jueves, 9 de mayo de 2019

Cuestión de esencia


La decisión de leer un libro se toma en base a algunas variables como la portada, la sinopsis, el género o el autor, entre otras. No puedo decirte en qué me baso la mayoría de las veces, porque hay momento para todo; pero sí me gustaría hablarte de por qué a veces leo libros sin más referencia que la de haber leído al autor.


Conectar con una historia es difícil, por eso creo que las ventas de un libro y las lecturas terminadas no son lo mismo. Hay escritores que son para mí razón de peso suficiente para comprar su libro y es precisamente por una cuestión de conexión, porque sé lo que me voy a encontrar en cuanto abra la primera página. Ir a lo seguro no tiene por qué ser malo.

Uno de estos autores es uno de mis referentes en novela negra, se trata de Carlos Laredo y de la serie que tiene por protagonista a José Souto, apodado el cabo Holmes. Cuando él escribe un libro sé que tendré un misterio sin resolver, que me llevará de la mano hasta el final sin tomarme el pelo, que podré saber un poquito más de la vida de esos personajes que ya son casi como de la familia y sé, sobre todo, que me olvidaré del mundo para meterme la historia.

Si todos dijéramos siempre lo que pensamos, querida, el mundo sería insoportable.

Después de leerme cuatro libros, el quinto, El caso Pereira, no me ha decepcionado porque Carlos Laredo es mucho Carlos y sigue siendo muy Carlos.

En El caso Pereira nos acercamos un poco más a la vida del cabo y de su amigo Santos, y también de todos esos personajes secundarios entrañables que forman una parte importante de la vida de Souto. Además, nos encontramos ante el secuestro de un importante empresario gallego y tendremos que tratar de averiguar qué ha pasado con él.

Para mí la buena novela negra debe tener un componente de denuncia y todas las novelas de Laredo lo tienen; en esta se trata el tema de la corrupción urbanística. Además, retrata a la sociedad gallega bastante bien, y las descripciones de los parajes donde se ambienta son magníficas (y lo digo porque tengo la suerte de visitarlas cuando quiero).

Pero lo que más gracia me hace es ese contraste que hace entre la personalidad de Souto, gallego desde la cuna, y su gran amigo Santos, un madrileño hombre de mundo, ya que ambos tienen una visión de la vida muy diferente:

- ¿Qué pasa, en Madrid nunca hay tormentas?
Santos se echó a reír.
-¡Ya lo creo! El otro día hubo una terrorífica: algunas olas del estanque del Retiro llegaron a alcanzar, aunque no te lo creas, cerca de veinte centímetros.

En más de una ocasión he soltado una carcajada sincera, y eso es algo que se agradece en medio de tanto noir. La risa en una novela de este tipo es como la sal laminada encima de un buen trozo de carne recién cocinada.

Algo que quiero destacar es que esta novela es la primera que publica con Kokapeli Ediciones, una editorial a la que Sinerrata Editores confió esta serie cuando echó el cierre. Me alegra que se haya respetado la esencia del cabo Holmes, y aunque la edición no es tan redonda como las que hizo en su momento Sinerrata (pero es que, ciertamente, por esta editorial sentía especial debilidad) creo que han hecho un buen trabajo, así que ojalá pronto nos permitan seguir disfrutando con las aventuras de nuestro querido cabo Holmes.

¿Has leído esta serie noir? Si lo has hecho, ¿qué es lo que más te gusta? Y, si no lo has hecho, dime alguna serie de novela negra que te apetezca recomendarme. Soy toda ojos.

6 comentarios:

  1. Hola riquiña: he leído los tres primeros de la saga y me alegra coincidir contigo. Apunto los otros tres para la infinita, aings 😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que los vas a disfrutar. Ya me contarás. Biquiños!

      Eliminar
  2. Hola, Cris.
    Pues no conocía esta serie ni al autor. Tomo nota porque siempre está bien conocer nuevas historias recomendadas por lectores de confianza ;)
    No he leído muchas series de novela negra, me gusta ir saltando de libro en libro y de autor en autor. Pero te recomiendo la serie Berlin Noir y las sucesivas novelas protagonizadas por Bernie Gunther, todas ellas escritas por Philip Kerr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena, porque el cabo Souto me parece genial. Me apunto esa que me dices. Biquiños!

      Eliminar
  3. Pues no he leído esta serie, así que tomo buena nota. En su momento estuve muy enganchada a la serie de Donna Leon. Llevo ya unos cuantos años sin acercarme a ella. A ver si la retomo. Me gusta mucho también el inspector Leo Caldas de Domingo Villar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira tú lo que se descubre, a esos tampoco los conocía. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.