jueves, 24 de noviembre de 2016

El lazo de regalo que envuelve tu blog

Recibir un regalo, sea debido a que es una fecha señalada o sea de manera espontánea, siempre es motivo de alegría. Y aunque todos se reciben con cariño, bien es cierto que resulta más atractivo abrir un regalo envuelto por un lazo grande, bien visible y bonito, que uno con un papel arrugado, con celo negro en vez de transparente, con un lazo pequeño, que esté chuchurrío o que tenga colores tan apagados que nos haga sentir rechazo y tristeza.

Pues bien, para mí navegar por la red y encontrarme un blog nuevo es un regalo, y la forma en que lo ves nada más accedes a él es el lazo que lo envuelve. Todo en esta vida nos entra por los ojos, al menos en un primer momento, y quien diga que no, miente. Así que cuando entro por primera vez en lo primero en lo que me fijo es en lo que está a simple vista: los colores y la organización. Prefiero los textos en letra negra con fondo blanco, porque me dan la sensación de limpieza y claridad; aunque entiendo que en algunos blogs quede mejor la combinación al revés debido a la temática que tratan, pero es difícil leer así, en blanco sobre negro.



No me gusta que la página parezca un arcoiris porque me hace doler la cabeza, cuando se cita un enlace debe reconocerse bien y no andar buscando por todo el texto a ver si hay algo a lo que acceder, que una ya va mayor y la miopía no perdona. Si llego a un blog y buscar un enlace que debería estar a simple vista me cuesta mucho trabajo y me hace doler la cabeza, paso.


La organización también juega un papel fundamental y, a parte de la pestaña donde aparecen los posts, debería haber otras que nos proporcionen información sobre lo más importante; es decir, escribas lo que escribas, tengo que poder encontrar de buenas a primeras la información sobre quién está detrás del blog y cómo puedo comunicarme con él (y sobre esto nos enseñó mucho Ana González Duque cuando nos habló de los aciertos y errores en la página "sobre mí" de un blog).

Pero de lo que de verdad quería hablar cuando se me ocurrió este artículo es de todas esas cosas que me molestan en un blog y que aparecen de repente saltando como un gato ninja encima de lo que estoy leyendo: que si banners de toda clase, que si ratones con forma de escudo de tu equipo de fútbol favorito, que si una cortinita de estrellas y un hada saltando de un lado para otro... Creo que ya veis por dónde voy.

Yo sólo puedo tolerar dos de estas cosas: el banner para que te suscribas a la lista de correo (siempre que sea fácil cerrarlo) y los enlaces que se abren en una nueva página, porque me facilitan no perder la página que estoy leyendo si me enteresa leer, en medio, la información que me proporcionan esos enlaces. El resto sobra y por dos razones: porque si me interesa, lo buscaré, y es cometido del blogger que sea fácil para mí hacerlo; y porque demasiadas en una página pueden hacer que vaya demasiado lenta. Hoy en día consultamos mucho con el móvil y son motivos de rechazo las páginas que nos hagan consumir demasiados datos.

En mi blog no tengo lista de correo (todavía, aunque cuando la tenga no creo que la ponga en un banner, aún no lo he decidido), pero sí intento que los enlaces se abran en otra página, precisamente por eso que os comentaba. Y me gustaría saber qué opináis de esto, porque si escribo aquí es porque me gusta hacerlo y porque me gusta hablar con vosotros, y por eso es importante vuestra opinión en este tema.

En conclusión, la estética de un blog es importante, y que no te atiborre con cosas que saltan de todas partes y que intentan venderte algo o no te aportan nada en realidad es más importante aún. En muchos blogs a los que he llegado a través de las redes sociales no he vuelto precisamente por esto. Y es que como dijo Oscar Wilde: "Nunca hay una segunda oportunidad para dar una primera buena impresión".


¿Qué es en lo que más os fijáis cuando entráis en un blog por primera vez? ¿Qué es lo que menos os gusta? ¿Habéis dejado de leer algún blog interesante porque os costaba trabajo seguir la lectura debido a los colores o a la letra? Os espero en los comentarios.

