jueves, 1 de septiembre de 2016

Buscando nuevos escenarios

Como diría Ned Flanders: "¡Hola, holita, vecinitos!" Pues sí, ya estoy de vuelta después de este mes de vacaciones, aquí en el día uno, al pie del cañón. Vengo con las pilas cargadas y, aunque no me importaría seguir un mes más tirada a la bartola, ya os echaba de menos. Tengo muchas ganas de leer los posts atrasados, de comentaros, de volver a estar activa al 100% en Twitter y de leer libros nuevos que he comprado este verano y que están gritándome desde mi Kindle que a ver si espabilo y conozco a sus personajes.

Pero antes de todo eso dejadme contaros qué he hecho este verano: a parte de descansar mucho y de no hacer nada, he estado una semana en Valencia y, aunque no he conocido a toda la gente que me gustaría (porque no ha podido ser), he estado con Esther Magar (del blog Relatos Magar), que me ha llevado a dar un paseo en barca y me ha enseñado que la paella negra no está quemada, sino buena. Con ella he podido hablar de muchas cosas relacionadas con la escritura, ha sido un lujo compartir un día con ella :)

Además, he estado buscando la inspiración para mi próxima novela y he tenido tiempo para pensar en dónde quiero que se desarrolle la historia. Los que escribís sabéis que la gente cercana que nos lee siempre intenta buscar si hay algo conocido entre las líneas, por eso intento no ambientar ninguna trama en sitios cercanos, ni en gente conocida, que después algún loco te demanda... y ya tal xddd! Me ha gustado Valencia, sería un buen sitio para ambientar una historia, pero no, pillines, aún no está decidido.

Gracias a pensar en todo esto recordé que tenía muchas ganas de contaros que ambienté mi novela en dos escenarios en los que nunca he estado (pero que me gustaría conocer): Zaragoza y Dos Hermanas. ¿Cómo lo he hecho? Cierto es que San Google me ayudó mucho, pero no hay nada mejor que tener infiltrados en esos sitios que puedan darte información de primera mano. Así que los escenarios principales que he utilizado están tan logrados gracias a que mi querida Suguspiña me proporcionó mucha información sobre Zaragoza y María Cañal me contó cosas sobre Dos Hermanas.

Este verano un lector me preguntó si alguna vez había estado en alguno de esos lugares y, cuando le dije que no, se quedó muy sorprendido y me contestó que él había logrado trasladarse allí, que de verdad le parecía que sí conocía esos sitios. Como escritora ese es uno de los mayores cumplidos que te pueden hacer, pero no sería posible sin la ayuda de estas dos chicas maravillosas que me ayudaron un montón. Así que después de este verano en el que ya he recibido las primeras opiniones de la novela (ya las iré poniendo por aquí), y que han sido positivas gracias a cosas como esta, sabía que quería dedicar la primera entrada de la reentré a darles las gracias y, de paso, a animaros a que os paséis por sus blogs (son de mis preferidos, por algo será).

El lunes volveré como siempre y publicaré la primera reseña de este año. No sé si os habréis dado cuenta, pero mucho ha cambiado mi estilo de reseñar desde que empecé. Antes hacía un resumen, daba mi opinión y os contaba cuáles eran para mí las mejores frases que me había encontrado en el libro en cuestión. Últimamente he cambiado mi modus operandi, y prefiero aportar algo más personal, como alguna historia con final sorprendente que represente el espíritu del libro que he leído y por qué me ha gustado (o no); o deciros qué he aprendido (literariamente hablando) de esa novela y comentarlo con vosotros por si escribís y también os puede servir de ayuda.

Así que atentos al lunes, porque traeré al blog algo con lo que no contáis. Y mientras el día llega, contadme: ¿qué es lo que más os gusta de la ambientación de una novela? ¿Consideráis factible ambientar en lugares que no conocéis? ¿Cómo elegís vosotros los escenarios? Me encantaría conocer vuestra opinión en los comentarios.

13 comentarios:

  1. Bienvenida reguapisima. Yo también me reincorporo poco a poco así que ¡felices letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices letras a ti también, si es que no podías dejar de volver. Biquiños!

      Eliminar
  2. Siento no haber sabido antes de tu novela y sobre todo de tu ambientación en Zaragoza, para poderte ofrecer mi granito de arena sobre mi ciudad de nacimiento y en la que además sigo viviendo, pero estando relacionada con nuestra Marisugus tampoco hubiera podido aportarte mucho más.
    Muchas felicidades y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre que tú te despistaste con el cambio de blog, y yo que a veces me hago un lío con de dónde es cada quien, pues ya ves. Gracias por tu apoyo maño :) Biquiños!

      Eliminar
  3. ¡Estoy deseando leerlo! A ver si me llega prontito...
    Claro que es factible escribir sobre un lugar en el que no se ha estado. Se ha hecho incluso cuando no había tanto acceso a la información. Seguro que tú lo has bordado. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando no había acceso a la información seguro que era mucho más difícil. A ver si te llega a tiempo, tú ya me entiendes :D Biquiños!

      Eliminar
  4. Valencia..., ¡bonita ciudad! :-)

    Yo, para una mía (no de C&W, naturalmente), estoy pensando en Salamanca :-)

    Y con muchas ganas de que llegue tu libro para hincarle el diente :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salamanca me encanta, por mí sí, ambiéntala ahí :) Ya me hablarás de ese nuevo proyecto, que estoy deseando leerte de nuevo. Biquiños!

      Eliminar
  5. Bienvenida de las vacaciones, guapetona. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa, me alegra que tú también estés por aquí. Biquiños!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Cada día con una cuenta distinta queridiño xddd! Gracias. Biquiños mil!

      Eliminar
  7. Gracias por las palabras que me dedicas. Para mí también fue un gustazo compartir ese día con vosotros.
    La verdad es que yo también creía que conocías los sitios que describes en tu novela de primera mano, así que ¡enhorabuena! Esta semana quiero reseñarla, a ver si encuentro un huequito.
    Y ya sabes que si tu próxima ambientación es Valencia, aquí estaré para hablarte de Batman, nuestro protector, y todo lo que tercie.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.