lunes, 18 de abril de 2016

¿Cuál es el precio de escribir lo que quieres?

Me he mudado a una nueva web. Si quieres leer esta entrada puedes hacerlo en el siguiente enlace:


Te espero en mi nueva casa. ¡Muchas gracias por acompañarme!

12 comentarios:

  1. Felicidades por esta preciosa y certera reseña Cris. Como tú he leído y apoyado a Isaac Belmar, y sí, también me declaro una fan incondicional de su forma de escribir, de su misterio, de su estilo. Es este un ejemplo de intensidad en la escritura, de hacer de una historia cotidiana el mejor ejemplo de la LITERATURA. Me ha pasado como tú, he tenido que ponerme a hacer la reseña días después, sosegada, pausada, porque mientras leía al autor se me aceleraba el corazón y no paraba de pensar en lo bonito que escribe.
    Aprovechando este post quiero recordar que fue gracias al primer libro de Isaac que en parte conectamos en Twitter Cris. Abrazos grandes, y recordemos lo bonito de la literatura y lo capaz que es de unir almas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes, Tensy? Tú eres de esas personas que, cuando miras atrás, te parece imposible que exista algún momento en el que no hayan estado. Así que no recordaba que fue ese momento en el que nos conocimos, pensé que siempre has estado, porque me parece inconcebible estar por la blogesfera y no conocer tu página.

      Cierto, esta lectura requería de una reseña meditada y especial, y así la ha tenido, en tu caso y en el mío. Qué casualidad que las dos primeras reseñas sean de dos gallegas, y mira tú dónde va a terminar la historia. No sé, por una vez me parece todo muy poético y muy genial.

      Gracias por pasarte :) Biquiños!

      Eliminar
  2. Pues me has dejado intrigada con quiénes serán esas reinas... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no me lo imaginaba, pensé de todo menos lo que eran. Cuando pienso que ya nada puede sorprenderme, llega gente como Isaac, y ¡zasca! Biquiños!

      Eliminar
  3. Qué gran reseña! Desde luego sabes dejar con ganas. Libro más que apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ganas me dejó este autor, me hubiese leído otras tantas páginas, no quería que la historia terminase :( Biquiños!

      Eliminar
  4. Tiene buena pinta el libro. Se te ha olvidado añadir que en ocasiones, el precio es ese, aunque los lectores sean poquitos.
    Otras veces también tendrás que lidiar con la incomprensión o con los comentarios condescendientes, o recomendaciones en plan "Por qué no escribes algo en plan Los juegos del hambre y pegas el pelotazo.
    A veces cuesta mantenerse uno en su línea, pero pienso que la autenticidad merece la pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me dicen "¿Por qué no escribes algo en plan 50 sombras de Grey? Cuando seas millonaria ya escribirás lo que quieras." En fin...

      Eliminar
  5. ¡Una reseña genial, Mandi! :D
    Voy a tener que leer algo de Isaac, sí o sí :D
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, o sí. Y además, si quieres empezar a conocerle, en su blog hay relatos muy buenos. Bucea un poco por allí, te lo recomiendo. Biquiños!

      Eliminar
  6. Anoche terminé de leer "Tres reinas crueles" y estoy totalmente de acuerdo contigo: la prosa de Isaac Belmar es personalísima, y por eso me ha gustado tanto. Me encanta encontrar autores así, con tanta personalidad, que saben desmarcarse del resto. No había leído nada largo de Isaac, pero sí algunos relatos y sus estupendas entradas en Hoja en Blanco, y me he hecho lectora-fan de este escritor. La semana que viene publico reseña en mi blog. Por cierto, la tuya es estupenda por apasionada :-))) Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegro de que te haya gustado. Estaré atenta para leer tus impresiones, me encanta leer a Isaac y me encanta ver opiniones de los demás, porque de sus textos hay muchas apreciaciones y seguro que se me ha escapado alguna. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.