lunes, 14 de noviembre de 2016

Sobre preferencias y mentiras

Preferían buscar una verdad entre tanta mentira, que encontrar una mentira entre la verdad. Porque las mentiras, tantas juntas, formaban un todo que se convertía en escudo. No es la maldad lo que se miente por mentir sino lo que se miente por ocultar. Pero decir siempre lo cierto y mentir una sola vez oculta algo sin sentido.

Preferían creer que su historia de mentiras era del primer tipo, que se decían que no para no negarse el sí que se intuían, que su silencio eran palabras contenidas. Porque si todas las ausencias hubieran sido ciertas el único "te quiero" habría sido mentira.


Preferían creer que había habido una única cosa cierta, porque el resto de mentiras harían más verdad la verdad, porque podían vivir toda la vida de un sólo recuerdo sincero que de palabras vanas que se evaporasen en la distancia.

Preferían preferir algo, por nimio que fuera, a no sentir nada. No elegir también era una elección, y preferían elegir sentir aunque doliese. Preferían mirarse de lejos que ignorarse de cerca, preferían no preguntar a tener que mentir para callar la verdad.



Preferían intuir las palabras de unos folios quemados que leerlas sin equívocos, porque el humo sería, quizá, el "entre líneas" que llevaban tiempo buscando. Preferían recordar al poner los pies en la alfombra que andar descalzos por un suelo frío.

Preferían una ventana en el techo y despertarse con la luz de la mañana para recordar a quien les había enseñado el amanecer, que cerrar las persianas para fingir que dormir era más placentero. Preferían la lluvia porque llenaba el mar, y las lágrimas porque vaciaban el vaso.

Se preferían sin preferirse, si se decían la verdad mentían, si mentían quizá dijesen la verdad, pero siempre preferían el recuerdo al olvido, porque vivir no era olvidar.

12 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras, niña. En serio, no sé qué decirte.
    Un beso
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha salido sin querer :P Muchas gracias. Biquiños!

      Eliminar
  2. Y prefiero leerte. Siempre.
    Regalazo para tus lectores. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tú prefieras leerme sí que es un regalazo. Biquiños!

      Eliminar
  3. Qué liada. Jajajaja. Pero me ha gustado mucho, que conste. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que pararse, como en el caso de María Chucena, para lograr averiguar qué le sucedía a su casa. Biquiños!

      Eliminar
  4. Madre mía, Cris, a tus pies, reina. Me has dejado con la boca abierta.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss, gracias. No sabía si os iba a gustar porque no suelo publicar cosas como esta. Biquiños!

      Eliminar
  5. Qué lío me he hecho! Pero me ha encantado!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Margari! Cuando lo releí también pensé que me había pensado con el lío, pero que no había quedado tan mal jejeje. Biquiños!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Cada vez soy menos rubia de sepia, algún día comprobarás el color de mi pelo en directo xd! Me alegro de que te haya gustado :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.