lunes, 9 de enero de 2017

Las últimas notas - Segundo clasificado en Algeciras Fantástika 2016

Esta es mi primera entrada del presente año 2017 que acaba de comenzar, y voy a empezar con alegría contándoos que mi relato "Las últimas notas" ha quedado como segundo clasificado en el Concurso Algeciras Fantástika 2016. Aquí está la prueba de que un autor debe retarse y escribir géneros a los que no está acostumbrado para así poder aprender y sacar lo mejor de uno mismo. Escribí este relato como un experimento y he llegado hasta la segunda posición del podio, nada más y nada menos.

En esta historia, encuadrada en el género de terror (aunque con los avances que hay hoy en día bien podría clasificarse también como fantasía, y cuando lo leáis entenderéis por qué) he aprendido mucho sobre cómo la atmósfera puede jugar a nuestro favor, haciendo que parte de la angustia se consiga gracias a ella.

El relato ganador y el finalista son grandiosos y podéis leerlos aquí. El mío os lo dejo también a continuación. Espero que lo disfrutéis. ¿Os animáis a dejarme vuestras impresiones? Ahí va:


LAS ÚLTIMAS NOTAS

Una corona de rosas blancas y rojas encabezaba la comitiva mientras la banda de música tocaba su canción preferida; el río fluía en él, y como en esa canción sin letra la quería de vuelta. Los acordes sonaban cada vez más altos para acallar su pena. El cura ofreció unas palabras de consuelo que de nada sirvieron, pues él ya no escuchaba; sólo oía la melodía una y otra vez mientras las imágenes de la última ocasión en que se vieron pasaban delante de sus ojos, igual que cuando veían juntos una película muda.

Le flaqueaban las piernas por estar tanto tiempo de pie, pero ya nada le dolía. El viento frío arrastraba unas últimas gotas de lluvia, pero él estaba cubierto por un manto de impotencia que lo hacía inmune a todo. La charla acabó, la banda empezó de nuevo.



Todos los asistentes fueron despidiéndose abrazándolo una y otra vez, así durante cuarenta y cinco minutos; mientras él sólo podía prestar atención a los músicos, que tocaban un repertorio con sus piezas para piano preferidas en versiones para orquesta.


Se prometió que nadie volvería a tocar esas teclas, no quería ver sobre el banco de terciopelo a nadie que no fuese ella. Si conservaba su imagen sobre sus cosas, si no cambiaba nada, ella permanecería.

Las canciones sonaban muy alto mientras él lloraba muy bajo; dos hombres fornidos alzaron el ataúd y lo colocaron en el hueco, empezaron a recortar ladrillos para hacer una hilera sin fisuras mientras a él se le partía en trozos diminutos los diminutos trozos que formaban su corazón.

Solo quedaba él y lo que quedaba de ella, y la banda, amigos de la infancia que tocaban sin parar para hacerle un último regalo que ya no escucharía. Él se imaginaba sus dedos tocando a piano esa misma pieza, ella hizo sonar una última canción: la banda de música y su dolor le impidieron escuchar la acelerada melodía de una muerta enterrada viva rascando la madera con sus dedos.

Sólo un saqueador de tumbas, quince años después, pudo sentir su dolor.

20 comentarios:

  1. Muchas felicidades, Cris, me alegro muchísimo por ti, enhorabuena.

    El relato está muy bien, en realidad me ha gustado más el tuyo que el ganador, pero claro, yo no formaba parte del jurado...

    Cuando he acabado de leerlo, me han empezado a doler las uñas. No hace falta decir nada más :-P

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, gracias por esas palabras, me sonrojo. Supongo que cuando hay cosas interesantes, es difícil decidirse, y algunas cosas son inevitablemente subjetivas. Biquiños!

      Eliminar
  2. Enhorabuena, Cris, un relato estupendo (e inquietante). Me ha gustado mucho también el ganador :-) Admiro mucho los buenos escritos de fantástica y ciencia ficción porque a mí me parece uno de los géneros más difíciles. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ciencia ficción es muy difícil, aunque reconozco que ahí tiré más por el terror, supongo que es más fácil sacar miedos que inventar otros mundos. Biquiños!

      Eliminar
  3. Uffff, qué mal rollo. El relato, quiero decir, no la noticia. La noticia es espléndida. Jajaja. Besotes y muchas felicidades. Me ha gustado mucho!!

    ResponderEliminar
  4. Ays, qué angustia... No me extraña que hayas quedado segunda! Muy buen relato! Felicidades!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari, lo cierto es que da miedito de solo pensarlo. Biquiños!

      Eliminar
  5. Muchas felicidades. No me extraña el reconocimiento, porque es muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias queridiño. Me está dando muchas alegrías este texto, más de las que pensaba. Biquiños!

      Eliminar
  6. Madre mía, mi peor pesadilla! El relato es muy bueno! No sé cómo sería el primero, pero este, desde luego, es estupendo.

    ¡Por favor, a mí que me incineren!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, todo una piropo viniendo de ti. Y sí, es una pesadilla horrible. Biquiños!

      Eliminar
  7. Me ha encantado todos los detalles que conforman la ambientación, y cómo distraen la atención de todos de esas uñas rascando la madera.
    Final espeluznante...
    ¡Gran relato! Enhorabuena ;)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adella, me la he trabajado, que a veces es uno de mis puntos débiles. Biquiños!

      Eliminar
  8. Antes de nada, enhorabuena! Ahora ya he perdido mucha práctica, pero siempre me gustó escribir ficción. De hecho, el año pasado quedé de 2º en un certamen literario, y sin duda es una satisfacción maravillosa :)

    El relato me ha gustado por dos razones: es corto pero intenso (ya se sabe que lo bueno, si breve...), y por el tema misterio/terror que siempre me ha molado mucho (más para escribir que para leer, si cabe).
    A seguir así, Cris!
    Un bico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, y ¿eso dónde puedo leerlo? Yo pienso igual, lo bueno, si breve, dos veces bueno, como dice el sabio refrán. Biquiños!

      Eliminar
    2. Pues en principio quedaron en avisarme todavía sobre las fechas en las que publicarían la colección con todos los relatos del certamen, pero sigo esperando jajaja

      Eliminar
    3. Vale, pues ya me avisarás, que no se te olvide :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.