lunes, 27 de junio de 2016

El arte es la clave

El pasado mes de mayo participé en un concurso de microrrelatos organizado por Ediciones Contrabando, con mi texto "El arte es la clave". Se trataba de escribir un relato muy corto sobre el arte con la condición de que esa precisa palabra fuera el eje de la historia.


Condensar una historia en pocas palabras, que tenga un inicio, un nudo y un desenlace, y que deje sin aliento al lector, es muy complicado. A andar se aprende andando y a escribir microrrelatos, pues escribiéndolos, creo que no os acabo de descubrir el cáliz de la vida, pero a veces es importante que nos recuerden esto.

Yo practico mucho esto de ser parca en palabras pero grande en historias (o, al menos, lo intento), y lo hago a través de los microrrelatos que publico en la serie Abecedario del terror, participando en el Reto de 5 líneas de Adella Brac, y en mi cuenta de Twitter a través de los #microcuentosdenoche. Llevo mucho tiempo haciendo esto y a veces me parece que no avanzo nada en el arte del microrrelato; los progresos son lentos, pero ahí están, y es por eso por lo que "El arte es la clave" ha sido uno de los cien relatos seleccionados para formar parte del libro que sacarán a raíz de ese concurso. Y estoy muy contenta por ello, me ha hecho mucha ilusión.

Esto es lo que me ha motivado a recordaros que si queréis aprender a escribir, tenéis que escribir y punto, no hay más secreto. Todos los días un poco, aunque sean ideas sueltas en una libreta. Porque cuando de verdad amas escribir respiras letras las veinticuatro horas del día y cada suceso que ves en cualquier lugar hace que pienses en una posible historia.


Además de seguir avanzando en nuestra técnica, escribir cada día hace que conozcas gente muy interesante sobre la que aprender mucho, como Esther Magar, una asidua participante a los #microcuentosdenoche que se ha propuesto llegar a los 1.001 (ahí es na). Supongo que este tesón también ha aportado su pequeño granito de arena a que se convierta en la ganadora de este concurso que hoy os comento, y yo me alegro de que así sea.

Así que aprovecho también para recomendaros a esta chica, gran correctora, genial escritora y, sobre todo, mejor persona. No dejéis de pasar por su blog y de aprender con cada texto que nos deja y no le perdáis la pista, porque si os decidís a leer su primera novela cuando salga publicada, no querréis dejarla escapar. Disfrutad de pequeñas historias con finales que os dejarán con la boca abierta, como Mamá dice, y muchas más. Porque aunque Esther es un pozo sin fondo en cuanto a ideas se refiere, lo mejor de ella es la manera en que calceta la lana para darles forma para así atraparnos en su bufanda de letras.

El próximo viernes 1 de julio le entregarán el premio que ha ganado en este concurso con su relato "Sublevados", y yo no quería dejar pasar la oportunidad para felicitar a la persona con la que comparto historias y, ahora también, libro. Enhorabuena a Esther Magar y a todos los que os gustan las historias mini, porque iniciativas como esta nos permite disfrutar de este género que está cada vez más de moda.

Y vosotros, ¿sois lectores asiduos de microrrelatos? ¿Disfrutáis de una buena historia corta tanto como de una novela larga? ¿Os animaríais a crear vuestro propio micro en Twitter bajo el hastag #microcuentosdenoche? Me encantaría que me dejaseis vuestra opinión en los comentarios.

8 comentarios:

  1. No sé si cuando hago un relato y me sale corto ya se le puede llamar microrrelato. Lo que sí sé es que cada vez me está saliendo escribir más corto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir de manera concisa está muy bien; lo breve, si bueno, dos veces breves. La verdad es que ahora has hecho surgir la duda de dónde está el límite para que un texto sea considerado microrrelato; voy a tener que investigar. Biquiños!

      Eliminar
  2. Me gusta leer microrrelatos, aunque creo que sigo siendo más amiga del relato largo o de la novela. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los microrrelatos están muy bien para antes de dormir (y para cuando vas al baño, para qué nos vamos a engañar xddd!). Biquiños!

      Eliminar
  3. Hola reguapisima. Llevo una temporada horrorosa, casi sin tiempo, pero te sigo y te leo. En primer lugar enhorabuena, me alegro mucho por ti. Te mereces el premio. En cuanto a la pregunta, tengo el corazón partido. Soy fan de novela negra pero los micros me enamoran así que no puedo decidirme ;).
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy sin tiempo desde hace unas semanas, menos mal que en el Feedly tengo guardados todos los posts a los que aún no he podido hincarle el diente. No he ganado el premio eh? Bueno, sí, porque para mí, que me publiquen, ya es un premio :)

      Para ayudarte, te aconsejaría que hicieses un microcuento de noche de género negro, ¿te animas?

      Biquiños!

      Eliminar
  4. Holaaa,
    Poco a poco retomo todo esto, que sé que he estado un poco despegada.
    Me ha gustado mucho esta entrada, será porque escribo micros de vez en cuando y porque leo muchos siempre que se me ponen delante.
    Un besote, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Izaskun, yo también llevo unas semanas bastante malas, pero no pasa nada, para eso estamos, para leernos cuando podamos. A mí los micros también es un género que me ha enganchado muchísimo, y que disfruto. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.