lunes, 8 de mayo de 2017

Todo lo que Passengers me enseñó sobre escribir novela negra

Como lectora y escritora de novela negra sé que la intriga es un elemento clave, pero, ciertamente, también lo es en cualquier otro tipo de historia. Lo que nos engancha como lectores, lo que provoca la necesidad de seguir leyendo es querer saber qué va a pasar a continuación y cómo va a resolverse el conflicto principal.

Así que ahora os pregunto: ¿cuántos hilos son necesarios para tejer una buena tela de intriga? Podéis pensar en los casos de asesinatos, donde están la víctima, el asesino, la policía, y algunos personajes secundarios. Pero después de ver la película Passengers he podido comprobar que con tan sólo dos personajes y un conflicto es suficiente. Os explico cómo.


Por si no la habéis visto ni sabéis de qué va, esta película habla de un viaje interestelar que dura ciento veinte años y que transporta a pasajeros que van a otro planeta ya colonizado por la Tierra. Como el viaje es tan largo, para llegar a ese planeta deben hacerlo en cápsulas de hibernación que se abrirán cuando lleguen a su destino.



La nave va con el piloto automático y con grandes medidas de seguridad para que todos lleguen con vida, pero, a pesar de ello, tras un fuerte impacto que provoca daños en la nave una de las cápsulas se avería y uno de los pasajeros, Jim Preston, despierta ochenta años antes de llegar al final del trayecto.

Lo sé, estáis pensando que lo que tiene que hacer es arreglar la cápsula para poder sobrevivir y terminar el viaje. Y eso hace durante un año, aproximadamente. Si veis los carteles de las películas no os hago un spoiler si os digo que en ese primer año no lo consigue y que, al sentirse tan solo, toma la difícil decisión de despertar a otra pasajera, Aurora Lane (acá Jennifer Lawrence, que en los carteles y demás imágenes promocionales de la peli aparece despierta, como veréis, por eso decía que no estaba haciendo un spoiler).

Jim está solo la primera mitad de la película (también hay un barman, pero como si no estuviese, porque es un robot). En la segunda mitad se le une Aurora, y os aseguro que la trama es lo suficientemente potente e interesante estando uno solo o los dos, y nadie más.

¿Conseguirán arreglar las cápsulas y llegar a destino? ¿Sufre la nave algún daño realmente grave a parte de la rotura de una sola de las cápsulas? ¿Qué pasará si Aurora se entera de que el culpable de su situación no es otro que la única persona a la que podrá ver el resto de su vida?

El punto de partida y la construcción de los personajes hacen que no puedas desviar la atención de la pantalla ni un solo segundo. Y no se necesita nada más. De hecho, incluso el escenario de ciencia ficción es sólo una excusa para la historia, así que tanto si te gusta el género como si no, disfrutarás igualmente.

Viendo una película como esta podemos aprender mucho sobre escribir novela negra o cualquier tipo de novela: un punto de partida interesante, intriga y personajes muy bien construidos (aunque solo sean dos) y los lectores quedaremos enganchados hasta leer la palabra "Fin".

Y tú, ¿has visto la película? ¿Te gustan las historias con muchos personajes y tramas secundarias o prefieres las lecturas más sencillas que se centren en algo potente e importante? ¿Has visto alguna película que te haya enseñado algo sobre cómo escribir? Me gustaría conocer tu opinión en los comentarios.

6 comentarios:

  1. La peli me gustó. Y me gustó sobre todo esa sensación de soledad del protagonista. Difícil esa decisión que tomó. No puedes evitar pensar en qué harías tú en esa misma situación... Y es difícil, muy difícil. Y visualmente es una maravilla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy, muy difícil. Yo tampoco sé qué habría hecho en su lugar. Biquiños!

      Eliminar
  2. No la he visto, por lo que no puedo opinar de ella. A mí, más que un punto de partida interesante (que también),lo que me suele enganchar es la relación entre personajes. Películas como "El método" o "Un dios salvaje" se centran en un grupo de personas encerradas en una habitación y me encantan. Ponerlos en una situación con la que sea fácil enfatizar (¿qué haría yo si estuviera en su situación?) y dejarse llevar por unos buenos diálogos. A mí me basta con eso. Así que creo que 'Passengers' me gustaría, ¿no?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan ese tipo de pelis. En la misma línea está "El examen", que me encantó, y también "La habitación de Fermat", no tan buena, pero muy entretenida igualmente. Te las recomiendo, y "Passengers" te la recomiendo también, yo no quería ni verla y me sorprendió muy gratamente. Biquiños!

      Eliminar
  3. A veces nos sorprenden las películas (y libros, documentales, series) por la falta o el nulo interés. En mi caso ocurrió algo extraño: en una novela en la que estoy trabajando (guiño, guiño) hay un determinado momento donde cuento que el protagonista ha escrito una novela sobre dos amantes que, por circunstancias ajenos a ellos, se ven forzados a tomar una decisión importante en medio del espacio profundo.
    Bien, cuando vi el trailer de Passengers me recordó mucho a esa idea y ya creó en mí un interés muy alto. Sin embargo, mientras la veía, lejos de disgustarme (y alegrarme porque no tiene nada que ver) me quedé con la satisfacción de haber pasado un buen rato. Es una peli entretenida.

    Y entrando ya en el tema que expones, estoy totalmente de acuerdo. Muchas veces las películas nos enseñan o nos aportan ideas para escribir, ya sea por un personaje en concreto, una situación o por el tipo de narración.
    Dado que no soy ningún experto en novela negra, no sabría dar una opinión fundamentada, pero sí sé que a la hora de crear intriga, esta película no falla.

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me ocurrió a mí con esta película fue que iba con las expectativas tan, tan, bajas, que me impactó muchísimo. A veces es mejor esperar poco y sorprenderte gratamente, que al revés. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.