lunes, 22 de mayo de 2017

Sólo tienes una oportunidad para atrapar a tu lector

Una de mis frases preferidas, cuya autoría no recuerdo, dice algo así: "No tendrás una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión" (corrijo, ahora sí sé de quién es la frase, me ha chivado Ana González Duque que es de Oscar Wilde). He leído con acierto en más de una ocasión que las partes de la novela más importantes para atrapar al lector son la primera frase, el primer párrafo, la primera página y el primer capítulo. Si consigues que se interese de verdad por todo eso, tienes casi asegurado que continúe leyendo hasta el final.


Pero en el inmenso océano de libros que se publican cada día, ¿cómo conseguir que le den esa primera oportunidad al nuestro? Hay muchas formas de intentarlo, una que está en alza es regalar tu libro por un período limitado de tiempo. ¿Funciona? A veces sí, a veces no. Y, de todas esas veces que funciona, muchas de las personas que se lo descargan lo hacen porque es gratis y no porque se hayan parado a valorar con detenimiento si realmente les interesa, por ello esos lectores contribuyen a subir la posición del libro en el ránking de ventas de Amazon, por ejemplo, pero no leerán el libro y, por lo tanto, no lo reseñarán, ni lo recomendarán, ni harán ningún comentario al respecto sobre el en ninguna parte, y eso como autores no nos interesa.


-"Para seguir caminando siempre hay que dejar algo atrás". (La Ciudad de la Memoria - Santiago Álvarez).

Otra forma de intentar conseguir ventas que he visto en los últimos tiempos, es que el autor regale el libro anterior al que está promocionando en ese momento, para permitir a los lectores descubrir su forma de escribir sin coste alguno y que así, quizá, se animen a comprar el nuevo título. Pero puede pasar lo mismo que en el caso anterior, o puede que, aunque sí lean el libro y les guste mucho, cuando terminen prefieran cambiar de registro y de autor y no se lancen a comprar el libro actual, y después éste quede en el olvido.

De todas las maneras novedosas de intentar ampliar tu rango de lectores que he visto en los últimos años, la que más ingeniosa me ha parecido es la de regalar el primer capítulo de la novela. Si de verdad el escritor consigue atrapar al lector en la primera frase, el primer párrafo, la primera página y el primer capítulo, dicho lector querrá saber más, y la única forma de conseguirlo es comprar el libro para poder seguir leyendo.

Ejemplos prácticos de este método en mi caso tengo muchos, el último ha sido "La Ciudad de la Memoria", de Santiago Álvarez. Conocí a este autor a través de su concurso de microrrelatos noir en Twitter con el hastag #140tirs. Fui a su perfil para ver quién promovía un concurso que me llamaba tanto la atención y me topé con sus novelas, la primera, esta de la que os hablo.

Me puse a leer la sinopsis, en la que se hablaba de una estudiante en paro que empieza a trabajar con un detective privado muy particular. No se trataba de la típica novela donde los personajes se enamoran y el misterio de la investigación es secundario. Lo que tenía ante mí era una novela puramente noir donde los personajes, perfectamente construido, son tan importantes como el misterio que tratan de resolver. Ambas cosas casan a la perfección y es esa unión la que consigue que, tras leer el primer capítulo (que el autor ofrecer de manera gratuita), no tengas más remedio que comprar la novela y ver cómo termina.


"El nuestro es un mundo de carroñeros y quien ignora esta verdad acaba convertido en presa". (La Ciudad de la Memoria - Santiago Álvarez).

En definitiva, que si la sinopsis de un libro me gusta mucho y me regalan el primer capítulo, es mucho más fácil que compre el libro. Y esto es una buena lección no solo como lectora, sino también como autora, que me ha dado un enfoque nuevo sobre la promoción de los libros.

¿Cuál es la manera más efectiva de que un libro consiga picarte la curiosidad? ¿Alguna vez te han regalado el primer capítulo de un libro y has terminado comprándolo? Me gustaría saber cuál es vuestra experiencia sobre esta manera de promocionar historias y si la consideráis efectiva. Nos vemos en los comentarios.



12 comentarios:

  1. La frase primera es una de mis favoritas de Oscar Wilde ;D. Muy buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambiado. Gracias por la aportación Ana, ya pensaba que era otro anónimo de esos :P Biquiños!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho el post. No es fácil hoy en día, pero siempre hay posibilidades para ser original y resaltar en el mar editorial. A mí sí han logrado engancharme con el primer capítulo gratuíto de una novela. Entre otros autores, quizás conozcas a la autora a la que me refiero ahora. Es una chica muy maja llamada Cristina que tiene un avance de la novela y un booktrailer muy prometedores. Me han prometido que en una semanita tendré el libro en casa, a ver si es verdad jejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡que me sonrojo! Qué ilusión me hace. Ya me contarás qué tal eh? Eso sí, ten en cuenta que es la primera novela, estoy mejorando con la segunda, lo prometo. Biquiños!

      Eliminar
  3. No sé si regalar el primer capítulo es infalible porque es lo que tú dices, no es un factor que cierre una venta de un libro.
    Yo creo que un inicio potente es la clave, y no se trata de engañar o vender humo, sino todo lo contrario, se trata de lograr captar la atención. Es difícil, muy difícil hablar de teoría y llevarlo a la práctica. Otra cosa es que el lector te de la oportunidad por el motivo que sea.

    Voy a ver si encuentro un buen inicio a mi novela :P

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ve a hacer ese gran inicio, que yo tengo ganas de leerte :) Biquiños!

      Eliminar
  4. Los primeros capítulos son muy importantes, y las reseñas también. Pero a veces hay reseñas muy apetecibles y muy bien escritas y las obras luego son un "truño". Bicos Cris!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto eso, pero es que también hay mucho amiguismo, pero eso siempre va a estar ahí. Biquiños!

      Eliminar
  5. Ay, Cris, si conociera el secreto ten por seguro que estaría utilizándolo a diario. No sé si lo del primer capítulo funciona. Alguna vez que me he bajado un primer capítulo para ver qué tal la novela, al final he acabado por no leerlo: estás navegando, o trabajando o lo que sea, ves el anuncio, te llama la atención, te bajas el capítulo y lo guardas en el disco duro. Luego..., luego se te olvida. Al menos a mí suele pasarme eso.

    De cualquier forma, es una posibilidad. La probaré y ya te contaré qué tal ;-)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, no digo que sea infalible, pero conmigo ha funcionado, por ejemplo, en este último caso. Así que por probar, que no quede :) Biquiños!

      Eliminar
  6. Si el primer capítulo promete, pues creo que sí, que es muy buena técnica para vender. Pero si no sabe enganchar... Así que en este caso creo que depende. Y sí, más de una vez he leído el primer capítulo de un libro y he terminado comprándolo. Y hay ocasiones que no. Que he sido hasta incapaz de terminar ese primer capítulo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que siempre es positivo dar una muestra del libro, porque la sinopsis puede quedarse muy corta, hay sinopsis que te enganchan y luego en el primer capítulo ya sabes que no te va a gustar, y con la de pendientes que tenemos por leer (al menos yo) creo que es una buena manera de decidirnos. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.