23 comentarios:

  1. Yo me fijo, básicamente, en lo mismo que tú. A mí me gustan los blogs minimalistas, poco color y poca basura espacial —banners y chorradas—. Yo estoy sufriendo la plantilla de mi blog, me lastra y me da algunos problemas, como te puedes imaginar me la voy a cargar a la voz de ¡ya! Me da problemas con los botones de compartir y eso me obliga a tener los de SumoMe a la izquierda, se pueden esconder solo con pasar el ratón por encima, pero hay gente muy corta que no se entera y se quejan —a mí también me molesta—, pero es que mi plantilla da problemas con los botones de redes...
    Yo personalmente no soporto la musiquita, los punteros mariposa —o peor, varita mágica— y odio que esté todo lleno de colorines. No me gustan los fondos de colores, el fondo tiene que ser blanco y la tipografía bien clara, lo más grande posible y negra. Nada de filigranas, ni de experimentos con los colores.
    El tema de los enlaces me mata... alguna vez me he metido a ver un artículo en el que se me nombra y no he sido capaz de encontrar el enlace porque era del mismo color que el texto... En fin... Y peor aún los enlaces que se abren en la misma página... me obligan a volver atrás y perder el hilo de la lectura, lo odio.
    En fin... No está mal la lista, ¿no? :P
    Genial el artículo, coincido muchísimo contigo!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada mal Jaume. Si es que si nos ponemos puntillosos, podemos sacar mil cosas; pero todo lo que apuntas aquí me parecen básicos. Es una pena tener que perderse gran contenido por cosas como esta, pero es que a veces me superan. Biquiños!

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Pues a mí me gusta la sencillez, lo clásico... pero no le doy ascos a los banners llenos de colores o algún pequeño defecto.

    Si la persona que hay detrás me cae bien escudriño por todos los lugares de su página.
    Un blog tiene que estar a nuestro gusto, no al gusto de los demás creo... porque después de todo es tu casa. Si te quieren visitar que te visiten, si quieren estar contigo que lo estén, si por apariencias te ignoran que lo hagan... . Me guío por la persona que hay detrás, la estética sólo es eso, estética.

    Besos,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, los pequeños defectos se pasan, que nadie es perfecto. Pero para pasar los grandes, ya tiene que tener un contenido que sea maná. Es que yo busco relajarme cuando estoy por la bloguesfera, y si entro en un blog y me hace doler la cabeza, mal asunto. Creo que podemos encontrar un equilibrio entre ambas cosas, y que tampoco hace falta tener un blog perfecto estéticamente, pero sí con unos mínimos. Biquiños!

      Eliminar
  3. A mí esos blogs tipo "barraca de feria" con música, purpurina, punteros con formas raras y petados de publicidad y de gadgets me ponen también bastante nerviosa. No tanto como para haber dejado de seguir un blog por eso pero sí me dan un poco de pereza. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, "tipo barraca de feria", me has matado, pero tienes toda la razón, no hay forma de definirlos mejor. Pues a mí sí, a veces me ponen tan nerviosa como para dejar de seguir un blog. Biquiños!

      Eliminar
  4. En mi blog escribo en blanco sobre marrón oscuro, pero entiendo lo que dices que te gustan más las letras negras sobre fondo blanco. Ya ves que en eso no soy consecuente.
    El abuso de publicidad tampoco me gusta, sobre todo si te viene a traición, aunque eso en los blogs se de menos que en algunas páginas.
    La música tampoco me gusta.
    Me agobia la gente que tiene varios blogs, aunque lo que suelo hacer es inclinarme por uno. También la gente que escribe más de una vez al día.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, que tampoco tenemos que tener todos los blogs iguales. Y mira, el tuyo no es tan difícil de leer, peor sería si escribiendo con esos colores, pusieras gadgets rosas y hadas volando por el medio de la pantalla, cuando escoges un fondo distinto al blanco, hay que saber compensar con otras cosas, y tú lo haces bien. Biquiños!

      Eliminar
  5. Yo te doy la razón y subo una: detesto cuando un blog nada más entrar te obliga a escuchar una canción. Lo del ratón y las ventanas emergentes de publicidad también me da bastante por saco, obvio. así que además de darte la razón te diré que mi lista de correo es estática en una columnita a la derecha, y todos mis links son ventanas emergentes. Me alegra ver que tú también compartes estas manías :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que ya tengo el sonido desactivado, pero sí, a veces te llevas cada susto... Biquiños!

