miércoles, 12 de diciembre de 2018

Vamos a contar mentiras


Cuéntame que nunca me has odiado, que ya me has olvidado, que siempre te he sido indiferente. Dime que esta entrada de blog no es para ti. Susúrrame en la boca que no sientes curiosidad por leer la frase que esconde el último punto y final.

Dime que siempre me has contado la verdad, que nunca hubo una palabra falsa entre las tuyas. Porque si me lo juras, si me prometes que nunca me has mentido, entonces yo te contaré todas las cosas que te he dicho y que no son ciertas.

¿Seguro que quieres saberlo todo? Está bien, no me guardaré nada.

Se trata de un equipo de cuatro personas muy diferentes entre sí, pero unidas por un objetivo común. Las conocí por casualidad. Una defendía las libertades, otra amante de la botánica. A la tercera le encantaba viajar porque no tiene miedo de lo diferente y la última persona de esta lista dibujaba lo que no se ve a simple vista. Estaban locas si creían que objetivos tan sencillos iban a llegar lejos. O quizá no, porque escondían mucho.

No te diré si eran hombres o mujeres porque no importa en este asunto. Este equipo era consciente de que diciendo la verdad se llega lejos, pero que para encontrar el coraje de enseñarla antes hay mucho que mentir y que ocultar, y eso es lo que hicieron.

Si eres una buena persona la mentira te hará más daño a ti que a nadie, sólo así las entenderás. Pero si la verdad no te interesa, entonces las personas de este equipo no te importan, porque eso es lo que muestran: todo lo que se nos oculta.

Si te las cruzas por la calle no las mires a los ojos, a no ser que tengas el valor suficiente, porque puede que te descubran más sobre ti mismo que sobre las razones que les llevaron a hacer lo que hicieron.

"La mentira está presente en el ADN humano. No es un hecho científico, como tampoco lo es la existencia del alma, pero es una verdad universal."

Tuvieron la insensatez de acabar lo que empezaron, y eso fue lo que las condenó. Se descubrieron. Al final se supo la verdad, su verdad, la de todos.

Sí, sé que te he dicho que su identidad no importa, pero entiendo que sientas curiosidad. Yo no voy a revelarte nada, no quiero que me persigan por descubrirlas. Son peligrosas, muestran el lado oscuro del mundo y no quiero que esto me salpique. Pero si aún estás decidido a conocerlas, entonces búscalas. No te será difícil dar con ellas, parece que no le temen a nada.

Pero antes de eso, antes de que cruces a su lado y ya no haya vuelta atrás te aconsejo que conozcas cuáles son sus mentiras. Mentir es adictivo, y leer sobre ellas también. Si vas en su busca nunca habrá vuelta atrás.


-------------------------

Una buena novela siempre nos engaña, no hace falta que sea novela negra para que lo hago. Las buenas historias están hechas de intriga, de ese deseo por saber qué va a pasar a continuación. Siempre hay algo que parece sencillo y que, al final, nos lleva por senderos que no imaginábamos. Esa parte de la historia es lo que engancha al lector. Por eso, se trate de una novela negra o no, la mentira está presente en toda buena historia.

Si te ha gustado este texto sobre la mentira y si también te has interesado alguna vez por el arte de engañar en literatura, te animo a que leas "Vamos a contar mentiras" un libro compuesto por los relatos de Inma Bretones, Izaskun Albéniz, Laila R. Monge y Pilar G. Cortés. En estas historias se habla sobre el arte del engaño, cada uno en su respectivo género (como no podía ser de otra manera, el que haya un relato negro criminal me animó mucho a hacerme con este libro).

Además, todos los beneficios que saquen de la venta de esta novela (que, por cierto, puedes leer por menos de tres euros) van destinados a Open Arms.

Aunque parezca mentira, para mí fue una experiencia muy grata. ¿Te animas a dejarte engañar?

4 comentarios:

  1. No tengo kindle pero ya tengo este libro en el móvil. Otra cosa es ahora ponerme a leerla, que por ahí voy siempre muy lentita, que me cansa más. A ver si estos Reyes me traen un kindle...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que este libro no es muy largo, seguro que lo lees en una patada, ya verás. Biquiños!

      Eliminar
  2. Me encanta que me mientan (en literatura, claro está). Pinta muy bien, así que me lo apunto. Besotes!!

    ResponderEliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.