el momento en que estoy escribiendo este post ya llevan recaudado la mitad de las aportaciones necesarias, ¡y eso que todavía les quedan 30 días de campaña! Un buen comienzo, desde luego.

Os deseo mucha suerte chicos, y os agradezco que hayáis elegido este blog para hablarnos un poco más de este proyecto tan interesante.

Y vosotros queridos lectores, ¿qué me decís? ¿También veíais películas de vaqueros cuando erais pequeños? ¿Os gustaría leer algo de este género? Y ¿qué pensáis de que cada vez se publique más a través del crowdfunding? Os espero en los comentarios.

5 comentarios:

  1. Hola, Cris!

    Muchas gracias por dejarnos asaltar tu blog con nuestro proyecto. Mira que vamos a ser más pesaos que las moscas! Como siempre, es una maravilla estar en tu blog, se está tan bien que estoy planteándome mudarme aquí... no sé, es muy acogedor y la compañía inmejorable.
    Este proyecto es muy atractivo y no lo digo solo porque estoy en él, será algo muy ameno y divertido, creo que gustará y que dará más de una sorpresa al personal. No es necesario que te guste el western para disfrutarlo, cada historia tiene un toque muy personal... ¡Ya lo veréis!
    Muchas gracias, de nuevo y que sepas que yo también tengo muchas ganas de leerte ya! A ver si no se alarga mucho más esta espera, que me muero de ganas de saber quién está detrás de la pistola.
    En fin, un besazo! Y un abrazo enorme! Muchas gracias por apoyarnos en este proyecto tan salvaje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Jaume, si es que en cuanto leí el proyecto, me enamoré de él. Incluso me han dado ganas de volver a ver "Le llamaban Trinidad", pero en gallego, que así los insultos molan más xddd! Gracias a vosotros por pasaros, creo que tenéis una propuesta muy interesante, y me apetecía que la gente que se pasa por aquí la conociese. Biquiños!

      Eliminar
  2. Qué interesante Cris, se me ocurren unas cuántas personas a las que les puede interesar...Gracias por la info.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pásales la info Susana, seguro que los autores te lo agradecerán. Y yo también, que quiero leer ese libro sí o sí. Y falta menos de la mitad para llegar al objetivo. Biquiños!

      Eliminar
    2. sisisi, ya está difundido y compartido en redes ;-)

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.