      Eliminar
  6. Yo también estoy de acuerdo contigo, aunque lo que más odio es la música.
    Si abro un blog y salta una canción, cierro la página automáticamente :D
    ¡Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Holden, yo tengo el sonido desactivado, al menos en el 99% de las veces. Pero sí, una música estridente y horrorosa puede provocarte un ataquito al corazón. Biquiños!

      Eliminar
  7. Por cierto, esto es otra cosa que tampoco me gusta: "Tu comentario será visible tras la aprobación."
    Pero entiendo los motivos :)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, entiendo que no te guste. Pero he tenido trolls de los malos, de llegar incluso a insultar no sólo a mí, sino a la gente que comenta por aquí, y eso sí que no lo puedo consentir. Para mí es un mal menor, desde luego. Biquiños!

      Eliminar
  8. Lo primero que miro es la combinación de colores y el tipo de letra ya que algunas no son tan claras, en especial las mayúsculas. Para mí negro sobre blanco también es más cómodo de leer. Y lo siguiente es la ortografía, y si hay más de tres faltas en el post que he escogido al azar lo dejo y no vuelvo. No puedo con las faltas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las faltas en un primer post las perdono, porque a veces escribes, repasas, y repasas, y ya no ves y se te cuelan, que a mí me tiene pasado. Pero si después de leer el primero, leo otros y sigue teniendo muchas faltas, y muy graves, entonces sí que paso y no vuelvo. Biquiños!

      Eliminar
  9. Muy de acuerdo Cris, blogs limpios. Los que más me cuesta leer son los que tienen fondos negros o magenta y están escritos en colores estridentes. Duele la vista al leer.Seguro que el mío es demasiado básico, pero por lo menos no dejará a nadie bizco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero los blogs básicos a los que hagan que me sangren los ojos. Con el mío dudé con el color de los enlaces, me gustan los naranjas en combinación con la cabecera, aunque son naranjas amarronados, para que no duela en la vista. Eso sí, lo compenso con el resto de la página y no meto nada más raro por ahí, si va a destacar algo en un color así, mejor que sea una sola cosa. Biquiños!

      Eliminar
  10. Cierto, la impresión es importante, pero no solo eso, también cuenta la ortografía, como dice Estefanía, o los elementos innecesarios y el brilli-brilli que tienen muchos de esos blogs. Sin embargo, hay que diferenciar los blogs personales (cada cual con sus gustos, que para eso es su casa), de los blogs con otro tipo de trayectoria, digamos, más profesional.
    Confeccionar un blog, estructurarlo, definir los parámetros, funciones, controlar el html, css... todo eso es complejo, a colación del pop-up o mailchimp que comentas.
    Por cierto, diseño cabeceras para blogs muy chulas a precios asequibles XD

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, doy fe que lo haces, la mía mola un montón. Oye, por cierto, ¿tú cuántos nombres tienes para comentarme? Que a veces se te cuela el Cristo y otras vuelve el Orell :P Biquiños!

      Eliminar
    2. Por una serie de circunstancias, tuve que modificar mis datos y ahora aparezco con ese, pero sigo siendo yo :P
      ¡Biquiños!

      Eliminar
  11. Buen tema, Cris.
    Coincido contigo en lo de los banners, y las pestañas para no perder el hilo de lo que estoy leyendo. Además tampoco me hacen gracia los millones de colorines ni las canciones por obligación. En resumidas cuentas, me gusta lo sencillo. Que sea fácil de leer y que el blog resulte a la vez estético y práctico (los botones visibles y fácilidades para apuntarse a la lista de correo sin resultar una "petardez insoportable").
    Ahora bien, conseguir eso en mi página...¡estoy trabajando en ello! Incluso me estoy planteando migrar. Quizá con el nuevo año, quién sabe.
    Miles de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si tú acabas de empezar, como quien dice, y lo estás haciendo muy muy bien. Poco a poco, y lo de migrar, ya sabes que los expertos te dirían que sí. Incluso yo te lo diría, pero yo no lo hago porque de momento no tengo tiempo para meterme en ese follón. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.