lunes, 6 de marzo de 2017

La importancia de etiquetar bien una entrada de blog

El otro día me pasé por el blog de Estefanía Alfonso, El rincón literario de Thor y Kira a leer esta entrada sobre un libro llamado "Fragmentos del mal". Me llamó la atención porque su portada era una reinterpretación de mi obra de arte favorita, "El grito", de Munch, que también usé en la portada de mi primera novela.

Lo que Estefanía contaba en su blog sobre el libro me pareció muy interesante, hablaba de relatos sobre tragedias con una explicación racional, hablaba de una narración calculada y convencional y también hablaba de personajes extraños, con importancia de personajes femeninos. Así que allá que me fui a comprar el libro de cabeza. Pero...



Cuando llegó a mis manos, cual fue mi susto cuando vi un cómic que, para más horror, se lee de atrás hacia adelante (porque la portada está en lo que normalmente es la contraportada, y la apertura del libro es por la izquierda). Lo devolví de inmediato (amantes de los cómics, no me odiéis, pero el cómic no es mi fuerte, más bien todo lo contrario).

En cuanto a lo de la forma de lectura, reconozco que el punto de libro de la foto (esta que veis a continuación, y que saco del blog de Estefanía), ya debió de darme una pista, pero es que una cuando se emociona y piensa que la vida es corta y que hay que vivirla se lanza a comprar libros sin más xd!



Pero el tema de que se use la palabra "relatos" en el post me confundió. Como le dije cuando hablamos por twitter, para mí los relatos tienen párrafos, y si va en viñetas con imágenes yo no los llamaría relatos, sino cómic. Como me respondió ella, los relatos no son solo prosa. Puedo entender su postura, y creo que quizá mi problema deriva del hecho preconcebido de lo que es un relato, así que para desempatar me fui a la RAE y a la Wikipedia:




La conclusión que he sacado de ambas definiciones, es que si, por lo general (y ahí está la clave) se representa como texto, pero es la norma general, también tienen cabida las excepciones, y por lo tanto Estefanía tiene la razón. Aunque, siendo sincera, a pesar de las evidencias sigo sin ser capaz de concebir el cómic como un relato.


En cualquier caso, al volver a leer el post y hablar con ella, me habló de las etiquetas, y después de tres lecturas las vi, ahí estaban, al final de su entrada: "Etiquetado como literatura, cultura, Thor y Kira, pintura, #leoycomparto, cómic, novela gráfica, tebeo, tbo, El grito, Fragmentos del mal, Munch, Junji Ito".

Así que, en resumen, si alguien no tenía claro para qué sirve etiquetar un post (yo tampoco estaba segura de la utilidad de las etiquetas), hoy podéis comprobar que es muy útil y que sirve, por ejemplo, para no llevarte un susto cuando te llega a casa un libro que acabas de comprar.

Y tú, ¿cómo usas las etiquetas del blog? ¿Evitas utilizarlas o tienes una lista detallada? Si has tenido alguna confusión como la mía, de comprar algo y que luego fuese totalmente distinto a lo que esperabas porque no mirastes bien la descripción, me encantaría que me lo contases en los comentarios.

-------------------------
P.D. El post de hoy se lo dedico a Estefanía, @ThoryKira en las redes, para que no deje de quererme solo porque soy medio lerda :P

12 comentarios:

  1. Pongo las etiquetas exclusivamente porque me han dicho que son útiles, pero realmente no he profundizado en el asunto y las pongo un poco al buen tuntún.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me queda mucho por profundizar en este asunto. Biquiños!

      Eliminar
  2. Yo tengo una cantidad bastante limitada de etiquetas. E intento no poner más de dos en cada post. No sé por qué, en realidad pero no me gusta poner mucha etiqueta. Será porque mis posts no son fácilmente encasillables. Jajajaja.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intento no poner más de una, y las uso más como para ordenar los post y poder después buscar algo del mismo tema de manera fácil. Biquiños!

      Eliminar
  3. Últimamente me estoy adentrando en el mundo cómic y estoy encontrando muchas joyas. Dales una oportunidad, son un dos por uno: grandes historias e ilustraciones bonitas (soy fan de las ilustraciones).
    P. D. Yo también etiqueto al tuntún, lo reconozco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, solo he leído "Cómo saber si tu gato planea matarte" y sí, fue entretenido, pero no me enamoró tanto como para leer algo más de ese estilo. Biquiños!

      Eliminar
  4. La verdad es que antes solía poner más etiquetas. Ahora que vuelvo a escribir en el blog después de una larga pausa, procuro poner 2 o 3, como mucho (a veces me da la sensación de que tanto etiquetado recarga más de lo necesario).
    Por cierto, me recordaste que, hace ya unos años, yo también les tenía tirria a los cómics (más que tirria, prejuicios, diría yo). El caso es que un día alguien me insistió para que leyese unos cuantos títulos que no estaban nada mal, y oye, me terminó gustando el género. Eso sí, no he vuelto a leer ninguno, pero al menos superé la idea preconcebida que tenía de los cómics xD
    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pero no has vuelto a leer ninguno, te pasa como a mí, sólo que yo leí uno nada más. Biquiños!

      Eliminar
  5. El arte secuencial, como dijo Will Eisner, tiene varios formatos, comic para referirse a las ediciones con grapa, novela gráfica para las historias con lomo y autoconclusivas; cuando es japonés se le llama Manga; también están las tiras cómicas y el clásico tebeo, para referirse a historias tipo Mortadelo o Zipi y Zape. Pero desde luego relato "a secas", no. En todo caso, relato gráfico.
    En mi blog uso cuatro etiquetas que me sirven de pestañas en la parte de arriba. No sé, yo jamás las miro debajo del post y por eso pienso que los demás tampoco. Pero como pestañas para las distintas secciones del blog me resultan útiles.
    Buena entrada y dale oportunidades al comic, se llame como se llame, te encontrarás muchísimas joyas y una manera de narrar que en muchos casos ha ido por delante del cine o la literatura. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces, cuando termino de leer una entrada que me gusta, ya no me paro en mirar si hay algo más. Lo que quiero es leer la chicha del post, y el resto suele ser secundario para mí. Biquiños!

      Eliminar
  6. Llego un poco tarde, lo siento, pero ando liada con muchas cosas.
    En primer lugar, gracias por dedicarme la entrada. Recuerdo ese día y lo que me reí charlando contigo por TW.
    En segundo lugar, yo sí miro las etiquetas,para mí son importantes, no tanto como el contenido del post, como es lógico, pero me sirven de información adicional.
    Para terminar, el cómic es un arte en dos sentidos: gráfico y textual. Y, como todas las expresiones artísticas, gusta o no, pero para saberlo no hay que tener prejuicios, más bien hay que darle alguna oportunidad. Por ejemplo, a mí no me gusta la novela romántica, y para poder decirlo no he leído solamente un libro ni un autor, sino que han sido varios.

    Un besote y no, no te tengo tirria :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero te reíste conmigo o de mí? :P No, en serio, confusiones a parte, te aseguro que lo intenté varias veces, pero el cómic no es lo mío, definitivamente no. Aún así, creo que hay verdaderas joyas en ese género y me alegro de que exista quien las disfrute. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.