lunes, 28 de noviembre de 2016

Mis 10 frases preferidas de las lecturas de 2016

La entrada de hoy viene un poco tarde, pero es sólo para que tengáis un ejemplo práctico de lo que puede pasar cuando no dejas nada programado :P Aún así, apelando a vuestra paciencia, espero que aún os quede algo de este lunes para leer las 10 frases que más me han gustado de todos los libros que he leído en este 2016. Quizá gracias a ellas o animéis a meterle el diente a alguna de estas novelas. Ahí van:

"Y Souto sabía por experiencia que es más fácil probar la verdad que la mentira." (La línea divisoria, de Carlos Laredo).

"Booker conocía la fama de caballerosidad de los sureños, pero ni en tres vidas hubiese imaginado que acabaría tumbado y recibiendo asistencia médica de un antiguo enemigo. La vida tenía una forma curiosa de zanjar ciertos asuntos." (Historia de un revólver - de el relato El clan de la montaña, de Jaume Vicent)

"Entré en el coche y sonó el móvil. Era mi jefe, Rodolfo Torres, terror de Milton Consultants, desayunador de becarios, comedor de gerentes y merendador de directores. El único caso vivo conocido de homo sapiens sin alma; prueba viviente de cómo debió ser vivir en la época de los Tiranosaurios rex." (El noviembre de Kate, de Mónica Gutiérrez).

"La humanidad no estaba preparada para la verdad. Ni la deseaban. La humanidad lucharía a muerte por no tener que enfrentarse a ella." (Simulados, de Marcos Martínez).

jueves, 24 de noviembre de 2016

El lazo de regalo que envuelve tu blog

Recibir un regalo, sea debido a que es una fecha señalada o sea de manera espontánea, siempre es motivo de alegría. Y aunque todos se reciben con cariño, bien es cierto que resulta más atractivo abrir un regalo envuelto por un lazo grande, bien visible y bonito, que uno con un papel arrugado, con celo negro en vez de transparente, con un lazo pequeño, que esté chuchurrío o que tenga colores tan apagados que nos haga sentir rechazo y tristeza.

Pues bien, para mí navegar por la red y encontrarme un blog nuevo es un regalo, y la forma en que lo ves nada más accedes a él es el lazo que lo envuelve. Todo en esta vida nos entra por los ojos, al menos en un primer momento, y quien diga que no, miente. Así que cuando entro por primera vez en lo primero en lo que me fijo es en lo que está a simple vista: los colores y la organización. Prefiero los textos en letra negra con fondo blanco, porque me dan la sensación de limpieza y claridad; aunque entiendo que en algunos blogs quede mejor la combinación al revés debido a la temática que tratan, pero es difícil leer así, en blanco sobre negro.



No me gusta que la página parezca un arcoiris porque me hace doler la cabeza, cuando se cita un enlace debe reconocerse bien y no andar buscando por todo el texto a ver si hay algo a lo que acceder, que una ya va mayor y la miopía no perdona. Si llego a un blog y buscar un enlace que debería estar a simple vista me cuesta mucho trabajo y me hace doler la cabeza, paso.

jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Libro o película?

Actualmente estamos saturados de novelas adaptadas al cine o a series de televisión, e incluso series y películas que después sacan su propio libro. Veo a menudo gente que habla de que tal o cual serie va a empezar y que van a esperar a verla porque prefieren leerse el libro; o gente que ve una película y, le gusta tanto, que deciden leer también el libro en el que se basó.

Creo que incluso en la literatura comparada se estudia la relación entre ambos tipos de arte que hoy, más que nunca, están íntimamente relacionados. Es por eso por lo que, a menudo, me pregunto si soy un bicho raro por no querer leer el libro después de ver la película o por no ver la película si ya me he leído el libro.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Recuperar un género... ¿perdido?

Queridos lectores de historias varias, hoy quiero que hagamos todos juntos un ejercicio de memoria y reflexión. Me gustaría que me comentaseis cuántos géneros literarios leéis a lo largo de un año. Me hago la misma pregunta y trato de recordar, en mi caso leo mucha novela negra y policíaca, novela corta contemporánea, muchos clásicos, novela romántica, libros sobre consejos para escribir y también algo de terror y ciencia ficción.

Aunque mis libros preferidos son los del género negro y policíaco y, últimamente, el terror, ahora que lo pienso leo mucha variedad de géneros, la verdad es que no está nada mal. Bueno, en realidad alguien a quien le guste mucho leer (como a mí) siempre dirá que está muy mal, porque hay muchas historias geniales que no se pueden abarcar por falta de tiempo.

Hay tanta oferta de lecturas que a veces no llegamos a leer cosas diferentes que podrían encantarnos y aportarnos mucho, sólo porque no llegamos ni a verlas entre la marabunta de novelas que se publicitan por la red. Por eso me ha encantado encontrar un libro que me ha llevado atrás en el tiempo, hasta mi infancia, cuando lo único que podías hacer para ver una peli sin ir al cine era alquilarla en un videoclub o esperar a que la echaran en la tele; cuando las tardes de un verano lluvioso eran para ver películas de Cantinflas o de vaqueros sentada en el sofá al lado de mi abuelo.